Un muerto y 36 heridos por accidente de tráfico en Camagüey


Una persona falleció y otras 36 sufrieron heridas a causa de un accidente ocurrido hoy al chocar un camión de transporte de pasajeros contra una camioneta en una carretera del municipio Santa Cruz del Sur, en la provincia de Camagüey.

Entre la treintena de heridos que fueron trasladados al hospital Manuel Ascunce Domenech hay cinco reportados en estado grave sin peligro para la vida, mientras dos niños se encuentran bajo “vigilancia especial” en el pediátrico Eduardo Agramonte Piña, según informaron medios estatales.

Además, indicaron que un equipo de especialistas del Ministerio del Interior investiga las causas en el lugar del accidente.

Foto: Leandro Pérez Pérez / Adelante.

Hace dos días se reportó otro accidente de tráfico masivo que dejó un saldo de tres muertos y otras 30 personas heridas al volcarse un autobús de pasajeros en Holguín.

Los accidentes de tráfico son la quinta causa de muerte en Cuba, donde el pasado año se registró un siniestro cada 47 minutos, para un promedio de un fallecido cada 12 horas.

Foto: Leandro Pérez Pérez / Adelante.

En el primer trimestre de este año el número de accidentes masivos se disparó de manera alarmante en el país caribeño, donde se han reportado más de 4.400 muertes por esta causa desde 2012, según datos oficiales.

Un reciente informe divulgado por la emisora estatal Radio Reloj indicó que entre enero y octubre de 2018 se habían registrado más de 8.000 accidentes de tráfico en la isla.

En 2017 se registraron 11.187 accidentes de tráfico en el país caribeño con un saldo de 750 muertos y 7.999 heridos, de acuerdo con informes de la Comisión Nacional de Seguridad Vial.

Cuba en la mirada de Sebastián Miquel


I.

Henri Cartier-Bresson estuvo dos veces en Cuba, primero en 1934 y luego en 1963. Para la primera vez era un joven de 26 años; Cuba recién comenzaba el escabroso camino de una posrevolución, tras la cadena de acciones colectivas que tuvieron lugar entre 1930 y 1933. En la segunda ocasión, el francés era ya un fotógrafo reconocido a escala global. Registró cómo la épica de la Revolución triunfante en 1959 tomaba cauce en la vida cotidiana.

La imagen del joven rebelde con fusil fue el más poderoso símbolo de la Revolución del 59. Las armas estaban en todas partes. Burt Glinn las registró cumplidamente. Su presencia constante traía incómodo a Cartier-Bresson por una razón mundana: el riesgo de un disparo accidental.

Sin embargo, la narrativa del fusil apuntaló un problema más profundo. Ponía en primer plano al Ejército Rebelde, un ejército popular, al tiempo que dejaba fuera de foco la lucha del pueblo cubano a través de múltiples repertorios (militares, culturales, cívicos, gremiales, sindicales, etc.) para conseguir la victoria de 1959.

El mismo pueblo había hecho la Revolución del 59 fue fotografiado por Cartier-Bresson en el entierro de Benny Moré, el más grande músico popular de la historia de Cuba. Esas fotos no son tan conocidas como las de los “fusiles”, y rara vez se les pone en relación.

Foto: Sebastián Miquel.

II.

Los símbolos que el proceso de la Revolución cubana generó son muy distintos según la mirada que la interpela: por un lado, imágenes de los líderes, del pueblo trabajador, de pioneros sonrientes, o, en otro horizonte, imágenes de ruinas, residuos y derrumbes.

Otro código omnipresente sobre Cuba y su Revolución ha sido el de lo “real-maravilloso”. Este recuerda la fotografía de viajeros del siglo XIX. Donde allí había ciento cincuenta “indios” o “africanos” posando con sus vestuarios típicos frente a un paisaje “remoto”, ahora posan cubanos en una marcha por el 1ro de Mayo.

Es irónico, porque no es la organización obrera lo más destacable del sistema político cubano, que prohíbe las huelgas, hace a los sindicatos depender del Estado, y organizó a los trabajadores por cuenta propia (algo parecido a trabajadores “autónomos” en otras latitudes) en un sindicato único, juntando indistintamente a los propietarios y a sus empleados.

Siguiendo el mismo tópico, pero en otra acera, los mismos cubanos posan frente a un edificio a punto de derrumbarse, trastocado en la imagen de la ruina de todo un país.

Es irónico también, puesto que el régimen político cubano ha producido una vasta bibliografía sobre su “excepcionalismo” precisamente por lo contrario: poder sobrevivir respecto a otro derrumbe mayor: el soviético.

Cada uno de esos códigos ha sido fotografiado hasta la redundancia para repetir el tópico de las “dos Cubas”: la que imagina la revolución vs la contrarrevolución, la de la propaganda vs la realidad.

Foto: Sebastián Miquel.
Foto: Sebastián Miquel.

III.

En esta muestra, Sebastián Miquel, gran fotógrafo y también profesor de Ciencia Política, rehúye a conciencia la dicotomía. Miquel recupera el diálogo posible entre las fotos de fusiles de Cartier-Bresson y las del entierro de Benny Moré.

Entre las fotos del francés de 1963 hay una en que la que aparecen conversando con tranquilidad un joven rebelde, con fusil al brazo, con una elegante muchacha. Ambos sonríen, podría pensarse que flirtean. Entre las fotos de Sebastián Miquel hay una que recuerda aquella: dos jóvenes conversan tranquilamente. Ahora no tienen fusiles, son enfermeros. Ambos sonríen, también flirtean.

En la imagen de esos elegantes enfermeros, la medicina es un símbolo poderoso de la Cuba revolucionaria. La mayor de las Antillas es, según la UNICEF, el único país de las Américas sin desnutrición infantil, tiene la tasa de mortalidad más baja de las Américas, ha graduado más de 130,000 médicos desde 1961 y, según la OMS, cuenta con un sistema de salud ejemplar para el mundo.

Al mismo tiempo, el ojo de Miquel recoge unos músicos populares en algún bar, presumiblemente de los que hacen “sopa” para turistas en La Habana Vieja. La música es el símbolo universal más potente de Cuba, un país que tiene un sistema de formación escolar en música de perfil universal, con matrícula gratuita y con calidad. Sin embargo, Miquel prefiere concentrarse en músicos “de la calle”.

Foto: Sebastián Miquel.

Quizás se localiza en la lógica de esa foto la concepción que recorre la muestra de Miquel: explorar la noción de pueblo, las formas de gestación de la cultura popular, la fuente antropológica de la “alegría” del pueblo, y situar en la política, y no en algún atavismo nacional, la posibilidad de entender sus tragedias.

IV.

Miquel dice también que la cultura cubana no se construyó en un pasado, que solo sería dable proteger. La cultura cubana es la cultura del pueblo de Cuba, y tiene múltiples y continuas instancias de creación. Sin “la calle”, vale para los museos y para contener emergencias sociales y políticas, usando para ello la considerada “buena cultura”.

La mirada del argentino complejiza cualquier noción de “buen entendimiento” en torno a la cultura y sobre el pueblo que la crea. Afirma también que el Estado socialista está detrás de los enfermeros que se enamoran, pero que asimismo está detrás de la mujer con peluca, con trazas inequívocas de cómo la pobreza y el hambre han asediado su cuerpo.

Miquel parece creer que el Estado cubano es responsable por todos ellos.

V.

El fotógrafo suma a su repertorio de símbolos el de un mecánico “estatal” haciendo su trabajo en una oficina-taller repleta de rostros de líderes que cuelgan de las paredes, efigies que no logran intercambio alguno con la realidad que sucede pared afuera. La misma imaginación que llevó allí, en esa forma, tales rostros, es responsable de haber creado un distanciamiento político que en la foto parece más lóbrego que la sordidez normal en toda burocracia.

Foto: Sebastián Miquel.

La foto de Miquel recuerda una similar de Iván Cañas (“El secretario”, de la serie Fábrica Girón, 1972). El parecido de familia entre ambas imágenes muestra la extraordinaria capacidad de la burocracia para reproducirse, de idénticos modos, y separar la realidad respecto a la pared que sostiene sus consignas. Ambas fotos muestran una continuidad: los peligros de confundir la planificación con la nación, la Revolución con el Estado y la producción económica con el sentido de la vida.

Esa foto de Miquel contrasta con otra imagen suya que celebra la alegría de otro mecánico.

Foto: Sebastián Miquel.

El término “mécanico” tuvo connotaciones negativas en el pensamiento que produjo la “democracia americana”, por ejemplo, en Thomas Jefferson. El político y propietario de esclavos se refería a un uso común entonces de la palabra: los obreros asalariados, los que trabajaban con sus manos, y dependían de otro para vivir. Los que, según esa lógica, vulgarizan la democracia, la corrompen, pues pueden entregar su voto al patrón que los domina.

En la foto de Miquel tampoco aparece un obrero “realista socialista”, ideología que sustituyó el concepto de ciudadano por el de proletario. El de Miquel sonríe y arregla un motor. Produce lo real desde el inmenso universo que es un angosto pasillo, todo su taller. No hay una sola foto en él, pero abunda la referencia a la vida que surge, se organiza, resiste e inventa “desde abajo”. Ese mecánico es un ciudadano-trabajador. También, es pueblo especificado más allá de la “masa”, a la soviética, y más allá de la “multitud”, a lo Negri.

Otra foto advierte sobre el mismo problema: el viejo carro americano simboliza pasado y presente en Cuba, pero el pasado-futuro encarna en las olas del Malecón, que han estado ahí, y estarán, por siempre. Es un recordatorio de la difícil relación entre necesidad y voluntad, entre estructura y agencia, allí donde el “voluntarismo” ha sido un mal endémico de la planificación burocrática cubana, pero también la clave de algunos de los logros más insólitos del proceso revolucionario.

Foto: Sebastián Miquel.

VI.

Pero Miquel afirma también otra cosa: nosotros mismos, el pueblo de Cuba, somos responsables por todos ellos, por los enfermeros felices y por la mujer empobrecida con su triste peluca, que nos recuerda que la dignidad puede ser algo tan extraño como empecinado.

Como son responsables esos dos ciudadanos que hablan, con los rostros tapados para la cámara. Una de ellos, la de barriga heroica, puede estar tramando cualquier cosa (una referencia lumpencapitalista en versión socialista), pero también puede ser la imagen del dolor siendo narrado a un compañero.

Foto: Sebastián Miquel.

En todo caso, la foto tritura cualquier estereotipo entre lo que se supone que es y lo que podría ser. Nos interpela contra la exclusión que ya habita en la representación. Grita que en Cuba necesitamos una nueva política hacia la diferencia, como en esa foto de Miquel en la que la raíz se anuda en la pared, y le impide, atónitamente, derrumbarse.

VII.

Cuba cuenta con larga tradición de fotografías capaces de insertar sucesos nacionales dentro de cadenas de acontecimientos de enorme impacto global.

El primer fotorreportero de la historia de Cuba, el español José Gómez de la Carrera, dejó constancia durante la guerra de 1895-98 del fin del imperio español y del nacimiento de los nuevos imperios modernos: el estadunidense y el propio de la fotografía. Dio rostro a todos los lados de la guerra, registró la política de la “Reconcentración” –la experiencia pionera global de los campos de concentración nazis–, el hundimiento del Maine y el entierro de sus víctimas. Esos sucesos marcaron el inicio del drama mundial del “98”.

En los años 1930, Walker Evans registró la Cuba que vivía bajo la dictadura de Gerardo Machado. La serie del fotógrafo que mejor retrató la Gran Depresión (1929-1933) mostró al país como parte de esa saga global.

Evans supo ver cómo afectaba la crisis específicamente a los negros cubanos, como había hecho con los trabajadores con su célebre foto “Damaged”, esta para el caso de los Estados Unidos.

Foto: Sebastián Miquel.
Foto: Sebastián Miquel.

Como Evans, Miquel propone otra intervención perturbadora: todos los sujetos que fotografía son negros.

La “raza” es otro tema candente hoy en el país. La mirada del fotógrafo argentino recuerda cómo Cuba vive otra vez sus crisis, pero también cómo esta afecta de modo desigual a diferentes sectores sociales. La última crisis cubana no remonta aún desde los 1990 –y vive un muy preocupante estancamiento en los últimos años– ha producido un aumento considerable de la pobreza y la desigualdad, y ha afectado más a sectores específicos como negros, ancianos y mujeres.

Las pretensiones de Miquel son acaso más modestas que las de Evans, pero hace algo parecido. Tiene en cuenta cómo Cuba forma parte de una saga global de dinámicas de pobreza y desigualdad, que Cuba se parece cada vez al mundo y que la tesis del “excepcionalismo cubano” es cada vez más pobre para explicar su performance.

Foto: Sebastián Miquel.

Ahora, no aparece victimismo en la mirada de Miquel. Es capaz de mostrar sin complejos la felicidad y de dejar sentado tajantemente que existen motivos para ello, como hace en la foto en que cuatro niños sonrientes comparten solo dos bicicletas, o en esa otra en que un muchacho salta hacia el mar de Cuba, que contiene muchas tragedias, pero que también le ofrece la seguridad de que tendrá fondo para su caída.

Foto: Sebastián Miquel.

Hay también mucha esperanza revolucionaria, sin miedo a llamarla por su nombre, en el denuedo con que un trabajador sin camisa rehace una pared hollada y vencida por múltiples huellas, tratando de hacerla renacer. Una prueba de qué debe hacer un pueblo con su historia y una metáfora de que es posible hacerlo.

 

 

Estas fotografías forman parte de la exposición Miradas cruzadas, a cuatro manos entre Sebastián Miquele, con fotos de Cuba, y el fotógrafo cubano Kaloian con fotos de Argentina; que estará abierta al público a partir del 15 de diciembre a las 20:00 en el Centro Cultural TRES16, en Buenos Aires.

Giros de correo por vía electrónica en Cuba


Hasta este viernes, para enviar dinero a través de un giro nacional en Cuba era necesario ir a una oficina de correos, llenar la planilla correspondiente y depositar el dinero. Pero desde este 15 de diciembre, los cubanos tendrán una nueva opción.

El correo de la Isla salta al mundo electrónico con el inicio de este servicio, según informa en su sitio web el Grupo Empresarial Correos de Cuba. Para ello empleará la pasarela de pago de la Banca cubana PasaRed, y en el servicio también intervendrán otros bancos asociados como BANDEC y Banco Metropolitano.

Quienes deseen enviar dinero por esta vía deben cumplir con una serie de requisitos, como tener acceso a la red nacional (.cu), tener una tarjeta bancaria en pesos cubanos (CUP) y otra tarjeta de Telebanca asociada a esta, tener cuenta de correo electrónico y registrarse y autenticarse como usuario en la página digital de Correos de Cuba.

Infografía: Correos de Cuba.

Al hacer el envío electrónico, además de los datos del destinatario, las personas deberán especificar el motivo del giro y podrán seleccionar cómo notificar el servicio al destinatario: por correo electrónico –con un costo adicional de 0.50 centavos CUP– o a través del cartero, como resulta tradicional.

En el caso de las notificaciones electrónicas, estas permitirán “conocer el estado del giro” y emitirán un aviso a los 7, 15 y 21 días después de enviado si no ha sido cobrado antes. Pasados 30 días del envío, si el giro no ha sido cobrado le será devuelto el monto a la tarjeta del remitente.

Los usuarios podrán realizar varios envíos cada día, siempre que no excedan los 1,800 CUP en total y los 970 CUP por cada operación.

Infografía: Correos de Cuba.
Infografía: Correos de Cuba.

El servicio tiene un precio de 1,20 CUP por la tasa telegráfica más un 2% por el derecho de envío del giro nacional. También se cobrará una comisión bancaria de un 2% del valor total por gastos operacionales, siempre y cuando ese porciento sea mayor de 0.03 centavos CUP y menor de 5 CUP.

El sistema electrónico también permitirá ver el historial de los giros enviados, imprimir un comprobante de pago y solicitar la devolución del dinero a la tarjeta, “siempre y cuando el giro no haya sido pagado o asignado para el pago a domicilio”.

En caso de problemas, el usuario puede hacer una reclamación en un plazo de hasta 180 días, tanto por vía digital como telefónica.

Anualmente Correos de Cuba brinda más de 3 millones de servicios de giros nacionales, por más 1,200 millones pesos, según datos de la propia empresa.

Collantes no se “despinta” | OnCuba News


Quedaba el ligero eco de un pecoso curveador por las tierras rojas del central Jaronú, y su estela de ponches más lejos, detrás de las humeantes torres del San Germán, hoy holguinero ingenio Urbano Noris del otrora gran Oriente. Así eran las notas disponibles del pitcher Enrique Collantes, uno de los camagüeyanos en las Ligas Menores norteamericanas, pero habían pasado demasiados años.

Un documental transmitido en el 2016 permitió dar con la pista del casi olvidado jugador desde que se “perdió” en el Nueva York de 1957. A él le llegó allá, lejos, la noticia del recuerdo perenne en Cuba, lo cual alegró sus días de enfermedad entre los fríos del norte.

Y Collantes luego retornó, aquí estuvo, con su nariz aguileña igual a las fotos de antaño, con una gorra de los Mulos de Manhattan, aunque me dijo que prefería a los Mets, con un acento que me recuerda a los latinos del Bronx, pero la memoria intacta, como si no hubieran pasado más de ocho décadas: “Quedan pocos de mi época”.

Las huellas recientes de las sesiones de hemodiálisis en un brazo no le restan precisión a su otro de lanzar cuando en strikes de locuaz conversación se trata.

El Pinto de Jatibonico

Collantes, o simplemente “El Pinto”, llegó al box como casi todos los buenos pitchers, por el azar de un descarriado juego donde nadie sacaba outs y luego eso fue lo suyo.

“Nací en Jatibonico, en 1934, pero mi padre obtuvo un empleo en la capital provincial, Camagüey, como ferrocarrilero, y vinimos para la barriada de La Vigía.

“Empecé en la escuela superior número 5, como tercera base, pero un maestro me pidió que pitcheara, lo hice cinco innings y me gustó. Luego estuve con Gabriel Mola, en los Tigres de Santa Ana, jugábamos todos los domingos en el campo de Berondo, cerca del Cuartel Agramonte”.

– ¿Entonces dejó los estudios por la pelota?

“Sí. Pasé por la Academia Riverón e iba a entrar a la Escuela de Comercio, pero siempre me iba con muchos equipos por allí. Fíjate que me fui tres meses a jugar con Jaronú por todos los bateyes en la Liga Intercentrales, aunque aquel equipo era muy malo en ese año.

“Eso sí, cada vez que iba a Vertientes, con la novena que fuera, mataba a ese team ¡Creo que en mi carrera gané más de 40 juegos contra Vertientes! No sé qué pasaba con ellos, no me bateaban y eran los mejores, ni ellos se lo explicaban. Allí conocí al mejor primera que he visto en el amateurismo y en el profesionalismo, Bernardo Cuervo.

“Luego el cátcher Osorio vino a buscarme para ir a la Liga Popular, entonces decidí dedicarme al béisbol.”

De un batey a Michigan

Enrique Collantes, en sus años mozos. Foto: Cortesía del entrevistado

San Germán fue uno de los equipos campeones de la Liga Popular de Oriente, un circuito amateur entre centrales nororientales, alguna que otra localidad y la representación de las minas de níquel de Nicaro. Ese monarca debía eliminarse con el campeón de occidente para representar a Cuba en el torneo de la American National Congress, en Battle Creek, Michigan.

En 1951 asistió Báguanos, y en 1952 y 1953 San Germán, en cuya primera travesía estuvo Collantes, y en 1954 cerró el ciclo Tacajó.

Nuestro protagonista cobraba 15 pesos semanales en la nómina azucarera, más la comida y una pequeña habitación en la llamada cuartería, o nave para los empleados.

“¡Mano! ¡Yo tengo un récord, 11 ponches por cuatro juegos consecutivos, 44 en total!

“San Germán tenía un buen equipo, aunque yo ahora me acuerdo de pocos nombres. En el campo todos tenemos apodos, por ejemplo, Abril McDillon era «Tinta rápida», Ángel Vinent era «Muñanga», estaban también «Cubano», «Grillo»… Eran buenísimos peloteros, ¡pelamos a los militares del Regimiento 7! De Osorio te digo que se dormía en el dugout ¡Qué bárbaro! Pero era tremendo cátcher, yo me comunicaba con él sin señas, hasta con la vista. Me decía: «¡Candela!», y yo soltaba curva pa’ abajo. Me lo repetía y si el bateador pensaba que era lo mismo lo cruzábamos con recta.”

Aunque le menciono a sus colegas camagüeyanos Rafael Ayala, Miguel Alfredo “Pico” Navarro y Rodolfo Arias, a los que sí recuerda, en la lista solo resurge Julio Portilla, “un negro de 6’4, voz finita y que daba tremendos palos”. No es para menos, este último, del central Francisco, fue a Michigan, y luego a Puerto Rico con los Mulos de Nicaro.

“En la semifinal del 52 ganó «Pico» y gané yo contra el Granados de Cienfuegos. Luego, en la final contra el Regimiento 7, de Columbia, yo obtuve dos victorias. Allí relevé a «Pico» en los últimos cinco innings y di un jonrón con dos en base. Entonces, como es la juventud, de fresco pedí la bola y metí nueve ceros en el segundo. El administrador del central le ganó 10 000 pesos al general del regimiento.

“Ya en Michigan había mucho frío y el torneo fue un desastre. Contra West Virginia di lechada, pero después de ganarle al team Kalamazoo… ¡Nos apretaron los umpires a lo descarado! Le dije a mi cátcher: «No me pidas un carajo, voy a tirar recta al medio para que la canten o la boten». Era bola, bola y bola por más al medio que la tirara… ¡Coño, 14 bases me cantaron!

“Los propios americanos, el público, lanzaban los cojines de los asientos y tuvieron que parar el juego. Nos fuimos todos. Yo siempre he tenido mal genio, entonces llamé al traductor para preguntarle cómo se mentaba la madre en inglés, pa’ gritárselo al ampaya. Al otro día todos los periódicos hablaban del escándalo. Es que no podían dejar ganar a los cubanos y los íbamos a pelar.”

Sobre los criollos se lanzaron como fieras los scouts de los Medias Blancas de Chicago. Algunos firmaron, otros, como Rodolfo Arias, tuvieron la prudencia de esperar a una mejor oferta en Cuba. Collantes fue de esos, pero más que la paciencia, lo invalidaba su corta edad: apenas tenía 18 años y debía esperar por el permiso paterno.

Entre Indios y Cowboys

Enrique Collantes, antes de lanzar. Foto: Cortesía del entrevistado
Enrique Collantes, antes de lanzar. Foto: Cortesía del entrevistado

“En La Habana me esperaba en el aeropuerto, con un cartel, el secretario de Bobby Maduro, el dueño del Cerro, de los Sugar Kings y del Cienfuegos. Me convencieron de un mejor contrato con los Cubans, al final una sucursal del Cincinnati, porque era verdad que ellos hablaban español y en Chicago yo no hablaría nada de inglés.

“Después, en México estuve con Estrellas Yucatecas, quienes me pagaban el cincuenta por ciento del salario y la otra mitad los Sugar Kings”, recuenta Collantes.

– Estuvo entre Indios y Vaqueros, Cocoa, en la Florida State League, West Palm Beach, en la Internacional, y luego Tucson, en Arizona ¿por qué tantos cambios desde niveles diferentes como D y B en 1954?

“Cuando ya estaba en West Palm Beach se acabó la plata y me devolvieron al Cocoa.”

– Según la Sociedad Americana de Béisbol Reference fue utilizado mayormente como relevista, aunque otorgó muchas bases por bolas…

“Sí, es verdad, di unas cuantas… ¡Ese año en total yo gané 12 y perdí 5, con 1.65 de carreras limpias! Mi director en West Palm Beach era Gilberto «El Jibarito» Torres, quien fue el que me enseñó a tirar la bola de nudillos, porque alternaba también como pitcher, pero en Cocoa estaba el viejo manager Martin. Cuando llegué por segunda vez me preguntó por los días de descanso. Le dije que dos, me respondió: «hoy tres, mañana ya puede lanzar», y me puso contra Daytona Beach, que en cuatro temporadas nadie los había blanqueado.

“Tony Pacheco, el segunda base cubano, me dijo que esa gente nunca había visto una curva como la mía. Batearon un hit, de machucón. ¡Se cayó el estadio! Me invitaron gratis al mejor restaurant de la ciudad y a una tienda de sport, donde por firmar autógrafos a los clientes me regalaron dos pares de spikes de piel de canguro, carísimos, y dos guantes Wilson.”

-Hay un vacío en su carrera. En el año 55 no lanza, sin embargo, volvió en el 56 a una clase inferior, a la C, en Arizona ¿Qué sucedió?

“Me lesioné el codo… ¡Fatal! Parece que no calenté y al tirar una curva pa’ abajo sentí un tac. No le di importancia, pero al otro día era insoportable. Me tuvieron que operar.”

– ¿Tommy John?

“Peor. Se me astilló un hueso y me cortó el tendón. En el 56 regresé como relevista… ¡Mano, no tenía fuerza en los dedos, se me caía la pelota en el box, incluso al tomar las señas! Fue mi fin. En Yucatán y Mérida me quedé sin fuerzas, no podía hacer más nada. Vine a Camagüey y como quería empleo me fui a Nueva York, hasta hoy.”

Sin tiempo para más

Collantes tiene un montón de historias por contar. Foto: Oreidis Pimentel
Collantes tiene un montón de historias por contar. Foto: Oreidis Pimentel

En sus manos de viejo pelotero, le entrego a Enrique Collantes una gastada bola con costuras rojas. Los restos de la arcilla en la piel de la esféride le recuerdan los tiempos del central Jaronú. No olvida sus mañas.

“Si sabes tirar curva, no importa cómo la agarres, pero hay formas en la que te sientes más cómodo, hay que empujar con el dedo pulgar. El cambio lo lanzaba con todos los dedos; no importa si tiras a 100, no te va a llegar a 80. No se pueden hacer movimientos extraños porque te delatas, hay que tirar la recta y el cambio con igual wind up.

“También tiraba knuckleball. Por las dos costuras, en dependencia como aprietes un dedo y aflojes otro, la bola se va sola hacia los lados, no hay que mover el brazo, como en el screwball. La bola nueva, con más brillo, es cuando más efecto toma. A mí no me gustaba ensuciarla con la arcilla, como muchos sí lo hacen para restarle vista al bateador. Yo confiaba en mi arte, el problema del pitcheo es mover la bola, en Grandes Ligas si no lo haces así en dos o tres innings te matan, aunque seas supersónico. Yo lo que más alcancé fueron 88 u 89 millas, a veces 90, no la mantenía, pero la movía mucho.”

– En su primer año en las Menores coincidió con un único cubano en Cocoa Indians, el gran campo corto Leonardo Cárdenas…

“¡Oh, Leo! ¡Un fenómeno! ¡Tremendas manazas! ¡Atrapaba todas las pelotas! Él siguió a otro nivel superior al mío, pero siempre andábamos juntos a pesar de que él era negro. Una vez me fui en un autobús con él, pues yo me quedaba en Coco Beach y él seguía para Orlando.

“Nos sentamos en la tercera fila de una guagua casi vacía y enseguida vino el chofer: «Ey, you are black, get out…Ey, on the back». «¿Ah que te pasa a ti, tú estás loco? ¡Somos cubanos, peloteros!», le dije. Pues no, el tipo decía que los negros para atrás, y me fui con Cárdenas, aunque yo soy blanco. ¡Qué cosa ese racismo! Había bebederos distintos en las gasolineras, baños limpios para blancos y letrinas para negros. ¡Si a mí me contaron que Luque, que era colorado con ojos azules, le decían negro, y es el único cubano con 22 victorias en una temporada!”

– ¿Se mantiene al tanto de la pelota cubana?

“¡Claro, y de todo lo de Cuba! En casa siempre pongo un canal de televisión, Cuba Play. Yo y mi señora vemos novelas, la pelota, el atletismo, lo que pongan…El béisbol actual ha cambiado, hay jugadores que ganan millones y no merecen miles. Hubo una época donde me desencanté del béisbol, sin embargo, tuve el privilegio de coincidir en mi juventud con Tata Solís, Severino Méndez, Ultus Álvarez, Orlando Peña, Oliverio y Roberto Ortiz, y luego entre los veteranos que hacíamos partidos en New Jersey con el Zorro Versalles, Sandy Valdivieso, Edmundo Amorós y Max Lanier.”

La de Collantes, fue una joven carrera cortada de cuajo. En Cuba pasó muchos spring training con los Cuban Sugar Kings, incluso hizo extensas giras por el país, siendo profeta en su tierra, Jatibonico, o bajo las luces del estadio de Morón.

“Maduro siempre me desestimó, me mandaba a las Menores o me decía vete a México, pero nunca me dieron el tiempo que yo quería. Viví mi vida hasta lo que pude, hice lo que pude… era muy sabroso levantarme a las cinco de la mañana, ir a la piscina y nadar, el desayuno, luego correr y más entrenamiento lanzando, y en la noche al estadio.”

Las anécdotas parece que no tienen fin. Es un partido largo y entretenido, mas con lógico fin de una entrevista que pretende repetirse en primavera: Collantes no se “despinta”.

40 Festival de La Habana: Guía del cinéfilo (III)


Un clásico instantáneo

Las herederas (Paraguay, Uruguay, Alemania, Brasil, Noruega, Francia, Marcelo Martinessi, 2018)

Las reseñas acerca de esta película no pueden evitar mencionar que sus personajes protagónicos sostienen una pasión lésbica. Pero no es Las herederas una historia sobre lesbianas. Ni un alegato de reivindicación de la diferencia sexual.

Cuando se objeta que las películas sobre sujetos homosexuales colocan en su centro narrativo la cuestión de la homosexualidad, y que ello no contribuye a normalizar la percepción que tenemos del fenómeno, sino a producir una visión zoológica y exotista, hay demasiada razón. Pues bien, con la opera prima de Martinessi estamos ante una película grande en ese sentido: su tema no es la homosexualidad, ni siquiera el deseo sexual, sino la libertad.

Las herederas (Paraguay, Uruguay, Alemania, Brasil, Noruega, Francia, Marcelo Martinessi, 2018)

He ahí lo esencial de la apuesta. La historia de la relación entre dos mujeres al borde de la ancianidad, como son Chela y Chiquita, sirve de pretexto para hacer una radiografía del sentimiento conservador que todos abrigamos dentro. Chela, que se resiste a vender las posesiones que heredó de su familia –pero aún así lo hace– para ayudar a Chiquita a pagar una deuda, tendrá que soltar todo el lastre antes de descubrir que tales ataduras no sirven de nada.

Ese patrimonio del que se va desligando el personaje es también el imaginario y el museo material de la cultura patriarcal. Empezar a ver la casa vacía, de conjunto con la creciente soledad propia, hace que Chela advierta la posibilidad de aventurarse al mundo e, incluso, desear el amor de otra mujer más joven y liberada, que implica peligro.

Trailer de Las herederas — The Heiresses subtitulado en inglés (HD)

Es esta una historia aparentemente pequeña, pero que alegoriza el Paraguay autoritario y conservador, así como la hipocresía a que nos empuja el orden social que aceptamos no cambiar. Se trata de una película contenida, de una puesta en escena tan estudiada, que los personajes masculinos solo aparecen como referencia y fuera de campo, o en segundo plano, fuera de foco incluso. Es una película de mujeres, con tres soberbias protagonistas a quienes la cámara trata como enigmas.

Y si bien es difícil elegir una actuación de entre ellas, la de Ana Brun (ganadora del Oso de Plata a la mejor actriz en Berlín) sobresale sin duda, en uno de los roles más complejos del cine latinoamericano reciente, pues su mutación es interna y nunca se desata, sino que es todo potencia. Y ojo con Ana Ivanova, cuya fuerza erótica casi provoca vértigo.

Martinessi sorprende con una opera prima extrañamente madura, soberbia por su planificación y despliegue formal, pero sobre todo por cincelar a actrices que no conocíamos y ahora no podremos olvidar.

Estamos ante una nueva obra grande del cine latinoamericano, en la corriente de Whisky (Uruguay, Juan Pablo Rebella, Pablo Stoll) antes que de Gloria (Chile, Sebastián Lelio), con quien se la ha comparado por razones temáticas más que de intención profunda.

Las herederas no tiene nada de melodrama ni de crowdpleaser, y sí de invitación a entrar a un universo donde la transgresión es palabra prohibida. Martinessi sorprende cuando confiesa que la hizo bajo la influencia del cine de mujeres de Fassbinder y Haynes. Bravo por él.

Tenemos en Paraguay una cinematografía que madura, como si siempre hubiera estado allí mientras nosotros mirábamos a otra parte.

La piel y la cabeza

Miriam miente (República Dominicana, España, Natalia Cabral, Oriol Estrada, 2018)

Miriam miente (República Dominicana, España, Natalia Cabral, Oriol Estrada, 2018)
Miriam miente (República Dominicana, España, Natalia Cabral, Oriol Estrada, 2018)

Por coincidencia, esta es también una historia de mujeres, así como una película de una cinematografía que parece haber despegado definitivamente. Después de Cocote (Nelson Carlos de los Santos, 2017) y Carpinteros (José María Cabral, 2017), no hay equívoco posible con el cine de la isla vecina: allí se está produciendo hoy parte de lo mejor del audiovisual caribeño.

Pero las mujeres aquí viven otro momento de sus vidas. En concreto Miriam, la protagonista, está a punto de abandonar la infancia. Su familia está inmersa en los preparativos de la fiesta de sus quince, y para ello se enfrasca en toda clase de rituales pequeñoburgueses. Mientras, la niña tiene un amigo en su chat, un tal Jean-Louis, y el probable noviazgo con alguien exótico (acaso francés, se preguntan los mayores) levanta expectativas.

Pero Miriam, además de proceder de una familia de clase media, es negra. Esos datos, que no ocupan el centro del tratamiento, son el contexto sobre el cual se dibuja el ritual de paso de la adolescente: una sociedad mestiza, de fuerte penetración cultural, que no se encuentra sino en los valores euronorteamericanos que quiere imitar, y que calla muchos de los asuntos que le afectan.

MIRIAM MIENTE – Tráiler en HD

Miriam es el eje donde se cruzan esas tensiones. Su madre le celebra el afro estirado en su fiesta de celebración (“ahora sí tienes bonito el pelo”); Jean-Louis resulta ser un niño negro, haitiano acaso, al que Miriam prefiere ignorar durante su primer encuentro; el padre negro de Miriam le enseña a escuchar a Oscar de León, mientras su familia la obliga a ensayar un vals…

Pero Miriam y su amiga más cercana prefieren tararear “Las pequeñas cosas”, de Las Chicas del Can, excelente descripción de la clase de espíritu sensualista y amable que portamos los caribeños. Esa canción resulta un comentario que funciona como trama alegórica de lo que de veras interesa observar a Miriam miente: la dificultad de crecer entre el tejido de una cultura que corta las alas, obliga a simular para encajar, ser aceptado. Otra vez, la libertad en el centro del discurso.

Para abordar este asunto, Cabral y Estrada escogen estar muy cerca de los personajes. La puesta en escena tiene una inclinación reminiscente de su trabajo documental previo (Tú y yo y El sitio de los sitios, donde aparecían ya algunos de estos temas), y prefiere el plano largo, los diálogos sin énfasis, la composición en plano general y estar muy cerca del personaje, además de no temerle a los tiempos muertos.

Ello contribuye al misterio de Miriam miente y también a su invitación a que el espectador descubra al personaje a través de lo que hace, más que por lo que dice. No obstante, ciertos énfasis pudieron haber contribuido a que algunas situaciones dramáticas no reposaran solamente en el tratamiento contemplativo y observacional; pudo limarse el guion para que otras no resultaran reiterativas, y se nos dejara saber más sobre personajes como el padre o la madre de Miriam, en vez de subrayar a otros menos interesantes como el tío, que se convierte en uno de los caracteres más discursivos del largo, y cuyo valor es sobre todo informativo. También, esa agudeza pudo salvar momentos en que las actrices adolescentes no están del todo bien.

Miriam miente insiste en el interés por contar historias que tienen por centro a niños y adolescentes, creciente en el cine de la región. Y en apostar fuerte por una clase de tratamiento que de tan local termina siendo universal. Sin proponérselo, es una película tan dominicana como las comedias de Fausto Mata. Y más.

Miriam miente (República Dominicana, España, Natalia Cabral, Oriol Estrada, 2018)
Miriam miente (República Dominicana, España, Natalia Cabral, Oriol Estrada, 2018)

Una de cárceles

La noche de 12 años (Álvaro Brechner, Uruguay, España, Argentina, Francia, 2018)

No es la típica película de prisiones. Porque no tiene por anécdota una historia de cárcel común y corriente, sino la de tres célebres militantes revolucionarios uruguayos que en 1973 fueron apresados por la dictadura militar de ese país y “olvidados” en reclusión para que perdieran la razón.

O sea, al no tratarse de una situación carcelaria común, el guion de la película de Brechner estaba obligado a hacer un acto de imaginación supremo. Por suerte, contaba con el libro en que se basa: Memorias del calabozo, de Mauricio Rosencof y Eleuterio Fernández Huidobro, dos de los protagonistas originales del encierro de doce años, que también padeciera el ex presidente uruguayo José “Pepe” Mujica.

Visto así, se estaba contando una anécdota importante de la historia política contemporánea de Uruguay. De ella salieron tres líderes destacados, que padecieron como poca gente el aislamiento y la violencia, pero que sobrevivieron a la experiencia más politizados y, por cierto, sin resentimiento.

LA NOCHE DE 12 AÑOS – Trailer oficial

La reconstrucción de los hechos que hace Brechner da lugar a una película que se disfruta, que posee valores comerciales, que se comunica con cualquier espectador y habla un dialecto cercano al género carcelario del cine clásico, con entradas y salidas a otros registros. Los personajes, si bien víctimas de lo inenarrable, provocan simpatía e indentificación sin golpes bajos.

Sus problemas son, no obstante, que luego de su primer tramo, se vuelve reiterativa. Algunas de las situaciones dramáticas ganan efectividad a costa de la verosimilitud, y el metraje de más de dos horas no favorece el impacto duradero, sino que lo adormecen. Además los episodios en flashback son de una puesta en escena fácil y plana.

Sin embargo, hay una cosa que se llama memoria histórica. Y el cine tiene el potencial suficiente para producir una idea del pasado que se proyecte hacia el presente arrastrando consigo una noción de continuidad. La noche de 12 años no lo hace del todo mal.

40 Festival de La Habana: Guía del cinéfilo (I)

 

40 Festival de La Habana: Guía del cinéfilo (II)

Emociones de plata y tela, seis años de ROX


Rosana Vargas cuenta su vida con sus joyas y su historia a través de sus diseños. De tanto participar en pasarelas donde fusionaba sus piezas a la obra de diversos diseñadores contemporáneos cubanos, la incansable y experimentada creadora ideó su propia colección de vestuario: Vargas.

Con ella celebró el sexto aniversario de su marca, que llega renovada con una nueva identidad visual y una interesante propuesta de la plata a la tela. La celebración devenida pasarela concierto se desarrolló en el rooftop del Gran Hotel Manzana Kempinski.

Foto: Antonio Hernández.

Con un concierto del joven Héctor Téllez Jr. patrocinio de Cuba Ron y muchos amigos que han acompañado a la orfebre durante más de quince años de trayectoria, transcurrió la velada de celebración y estreno. La colección fue diseñada a cuatro manos con la joven diseñadora Laila Chaaban, quien además presentó otra colección bajo la marca Capicúa acompañada por Isadora Angulo en el calzado y Katy Ocaña en los accesorios.

Una vez más ROX nos demuestra la verdadera belleza en la sencillez de lo exclusivo con una docena de atuendos, tanto femeninos como masculinos. Disímiles entre sí, algunos  de colores  sobrios y sólidos, combinados en diversas gamas y otros de sofisticados estampados geométricos y florales, acordes con las actuales tendencias foráneas, extrapolados a la visualidad insular de estos tiempos, todos combinados con espectaculares joyas de plata y gemas semipreciosas.

Foto: Antonio Hernández.
Foto: Antonio Hernández.

La nueva gráfica de la marca a cargo de Arnulfo Espinosa es un  imagotipo de medio círculo con el triángulo alineado que forma la R y no solo representa el nuevo logo de la marca, sino el mapa para la colección Vargas del que fue punto de partida junto a la colección  Seducción, una de las primeras de ROX.

“Seducción es la génesis de todo, la primera colección que hice y marcó el ADN de la marca, esta línea sinuosa asimétrica es la raíz de lo que vino después”. Expresó a OnCuba en exclusiva Rosana.

“Los botones, cierres y otros accesorios de Vargas son todos de plata 950. Las pieles usadas en estas ropas son recicladas manteniendo siempre el principio de colaborar con la preservación del medio ambiente. Son chaquetas y piezas de pieles ya rotas y reutilizadas en estos diseños como también se pudo apreciar en el pantalón y los accesorios de Héctor Téllez Jr., el protagonista musical de la noche.” añadió.

Foto: Antonio Hernández.
Foto: Antonio Hernández.

¿Cómo surgió la idea de lanzarte del metal al textil?

“Todo comenzó cuando renovamos la identidad de la marca y a Arnulfo se le ocurrió que ROX 950 con la nueva imagen se convertía en una marca que podía diseñar cualquier producto de moda, incluso arquitectura y diseño. Asiel Babastro comenzaba a ser nuestro director creativo  y entonces asumió el reto de lanzarnos al vestuario en un inicio, pero debido a la pausa que tuvimos se enfrascó en sus otros proyectos y convoco entonces a Laila a que fuera la diseñadora de la línea de ropa de ROX que ya es un hecho.”

Foto: Antonio Hernández.
Foto: Antonio Hernández.

“Todo surge también por toda la información que fui adquiriendo en el Master en moda que aun curso en Madrid, a modo global fui adquiriendo muchos conocimientos al respecto, la historia de las marcas, el fast fashion, entre otros términos y ejemplos que me inspiraron. Solo quise mantener el ADN de la marca que es un asunto wear, un término que no usamos en la joyería pero mis colecciones son todas posibles de usar a diario aunque pueda haber alguna fantasía cuando me convoca otro diseñador. Hoy Vargas, la nueva colección de ROX, inspirada en mis inicios y una de las colecciones fundacionales llega para proponer a nuestros seguidores la ropa ideal para combinar con sus joyas ROX.” Concluyó la diseñadora.

Foto: Antonio Hernández.
Foto: Antonio Hernández.

Detenido un médico cubano en Namibia por presunta violación


Un médico de nacionalidad cubana ha sido detenido en Namibia por la supuesta violación de una colega en prácticas del hospital donde trabajaba, informaron hoy fuentes policiales a medios locales.

El médico, identificado como Luis Pedro, permanece encarcelado en la capital del país, Windhoek, desde el pasado martes y su defensa ha pedido que se le conceda la libertad bajo fianza.

Foto del médico cubano detenido publicada en el diario Namibian Sun.

Según relató la portavoz policial Kauna Shikwambi al diario Namibian Sun, los hechos ocurrieron en una visita del doctor cubano a la supuesta víctima, de 33 años, en su apartamento.

De acuerdo al relato de la denunciante descrito por Shikwambi, Luis Pedro le hizo insinuaciones sexuales y, ante su negativa, amenazó con matarla y la violó.

La víctima relató posteriormente los hechos a otra persona del hospital que le aconsejó denunciarlo ante la Policía.

El médico cubano trató de ocultarse pero fue finalmente arrestado el martes, y el miércoles tuvo su primera comparecencia ante el tribunal competente.

Fuentes de la Embajada de Cuba en Namibia indicaron a Efe que tuvieron constancia de la noticia por primera vez hoy, a través de la prensa, pero van a seguir el caso.

Namibia y Cuba mantienen un acuerdo desde la década de los años 90 que permite a los profesionales médicos de la isla instalarse en el país africano para trabajar en lugares donde hay carestía de doctores, especialmente en zonas rurales.

¿La Viuda Negra en Cuba?


Hasta ahora, el arácnido más temido de Cuba –al menos en el imaginario colectivo– es la llamada araña “pelúa” o tarántula cubana, cuyo veneno es menos ponzoñoso que el de otros miembros de su familia. Pero esto podría cambiar si se confirma que la araña encontrada recientemente en la central provincia de Sancti Spíritus es una Viuda Negra.

El artrópodo fue hallado en los almacenes de una antigua fábrica de papel en el municipio espirituano de Jatibonico y “reúne todas las características anatómicas de la Viuda Negra”, según confirmó al periódico local Escambray la Dra. Lidia Hernández, de la Unidad Municipal de Higiene y Epidemiología.

La araña fue encontrada por un joven trabajador del lugar en los depósitos contiguos a una planta de bandejas para huevos, y enviada para su estudio al Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, de La Habana, junto a “decenas de huevos” puestos por el animal ya en cautiverio.

La Dra. Hernández explicó a la prensa que tras la captura, el sitio fue fumigado con “insecticidas fuertes”, lo que no quiere decir que la especie “se haya erradicado en su totalidad”, pues puede haber desovado previamente.

Por su parte, Freddy Carriles, responsable del control de vectores en Jatibonico, aseguró que al momento de aplicar la fumigación sus operarios pudieron ver “no solo esta, sino otras familias de arañas”.

Araña capturada en Jatibonico y enviada al Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí de La Habana. Foto: Escambray.

Ignacio Pérez, director de la planta de bandejas para huevos donde apareció el arácnido, reconoció no tener la seguridad “de que la mercancía contaminada haya sido fumigada al arribar al país hace aproximadamente dos años” y admitió que tampoco cuenta “con ningún documento que garantice el estado microbiológico o de control de la sanidad del papel procedente de Canadá”, de donde se presume puede haber llegado la especie invasora.

La Viuda Negra es una especie que habita originalmente en las regiones templadas o cercanas a ambos polos del planeta. En el caso de la variante americana, a la que podría pertener la hallada en Sancti Spíritus, vive principalmente en el este de Norteamérica, cerca de la tierra y en puntos abrigados y oscuros.

Especialistas locales de Higiene y Epidemiología, explicaron que la picadura de la también llamada araña del trigo “puede provocar necrosis del tejido y severas complicaciones respiratorias que ponen en riesgo la vida de sus víctimas” y que la evolución de aquellos pacientes que resulten picados “depende de la severidad de la intoxicación”.

No obstante, aunque su veneno es neurotóxico –puede generar síntomas y efectos en todo el organismo de la persona afectada, y no solo en la zona de la picadura– ,y, por ende, más peligroso, raramente llega a ser letal. Los síntomas en los pacientes no tratados suelen desaparecer en una semana y en los adecuadamente tratados con un antídoto, entre 48 y 72 horas.

Los efectos más comunes de la mordedura incluyen dolor abdominal, espasmos musculares e hipertensión, y de manera más asilada se han descrito complicaciones como trombosis, linfedema crónico, priapismo, parálisis de extremidades, infecciones y fallecimiento. Los niños, ancianos y adultos débiles o enfermos, son los grupos de mayor riesgo.

La Viuda Negra no es agresiva, sino sedentaria y retraída, y ataca solo para alimentarse o si se siente amenazada. Su dieta principal esta compuesta de insectos y otros arácnidos, incluidos los machos de su misma especie, a los que las hembras suelen matar y comerse tras la cópula; de ahí su nombre.

Su presencia también ha sido reportada en países cercanos a Cuba com México, Puerto Rico y República Dominicana.

En las últimas décadas, la Isla ha sufrido la generalización de varias especies invasoras, como la claria (pez gato), el búfalo de agua, el pez león, el mejillón verde y el caracol africano, algunas traídas como parte de planes gubernamentales –principalmente de alimentación– y otras introducidas por particulares o llegadas de manera natural.

Serie 58: Explorando números | OnCuba News


Yorbis Borroto mandó una fuerte línea al izquierdo contra los envíos del diestro Frank Luis Medina, pero la pelota dibujó un fugaz recorrido directo al guante de Denis Laza. Ese out sirvió para mantener a Industriales en la lucha por la clasificación a la postemporada y, de paso, para dejar con vida a la 58 Serie Nacional, cuyo tenue cauce competitivo se limita al mano a mano entre Tigres y Leones, candidatos al último boleto rumbo a los play off.

Del torneo llama mucho la atención la irregularidad de los conjuntos. Perfectamente una novena puede barrer en dos subseries seguidas y después perder seis desafíos en línea. Todos son bestias negras, y a la vez, todos son muy mansos.

Por ejemplo, Industriales permitió 69 carreras, 82 jits y 24 extrabases en seis duelos consecutivos contra Holguín y Villa Clara a finales de noviembre, quizás su momento más crítico del campeonato.

Después de esa debacle, barrieron al líder de la Serie (Las Tunas), vencieron en los duelos contra Leopardos y Tigres, y tienen balance de 7-2 en los últimos nueve juegos. Es un cambio de ánimo demasiado drástico.

Esto le puede suceder a cualquiera de los contendientes. Holguín comenzó la segunda ronda remando a contracorriente y resurgieron de la nada, para caer de nuevo en el abismo ante los Leñadores, durante la peor subserie del evento.

Los Gallos espirituanos cantaron bien alto al inicio de esta etapa y ahora no cantan ni cuando sale el sol, al punto de que llevan cinco compromisos particulares perdidos de manera consecutiva.

Del resto, el rendimiento de Villa Clara también ha oscilado (juegan para 500 en la segunda etapa), Ciego de Ávila no ha encontrado la estabilidad y Las Tunas ha ganado más, incluso, jugando con reservas por lesiones y sanciones.

Serie 58: Barridas que van y vienen

A estadio lleno

Nunca he confiado demasiado en los reportes de asistencia a los juegos de la Serie Nacional, básicamente porque se basa en la apreciación de una o dos personas y no en un conteo real de la venta de boletería.

No obstante, nadie puede negar que, pese las inmensas lagunas cualitativas de todos los equipos, los estadios se han llenado con frecuencia en la segunda ronda del campeonato, al punto de que es posible que se alcance el millón de asistentes a los parques.

Hasta el momento, luego de 36 fechas (12 subseries) en la presente etapa, un total de 929 147 fanáticos han asistido a los estadios, a un promedio de ocho mil por juego y de 25 800 por jornada, según los datos que ofrece el portal del béisbol cubano.

El conteo lo lidera el Sandino villaclareño, donde la fiebre de Paret y sus Leopardos está en el punto cumbre. Más de 200 000 han visitado el feudo naranja en 18 desafíos, con un pico de 16 853 personas el pasado 6 de diciembre, en duelo contra Industriales.

La mayor concurrencia de la segunda etapa se dio en el Latinoamericano hace solo cuatro días, cuando los Leones recibieron a los Tigres avileños para intentar obrar la remontada. Un gran total de 21 685 fanáticos se presentaron en el Coloso del Cerro y disfrutaron del éxito azul.

En sentido general, el Mella tunero (179 600 aficionados), el Latino (173 015) y el Huelga espirituano (171 300) tienen aceptables promedios de asistencia, mientras el Calixto García (142 500) holguinero se ha quedado un poco por debajo de sus estándares.

La asistencia en la segunda fase de la Serie 58 ha superado por mucho los niveles del mimso período en el pasado campeonato. Foto: Ricardo López HeviaLa lista la cierra el Cepero avileño (41 700), el de menor aforo entre todos los estadios de la segunda fase. Sin embargo, eso no justifica un bajísimo promedio de 2 300 personas por duelo.

Las cifras de asistencia de esta Serie 58 superan por mucho las del pasado campeonato, en el cual, con las mismas 12 subseries cumplidas, andábamos por 679 344 seguidores, aunque con ocho juegos suspendidos.

Industriales y Las Tunas son los únicos equipos que repiten de un año a otro entre los seis mejores, por lo que sus estadios son un apropiado termómetro de comparación.

En el Mella ha crecido la efervescencia, algo lógico si tenemos en cuenta la eléctrica carrera de los Leñadores hasta el subcampeonato hace 11 meses. El feudo de los Leñadores reporta casi 60 000 fanáticos más (de 121 000 en la Serie 57 a 179 600 ahora) en los mismos 18 partidos.

Podría pensarse que el Latino también superaría sus números con Rey Vicente Anglada en el banco, pero la debacle defensiva del conjunto, la irregularidad ofensiva y la perenne desidia del pitcheo han alejado a la gente del estadio.

El pasado curso sumaron 199 038 aficionados en 18 duelos, para un promedio de 11 057 por partido. Ahora esa media se ha reducido a 7 767. ¿Extrañarán las locuras de Víctor Mesa?

La Serie que no hemos visto

Serie 58: Reordenamiento

El repunte de Industriales y el previsible vaivén de Ciego de Ávila ha dejado una ventana para la emoción en los últimos nueve partidos de la etapa clasificatoria, pero eso no es, ni de cerca, un consuelo por todo lo que nos hemos perdido por el bendito reordenamiento de posiciones tras la primera etapa.

Por ejemplo, si no se hubieran cambiado las posiciones arrastrando solo los resultados contra los clasificados, el pasado 5 de diciembre, hace poco más de una semana, hubiéramos amanecido con un empate entre cuatro equipos en la segunda posición de la tabla, a solo dos rayas de la cima.

Pero agua pasada no mueve molinos. Fijémonos en el panorama que tendríamos hoy sin el reordenamiento.

Los tuneros serían indiscutibles punteros (49 victorias y 32 derrotas), con cuatro juegos de ventaja respecto a Villa Clara (45-36), segundo lugar, mientras espirituanos, holguineros y avileños marcharían igualados (44-37) en la tercera posición. No muy lejos estaría Industriales (42-39), todavía con opciones de avanzar a la postemporada.

Como ven, tres juegos separarían al segundo lugar del último, que estaría a solo dos rayas de los puestos de clasificación. Esto dejaría abierto un amplio abanico de posibilidades para avanzar a la postemporada.

Ahora, con el formato de reordenamiento implantado, el colista –Holguín– se ubica a siete larguísimos partidos del segundo escaño –Villa Clara–, y a cuatro de los Tigres avileños, quienes cierran el grupo de los punteros con acceso a los play off.

Nadie duda que el pique final entre Industriales y Ciego de Ávila aumentará la atención en el cierre del año, pero esto es solo una pincelada comparado con la lucha que pudimos vivir en la Serie que no hemos visto.

Jazz Vilá: “Mi teatro no es comercial, es popular”


Farándula, de la compañía de teatro Jazz Vilá Projects, también sale de Cuba. Se estrenó exitosamente el 17 de noviembre pasado en el Adobe Horseshoe Theater de San Elizario, Texas, Estados Unidos, con un elenco encabezado por Camila Arteche, Catherine Núñez, Hansel Porras y Diago Fernández.

Jazz Vilá, director de la compañía, no pudo estar presente en esa ocasión por encontrarse en República Dominicana rodando su próxima película Hotel X, que narra hechos ocurridos durante la revolución de 1965 y la segunda intervención norteamericana en esa nación caribeña.

Vilá asegura confiadamente que Farándula es una obra que puede resultar muy tentadora para cualquier público, incluso de Estados Unidos, por reflejar una cotidianidad cubana que puede ser fácilmente comprensible para una persona medianamente informada sobre Cuba y “romper con la monotonía que se percibe desde hace un tiempo en el teatro cubano”.

¿Por qué crees que el teatro cubano actual es monótono?

Porque mira hacia adentro y es demasiado localista. Sus proyecciones las entiende el público cubano que sabe lo que está pasando en el país. Creo que hay que avanzar hacia un público más universal teniendo en cuenta, por supuesto, nuestra cubanía y nuestra cotidianidad.

Se puede notar monotonía, por ejemplo, en las temáticas que se abordan, y un afán por buscar un lenguaje demasiado rebuscado que muchas personas no entienden o rechazan. Esa realidad va encerrando al teatro en un público muy selecto y eso no es bueno para nadie: ni para los que hacemos el trabajo, ni para el público en general.

No se puede soslayar tampoco un aspecto importante: el teatro es arte para entretener y debe ser masivo. Además, la ideología nuestra se basa en llevar la cultura a todo el pueblo. ¿No es cierto? Por tanto, debemos usar un lenguaje que se entienda. Cuando proponemos algo demasiado enrevesado alejamos al público menos conocedor de las temáticas teatrales. En Cuba nos hemos alejado del público en general. Y a mí me place mucho cuando los espectadores me dicen que finalmente vieron algo que entendieron.

Normalmente tus obras giran en torno a temáticas que se reiteran de diferentes maneras en cada puesta en escena, sin ser necesariamente repetitivas o pedantes. ¿Es casualidad o te lo has planteado de esa manera?

Yo analizo muy bien las temáticas que voy a proponer en cada obra y siempre me planteo llevar asuntos variados al escenario, capaces de sensibilizar a las personas, entretener, y hacer pensar. La temática principal es, sin dudas, el amor. Ese sentimiento es el hilo conductor de Rascacielos, Eclipse y Farándula. A partir de ahí abordo el tema de la infidelidad, la búsqueda desesperada del amor, el miedo a amar, el miedo a la aceptación, la frustración ante el rechazo, la traición, la amistad… También incluyo otras aristas con un sentido social más profundo, como el abuso de poder, la violencia de género, la igualdad de género, la diversidad sexual…

Hay una amalgama muy contemporánea contemplada en mis obras. Yo escribo los textos y no me repito porque hay muchas tramas en la vida. Siempre hay cosas nuevas que contar. Todo parte de historias que uno escucha cotidianamente. No me considero un dramaturgo ni el resto mérito a los actores, que son los que terminan de escribir las obras. Soy muy abierto en ese sentido. No creo tener la verdad absoluta.

Jazz Vilá. Foto: Luis Joa.

Algunas personas piensan que tu teatro es demasiado comercial dentro del entramado cultural cubano.

¿Pero a qué le llaman comercial? Yo podría decir que cualquier teatro es comercial, porque la entrada para ver una obra se paga. ¡Ahí hay comercio! No obstante, entiendo el punto de vista de muchos, y en ese sentido afirmo que mi teatro no es comercial, es popular. Yo no estoy comercializando el teatro que hago de manera diferente a como lo hacen los demás, ¡de lo contrario sería rico! En esa consideración hay un problema de enfoque. Es importante que los críticos entiendan mejor cuáles son los términos que emplean. Yo no soy capitalista, como muchos piensan, ni un cuentapropista del teatro.

¿Cómo se logra llegar a la popularidad?

La popularidad se logra cuando estás en contacto con el público y escuchas lo que quiere. Cada vez que termino una función me paro fuera del teatro y saludo al público. Tengo un termómetro diario para saber qué pasa con mi obra. Eso me da la medida de hacia dónde va lo que hago. Por eso sé cuál será mi próxima obra. Muchas personas dicen que mi teatro es fácil y eso no es cierto. Simplemente abordo temáticas con un lenguaje más cercano a sus vidas. No busco epítetos ni metáforas.

¿Cuáles son tus referentes a la hora de concebir el tipo de teatro que propones?

Los referentes parten de mis experiencias en distintas partes del mundo. He podido trabajar con compañías de teatro en varias ciudades del mundo como asesor dramático, asistente de dirección. También fui asistente de producción de Les Ballets de Monte-Carlo, que estuvo en Cuba hace par de años y yo influí para que se presentaran en mi país.

Todo eso me ha permitido estar en contacto con determinadas formas de gestión y entender que el teatro no es un fenómeno personal, sino de público. Por tanto, Jazz Vilá Projects no es un teatro de Jazz Vilá, es un teatro de Jazz Vilá para el público.

Yo pienso que el éxito está ahí: he quitado el ojo de mí y lo he puesto en el espectador. Pienso en qué quisiera ver la gente y no en qué quisiera ver yo. La gente quiere reír y pasar un buen rato, encontrar un momento para desconectar de su realidad.

¿Cómo escoges a los actores de tu compañía?

Llegan de disímiles maneras: a algunos los he visto en obras de teatro, otros se me acercan espontáneamente. Pero todos deben encajar en lo que estoy montando en ese momento y entender la filosofía de la compañía. Hay que mantener una disciplina, estudiar mucho, andar bien vestido, participar en eventos y actividades de promoción. El compromiso de los actores no está solamente en actuar, sino también en formar parte de todo el engranaje publicitario que hay detrás de cada obra. Y todos mis actores son jóvenes.

¿Crees que la formación académica de esos jóvenes actores se corresponde con las exigencias de Jazz Vilá Projects?

Yo pienso que el nivel de la formación de los jóvenes en la Escuela Nacional de Arte (ENA) es muy bajo, y el nivel cultural de los estudiantes tampoco es muy bueno. Cuando trabajas con egresados te das cuenta de que les faltan referentes, conocimientos. Hay que entender un contexto para entender una obra. Por ejemplo, no se puede entender a Lorca sin no entiendes la Guerra Civil Española. Sería como ver Farándula sin entender el entorno de Cuba. Y otro aspecto: los jóvenes de hoy tienen puestos los ojos en la fama. Eso no está mal, pero debe haber una dosificación de ese trabajo.

¿Cuál será la próxima obra de Jazz Vilá Projects?

Anunciamos recientemente en las redes sociales que estamos trabajando en la comedia Vestuario y Maquillaje, que se estrenará el próximo año. La trama tiene lugar dentro de los camerinos de un teatro, y tiene como novedad una gran interacción con las redes sociales.

Casa Blanca, una cuestión de virilidad


Al atardecer del martes los estadounidenses comenzaron a despertar ante la dura realidad de la vida en la Casa Blanca.

A través de un un vídeo de 16 minutos, pudieron asistir al desarrollo de una discusión de matiz solariego a la que el presidente Donald Trump arrastró a los dos líderes demócratas del Capitolio en presencia de un tieso vicepresidente Mike Pence, que nunca habló, ni movió un músculo: apenas respiró –y en las redes sociales muchos se preguntaban si se trababa de un muñeco de cera.

El punto más álgido del rifirrafe fue cuando el Presidente anunció que estaba dispuesto a irse a la huelga si el Congreso no aprueba los 5,000 millones de dólares que reclama para la construcción del famoso muro en la frontera con México.

Los gobiernos normalmente no hacen huelga, aunque hay antecedentes como sucedió en Portugal en 1975 cuando el primer ministro se quejó de que el pueblo no lo dejaba gobernar y cerró la tienda. Trump, a lo mejor sin darse cuenta, ha rescatado el concepto cuando ayer se viró para el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer: “Si no tenemos seguridad en la frontera, vamos a cerrar el Gobierno. Este país necesita seguridad en la frontera”.

Es más, agregó abriendo ampliamente sus brazos, estirando sus pequeñas manos, como si quisiera abarcarlo todo, “¿quieres saber algo? Te digo algo: estoy orgulloso de cerrar el Gobierno por una cuestión de seguridad en la frontera. Me tiro eso arriba. Seré el único que lo cerrará y ni siquiera te voy a responsabilizar”.

La diatriba, expresada en alta voz ante unos 30 periodistas cuyas cámaras transmitían en vivo las incidencias del encuentro, en presencia también de la líder del nuevo Congreso, la demócrata Nancy Pelosi, es absolutamente inédita en los predios presidenciales.

Se sabe que ha habido otras, como la famosa discusión del ex presidente Richard Nixon con su portavoz Ron Ziegler sobre la idea de expulsar a los periodistas de la sala de prensa durante el escándalo Watergate en los 70, pero siempre han sido a puertas cerradas, nunca en público.

La portavoz de la mansión presidencial, Sarah Huckabee Sanders, diría más tarde que el Presidente quiso que el encuentro fuera abierto para que el público supiera cuán desesperado se encuentra ante la imposibilidad real de concretar la más mediática de sus promesas electorales, la construcción del muro en la frontera sur. “Lo demás lo discutirían en privado”, precisó.

El vicepresidente Mike Pence, centro, observa a la líder de la minoría de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, demócrata de California, y al presidente Donald Trump mientras discuten en una reunión en la Oficina Oval de la Casa Blanca, el martes 11 de diciembre de 2018 en Washington. (AP Foto/Evan Vucci)

La virilidad de Trump

Obviamente el plan salió mal, porque la reacción de los dos demócratas fue la de darle lucha al Presidente, paso a paso. Pelosi llevó la delantera. Cuando Trump sugirió que ella no podía hablar mucho, o comprometerse en ese encuentro, porque todavía no ha sido electa por sus pares como líder de la futura bancada mayoritaria en la Cámara de Representantes, ella no se quedó callada.

“Hágame el favor y no caracterice la fortaleza que aporto a esta reunión como líder de los demócratas en la Cámara, que acaban de obtener una gran victoria”, soltó. En las elecciones de noviembre los demócratas barrieron a los republicanos de la Cámara de Representantes obteniendo una holgada mayoría con 235 asientos contra 200.

Esto llevó a que enseguida Pelosi retara al presidente a demostrar el poder de su influencia dentro de su partido y su capacidad de lograr los fondos necesarios para el muro con la mayoría republicana que aún retiene pero que se le agota en enero. Trump tiene hasta el 21 de diciembre para resolver el problema cuando finaliza esta legislatura.

El Presidente le contestó desafiante, elevando con altanería el rostro, “puedo ganar ese voto en dos segundos”. Pelosi: “Hágalo”.

Se instaló entonces uno de los pocos silencios en este cónclave muy particular.

Trump sabe que en final de legislatura no tiene los votos necesarios porque, como es habitual en la política estadounidense, a fines de mandatos los congresistas se resisten a novedades y prefieren comenzar a diseñar un nuevo alineamiento.

Como diría en la noche a la cadena CNN, quien fuera asesor de cuatro presidentes republicanos y demócratas, el analista David Gargen, el mandatario “se encuentra en su momento más débil. Tiene la obsesión del muro. Tanto que ya ni siquiera recuerda al público que prometió que México lo pagaría. Ha dejado a México fuera de la ecuación, lo quiere aprobar de todos modos, incluso pasando por encima de su promesa de que el público americano no pagaría un centavo”.

Ampliando su raciocinio, Gargen expuso la preocupación que aflige al Presidente, que ya en los últimos días ha dejado caer a los que lo rodean que le preocupa la posibilidad de un proceso de deshabilitación en el horizonte, lo que se llama el impeachement.

Al final del tomentoso encuentro, que el diario The New York Times definió el miércoles como “un altercado televisivo”, de regreso al Capitolio, Pelosi desplegó una opinión sarcástica a su entorno cuando les contó los detalles. “Para el señor Trump este asunto del muro es una cuestión de virilidad, como si algo como la virilidad se pudiera asociar con él”, revelaron varios de los presentes a medios de prensa.

WATCH: Trump threatens shutdown in heated meeting with top Democrats

Las mentiras en vivo

Pero el intercambio no solo sirvió para que los estadounidenses, y el mundo, vieran un Presidente perdiendo los estribos. También fue una oportunidad para comprobar en vivo cómo en la Casa Blanca la mentira es un argumento político.

Trump, por ejemplo, dijo que las autoridades fronterizas detuvieron recientemente a 10 terroristas que intentaban ingresar al país. “La gente está penetrando la frontera. Hemos atrapado 10 terroristas en un período de tiempo muy corto. La gente en la frontera es increíble, ha atrapado a 10. Gente que nos quería hacer daño”.

Es misma mañana el Departamento de Protección de Fronteras (CBP, por sus siglas en inglés) emitió un comunicado diciendo que “el año pasado detuvimos a 17,000 criminales en la frontera”. No mencionó a nadie atrapado este año.

Trump insistió en que gran número de los inmigrantes que quieren pedir asilo en Estados Unidos, tras atravesar Centroamérica en una caravana, “están enfermos, tienen enfermedades contagiosas, solo quieren que paguemos por eso”.

Según CBP nadie ha entrado a Estados Unidos, por lo cual no hay forma de saber su estado sanitario. Algunos procesos de asilo está siendo procesados pero lo mayoría está en la parte sur de la verja fronteriza. Y cada vez son menos porque se están cansando de sus intentos y han comenzado a regresar.

El presidente también se atribuyó, pese a todo, que el muro está comenzando a construirse sin el permiso del Congreso. Pero lo cierto es que lo único que se ha hecho en los últimos meses es reparar lo que está hecho, unas 500 millas donde se están sustituyendo barras y chapas de acero deterioradas con los 1,500 millones aprobados en el presupuesto del año 2017.

Cuando Schumer le señaló que no puede hacerlo porque el Congreso no le ha dado los fondos, Trump dijo que entonces iba a llamar al ejército para que se encargue de la tarea. No quedó claro de dónde sacará el dinero para sufragar esa misión del ejército. Ni si tiene la autoridad para ordenarlo. Es que con virilidad no se resuelve la situación.

Serie 58: El repunte azul


Los Leones de la capital tienen siete vidas. Industriales parecía eliminado, y con dos victorias ante Ciego de Ávila se situó a un solo juego de los puestos de clasificación en la 58 Serie Nacional. De nada les sirve un empate en la tabla con los Tigres, pero los tienen a tiro.

A los azules les quedan seis juegos en casa y un enfrentamiento complicado en Las Tunas. Los avileños visitan a Holguín para terminar con dos series como anfitriones contra espirituanos y villaclareños.

¿Rey Vicente Anglada clasificará a su equipo a las semifinales? Sería una verdadera proeza con tantos problemas desde la lomita, y una defensa errática durante todo el campeonato.

El próximo rival es Sancti Spíritus, que llega dando tumbos al Latinoamericano, aunque se mantiene bien en la tabla debido a su excelsa primera mitad durante la segunda fase.

La Serie vive con el repunte azul. Lucha de felinos por el cupo a semifinales. ¿Quién será el rey de la selva? Analicemos lo mejor y lo peor de los últimos juegos.

Lo mejor

Danel Castro es el revulsivo por excelencia de una tanda tunera muy peligrosa. Foto: Otmaro Rodríguez

La ofensiva tunera es temible. La leña, a veces tarda, pero casi siempre llega. Los discípulos de Pablo Civil se liaron a batazos contra los holguineros en todos los partidos, y siempre revirtieron el marcador en los tercios finales. Tres remontadas valiosas lo ratifican como el equipo a derrotar en el torneo.

Danel Castro es un crack del béisbol cubano. En el primer partido ante Holguín impulsó seis carreras y cinco de ellas fueron para empatar el partido en el noveno y décimo capítulos, respectivamente. Impulsó tres veces empate o ventaja en el mismo juego. Fenomenal.

A un out de la derrota en el noveno inning disparó cohete con la casa llena para fletar las dos del empate. Por si fuera poco, en el episodio siguiente vino nuevamente con bases llenas con tres debajo, y sopló un doblete que limpió las almohadillas. El leñador mayor es un gran líder para su equipo.

La victoria 2-1 de Industriales a Ciego de Ávila los oxigena y les brinda posibilidades de clasificación. Frank Luis Medina aseguró el cotejo particular al tirar el juego completo. El efecto Latinoamericano cumplió su cometido.

Freddy Asiel Álvarez sumó su triunfo 99 en series nacionales después de una gran salida ante Sancti Spíritus. Parece que llegará en esta temporada al centenar de victorias. ¿Se habrá marchado la mala suerte que lo perseguía?

Lo peor

Los espirituanos no han ganado ninguna de sus últimas cinco subseries, per se mantienen en puestos de clasificación. Foto: Otmaro Rodríguez
Los espirituanos no han ganado ninguna de sus últimas cinco subseries, per se mantienen en puestos de clasificación. Foto: Otmaro Rodríguez

Sancti Spíritus ha perdido cinco topes de manera consecutiva, aunque siempre se lleva una victoria, por lo que se mantiene empatado en el segundo lugar con Villa Clara. Deberán cambiar la dinámica perdedora si quieren asegurarse para los play off. Un escobazo azul los pondría en una situación complicada.

La actuación de los lanzadores en la subserie Las Tunas-Holguín fue espantosa. Se anotaron entre ambos equipos un total de 67 carreras y 96 indiscutibles, a un promedio de 22 anotaciones y 32 indiscutibles por encuentro. Ni en el pitén del barrio hay tanto festín de bateadores.

El segundo juego en particular fue horrible desde el punto de vista técnico. Se anotaron 27 carreras con 29 indiscutibles. La defensa estuvo muy mal con seis errores y dos passed ball. Además, los lanzadores regalaron 12 boletos, tiraron cuatro pelotazos y cometieron tres wild pitchs. Resulta curioso que en este «juego de manigua» hasta el árbitro principal, Leonel García, salió lesionado, y no pudo terminar el desafío.

Vladimir García es el líder en derrotas en la segunda fase. A pesar de su buena salida ante Industriales, con tres carreras permitidas en siete entradas, presenta balance adverso de 1-6 en este tramo de la competencia.

Curiosidades

Aunque ha estado en las sombras en los últimos años por lesiones en su brazo, Yander Guevara se mantiene como un azote para Industriales. Foto: Ricardo López Hevia

Aunque ha estado en las sombras en los últimos años por lesiones en su brazo, Yander Guevara se mantiene como un azote para Industriales. Foto: Ricardo López HeviaYander Guevara es un domador de Leones. El lanzador avileño suma 12 triunfos ante Industriales en series nacionales. Una apertura suya ante los capitalinos es garantía de victoria.

El Cañón de la Trocha pasa por un mal momento, y no gana un juego desde el pasado 8 de noviembre. Su labor en los inicios de partidos es desastrosa. Ha permitido 24 carreras en la segunda fase, y 19 de ellas fueron en el primer tercio de los encuentros.

En el segundo partido entre Leñadores y Cachorros se dio un hecho curioso. Los nueve hombres que iniciaron el juego por los tuneros anotaron carreras. Pero no fueron los únicos.  Héctor Castillo y Ernesto Lalana, que entraron como jugadores de cambio, también pisaron el home plate. Once jugadores del mismo equipo se fueron con carreras anotadas en un juego.

El gran bosque de los Leñadores es un fortín inexpugnable. Las Tunas en el estadio Julio Antonio Mella ha ganado 20  juegos en 24 presentaciones. La tala no tiene compasión en el balcón del Oriente cubano.

Yoelkis Cruz lleva cinco salidas consecutivas en busca de su victoria 143 en series nacionales, lo que lo igualaría con José Miguel Báez como los tuneros más ganadores en la historia. ¿A la sexta será la vencida?

La bola sigue viva y en juego.

Yosbany Veitía: “No estar en Barranquilla fue mi culpa”


En Tijuana, México, solo unas horas antes de subirse al cuadrilátero, Yosbany Veitía sabía que estaba en problemas. Los kilogramos de más no desaparecían como en tantas otras ocasiones, lo cual implicaba colocarse justo al borde del abismo.

“Salí de Cuba con tres kilos por encima del peso, quise bajarlos en un día y no pude. Normalmente nosotros llegamos a las competencias hasta con 48 horas de antelación, pero en este caso era aterrizar y en la siguiente fecha pelear. Yo perdí dos kilos ahí, pero ese último era imposible, no bajaba pa´nadie”, rememora Veitía.

Veitía sufrió un duro golpe al quedar fuera de la selección nacional y perderse los Juegos Centroamericanos de Barranquilla. Foto: Ricardo López Hevia

Esta situación no es desconocida para los boxeadores, de hecho, es normal que recorten peso antes de sus combates, explica Rafa Lozano, doble medallista olímpico (Atlanta 1996 y Sydney 2000) y actual seleccionador español, pero hay que tener mucho cuidado con los volúmenes.

“Por lo general los dos o tres últimos días puedes bajar entre 1,8 y 1,5 kg. sin problemas. Es verdad que es un sacrificio enorme, pero bien llevado no hay problema. La mente ya está acostumbrada. Los que bajan de golpe si pueden luego sufrir”, explica Lozano en una entrevista con el diario Marca.

Y en efecto, Veitía sufrió, en grande, no solo por el sacrificio de luchar y perder contra la báscula, sino porque esa eliminación prematura en el Clasificatorio Centroamericano, en marzo pasado, lo privó de asistir a Barranquilla 2018 y lo colocó fuera de la selección nacional.

Veitía no es un boxeador cualquiera. Ha ganado tres medallas mundiales, y es el vigente monarca del orbe en los 52 kilogramos, tras vencer, en Hamburgo 2017, al uzbeco Jasurbek Latipov. No obstante, en el apartado mediático ha sido superado por los éxitos de Julio César La Cruz, Lázaro Álvarez, Roniel Iglesias y Erislandy Savón.

Quizás por eso no sonó tanto su castigo, que dejó a Cuba prácticamente huérfana en los pesos moscas para afrontar, por ejemplo, la final de la Serie Mundial, en la que Jorge Griñán fue uno de los perdedores en la final contra el Astaná Arlans.

Pero el golpe más duro para Veitía no fue la Serie Mundial, sino la ausencia en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, donde Cuba contaba con sus guantes para sumar otra presea dorada en la extenuante carrera por la cima regional.

“Fue un poco difícil. De un momento a otro pasé de estar en el equipo nacional a perderme todas las oportunidades de competir. Pero después de todo este tiempo estoy consciente de que no estar en Barranquilla fue mi culpa”, reconoce.

“Todo el mundo en la calle me decía que yo podía estar ahí en los Centroamericanos, y eso me dolió”, recuerda Veitía, quien a finales del 2018 ha recibido inesperadas oportunidades para ganarse otra vez un puesto en la escuadra nacional.

“Después de la sanción yo me fui a Sancti Spíritus y me puse a entrenar. No sabía cuándo volvería a pelear, pero solo por eso no podía tirarme al abandono. Trabajé con mis entrenadores espirituanos y recibí el llamado para participar en la Serie Nacional como refuerzo de Camagüey.

“Fui a competir con la mentalidad de ganar todas las peleas, de demostrar que estaba listo para volver y seguir pa´lante”, asegura, confiado.

Confianza y trabajo fuerte son las máximas de Veitía para regresar a planos estelares. Foto: Ricardo López Hevia
Confianza y trabajo fuerte son las máximas de Veitía para regresar a planos estelares. Foto: Ricardo López Hevia

Sin embargo, Alberto Puig de la Barca, presidente de la Federación Cubana de Boxeo develó en una entrevista a Tele Rebelde que el espirituano todavía no es elegible para integrar el equipo Cuba.

“Lo vimos en la Academia de Sancti Spíritus, entrenando bien. Peleó en la Serie Nacional, ganó sus tres peleas, hizo siempre el peso…pero le queda un caminito un poco más largo para demostrarnos a todos que se ha ganado el derecho de volver a la Escuela Nacional. El venidero Playa Girón va a ser un termómetro, pero no va a ser la prueba definitiva”, explicó el directivo.

Justo en el inminente certamen doméstico –comienza la semana próxima en Camagüey–, Veitía buscará su octava corona nacional. “Por las circunstancias, es como si fuera a buscar la primera. Veo todo esto como una oportunidad para empezar de cero.”

Y este puede ser el punto de giro en la carrera de Veitía, quien a sus 26 años tiene dos objetivos marcados: ganar por primera vez los Juegos Panamericanos y los Olímpicos.

El reto más próximo es el de Lima 2019, donde pudiera borrar de una vez los malos recuerdos de las finales perdidas en Guadalajara 2011 y en Toronto 2015.

En la urbe mexicana cayó frente al local Joselito Velázquez, ahora profesional, y en Canadá no pudo con el joven estadounidense Antonio Vargas. De origen boricua, el púgil de 19 años maniató a Veitía, y poco tiempo después también saltó al profesionalismo.

Todavía más lejos en el horizonte aparece la cumbre olímpica, hasta ahora esquiva por una especie de maldición china.

En Londres 2012 Veitía perdió con el monarca Zou Shiming, y en Río 2016 no le hizo sombra a Hu Jianguan, medallista de bronce. “Tokio 2020 es mi principal objetivo, a la tercera tiene que ser la vencida.”

MAH03140 Yosbany VEITIA (CUB) vs Jasurbek LATIPOV (UZB)

¿Hacia dónde va Donal Duarte?


Donal Duarte ya tiene vía libre para volver a jugar pelota. Esta es una buena noticia para el antesalista pinareño, quien lleva casi un año alejado de los diamantes tras ser sancionado por las autoridades deportivas de Pinar del Río, al ausentarse injustificadamente en la pasada Serie Provincial.

Esa violación del Reglamento de la Dirección Nacional de Béisbol sacó a Duarte de circulación por espacio de un año, comenzando el castigo el 21 de marzo último, momento en el que, además, ya eran de dominio público sus diferencias con Pedro Luis Lazo, mentor de los Vegueros.

Desde el final de la 57 Serie, el otrora capitán pativerde y el mítico 99 pinareño tuvieron cruces de palabras y enfrentamientos, supuestamente por el mal ambiente que había creado Duarte en la cueva vueltabajera.

Estos factores y otros errores de Duarte pesaron en el veredicto, que queda sin efecto tras cumplirse la mitad del año de castigo.

“Todo atleta después de cumplir el 50 por ciento la sanción puede solicitar la reincorporación, él lo hizo a su Comisión Provincial y nosotros evaluamos la actitud mantenida durante la sanción determinando que se reincorpore a jugar la Serie Provincial”, aseguró al periódico Guerrillero Jorge Miranda, Subdirector de Actividades Deportivas de Pinar del Río.

El directivo confirmó además que, si Duarte resulta preseleccionado, podrá estar en la venidera 59 Serie Nacional.

Justo en este punto no encontramos frente a un problema, pues el propio jugador ha manifestado hasta en dos ocasiones que, mientras Pedro Luis Lazo esté al frente de los Vegueros, él no consideraría incorporarse a la disciplina del plantel al que ha defendido durante 17 clásicos domésticos.

“No me gustaría nunca jugar contra mi provincia, pero si algún día tengo que hacerlo, lo voy a hacer. Mientras (Pedro Luis) Lazo esté ahí, no voy a volver con Pinar del Río, tendré que irme para otra provincia”, espetó Duarte en marzo ultimo en entrevista concedida a Boris Luis Cabrera (Diario de Cuba).

Donal Duarte podrá regresar a los terrenos, pero todavía no se sabe si defenderá los colores de Pinar del Río. Foto: Ricardo López Hevia

Luego conocerse el levantamiento del castigo, Duarte ha reiterado su postura en dialogo con el colega Michel Contreras (Cibercuba).

“Lazo no quiere que yo juegue más pelota, no me quiere en el equipo. Él fue el que protestó; si no, nada hubiera pasado, eso nunca había sucedido aquí en Pinar del Río”, puntualizó el infielder de 36 años.

Estas declaraciones colocan a las autoridades provinciales en una disyuntiva, pues deben elegir entre contar de nuevo con su otrora capitán y bujía inspiradora, o mantener por tercer año consecutivo a Pedro Luis Lazo en la dirección (fue sexto en la Serie 57 y décimo en la 58).

Otra variante sería apostar por la conciliación y el diálogo, pero no parece que ninguna de las dos partes estén dispuestas a sentarse a limar asperezas.

Si finalmemte se deciden por la continuidad de Lazo, entonces tendrían que evaluar la posibilidad de abrirle el camino a Duarte para que juegue por otro equipo, y ya sabemos que las provincias no siempre están dispuestas a ceder peloteros.

En cambio, si apuestan por un nuevo mentor podrían quedarse con Duarte, siempre y cuando el director seleccionado esté en sintonía con el antesalista.

Poner a Donal junto a un nuevo capataz que no tenga feeling con el Lobo pinareño solo desataría, a mediano plazo, un conflicto interno similar al que han vivido los Vegueros en los ultimos 12 meses.

Duarte ya no es lo que era

Duarte ya no es el mismo bateador de hace una década. Foto: Ricardo López Hevia
Duarte ya no es el mismo bateador de hace una década. Foto: Ricardo López Hevia

Aunque todavía puede ser un jugador competitivo y útil gracias a su experiencia e influencia anímica en un equipo, no hay manera de negar que Donal Duarte está muy lejos aquel hombre dominante y oportuno en el rectángulo ofensivo.

Ya Duarte no tiene la misma aceleración de swing, ha perdido algo de contacto y poder, y su velocidad en los senderos está por debajo de la media. Además, en términos defensivos, su brazo no es fuerte, y no puede afrontar una transición a segunda base porque su movilidad y cobertura son bastante reducidas desde hace algún tiempo.

Por si fuera poco, jugó por última vez el 15 de diciembre del 2017 y tendrá que esperar al menos hasta junio-julio del 2019 para volver a enfrentar un partido de nivel en los torneos de preparación rumbo a la Serie 59.

Esos detalles complican un tanto la vuelta a los diamantes de un hombre que ahora, cuenta, más que nada, con su voluntad. “Hay que ver qué pasa. Eso es bastante difícil a mi edad, pero tengo muchas ganas de volver a jugar”, dijo a Cibercuba.

Al margen de su estado físico y las dudas que genera un jugador de su edad, Duarte es un pelotero respetado en el ámbito nacional y perfectamente pudiera integrar la nómina de Vegueros –si Lazo sale– o la de algún otro elenco occidental –presumiblemente Artemisa o Industriales– en caso de que deba probar suerte lejos de su tierra.

Shameik Moore: primer Spider-Man birracial… en animados


Una nota en un diario escrito cuando Shameik Moore era adolescente incluía uno de sus sueños: interpretar a Spider-Man en la gran pantalla. Su sueño se hizo realidad de alguna manera, pues Moore hace la voz de este superhéroe en la cinta animada Spider-Man: Into the Spider-Verse (Spider-Man: Un nuevo universo).

Moore interpreta a Miles Morales, un adolescente birracial de Brooklyn que obtiene superpoderes después de ser picado por una araña radioactiva. Morales mezcla esos poderes, incluyendo un oído super poderoso, caminar por paredes y camuflarse, al tiempo que le pone su propio sello a su personaje.

Lejos queda el traje azul y rojo de Peter Parker, ahora el hombre araña usa una versión rojo y negro, así como un par de tenis a la moda.

La ambición de Moore era ser el rostro de Spider-Man en una película interpretada por actores, algo que todavía desea que ocurra. Pero por ahora le hace feliz ser la voz de Morales en Into the Spider-Verse, que se estrena el viernes en Estados Unidos. La cinta ya ha generado reseñas muy positivas.

Shameik Moore da voz al protagonista de la película animada “Spider-man: Into the Spider-Verse”. Foto: Chris Pizzello / Invision / AP.

“La historia es contada ahora a través de mí. Con un gran poder viene una gran responsabilidad”, dijo en referencia a una frase muchas veces repetida en las películas y cómics de Spider-Man. “Es un Spider-Man negro y se ve como yo”.

“Es una nueva era en Hollywood”, aseguró Moore, quien tiene 23 años y es de ascendencia jamaiquina. “No sólo estamos en las películas de superhéroes con actores, también nos están incluyendo en las animadas”, dijo. “Me honra ser el primer Spider-Man negro (en una película)”.

Into the Spider-Verse fue nominada la semana pasada al Globo de Oro a mejor película animada, y ha generado expectativas para una posible nominación a los Oscar. Eso podría llevar a una contienda de superhéroes en la categoría de cinta animada de los Premios de la Academia con Incredibles 2 y Ralph Breaks the Internet.

El filme tiene una calificación de 99% fresco en el sitio especializado Rotten Tomatoes y ha generado reseñas muy positivas por su estética visual y su gran manejo de la narración que incluye seis diferentes versiones de Spider-Man. El equipo de múltiples Spiders se une para acabar con el plan de un supervillano de Marvel, Kingpin, quien trata de provocar el caos en múltiples realidades.

SPIDER-MAN: INTO THE SPIDER-VERSE – Official Trailer (HD)

El camino de Moore para convertirse en Spider-Man fue divergente, primero hizo audición para interpretar al héroe hace años con otros candidatos multirraciales, pero el papel fue para Tom Holland, quien debutó con el papel en Captain America: Civil War, protagonizó la película en solitario Spider-Man: Homecoming y tuvo un papel clave en Avengers: Infinity War.

La fascinación del actor con Morales comenzó después de escuchar la voz de Donald Glover como el personaje en Ultimate Spider-Man de Disney hace unos años. El personaje fue presentado en comics en 2011 después de que el presidente Barack Obama y Glover, inspirados por la creación de Morales, lucieran pijamas de Spider-Man en un programa de televisión diferente.

Moore recodó cómo el director Rick Famuyiwa, quien lo eligió para la película de 2015 Dope, lo consideró para interpretar a Morales en la película con actores, pero dijo que esos planes se acabaron cuando “alguien en el poder fue cambiado” y decidieron que sería una película animada.

Los productores dijeron que eligieron el camino de la animación porque los ilustradores gráficos podían imitar en computadora mejor los movimientos de los comics. Realizar Into the Spider-Verse mezclando animación por computadora y a mano hizo que el proyecto requiriera tres años para su realización.

“Nuestra animación es tan exagerada que el mejor acróbata del mundo no podría realizarla”, afirmó Chris Miller, quien coprodujo la película con Phil Lord, uno de sus coguionistas. El dúo de cineastas es conocido por 21 Jump Street y The Lego Movie.

“Por lo menos en esta película se puede mover de la misma manera que en los comics. Esto no descarta una película con actores de Miles. De hecho, genera más atención al respecto”, comentó Lord.

Moore espera que esto ocurra pronto.

“Soy una persona muy física, no necesito la máscara para hacer volteretas”, dijo. “No necesitaría un doble para acrobacias … pero si se tardan seis o siete años seré mayor y no podré interpretarlo”.

Personajes del filme animado "Spider-Man: Into The Spider-Verse". Fotograma: polygon.com
Personajes del filme animado “Spider-Man: Into The Spider-Verse”. Fotograma: polygon.com

Sin importar los premios o el éxito en taquilla, los miembros del elenco consideran que la película será una inspiración para el público. La cinta explora la cultura birracial de Morales y la crianza de un personaje que se columpia entre los edificios de la ciudad usando tenis Air Jordan.

“Puedo imaginar, si fuera niño y hubiera un Spider-Man negro o café, estaría tan emocionado”, dijo el actor galardonado con el Oscar Mahershala Ali, quien hace la voz del tío de Morales, Aaron Davis, alias Prowler. “Esto abre la puerta para que una nueva generación pueda creer en diferentes posibilidades. Hay una generación que llegó al mundo sabiendo que Barack Obama fue su primer presidente y nunca pensaron que era raro o un gran logro. Espero que esto pueda ser lo mismo”.

Brian Tyree Henry, quien interpreta al padre policía de Morales, Jefferson Davis, dijo que la película es “necesaria”. Agregó que su personaje y el de Ali le mostraron la importancia de tener hombres fuertes en la vida del adolescente.

“Lloré por momentos, me hizo pensar en mi propia crianza”, aseguró Henry, quien actúa en Atlanta y en If Beale Street Could Talk. ”Mi padre sigue vivo y en mi vida. … el número de hombres negros que (Morales) tuvo en su vida y realmente estaban ahí para él, guiándolo. Me encanta que el Universo de Marvel le está dando esta representación un rostro, un nombre y un superpoder”.

Aún está por verse si Into the Spider-Verse tiene éxito y ayuda a que más películas como esta puedan surgir en el futuro.

“Creo que a los estudios les entusiasmará mucho hacer más”, dijo Peter Ramsey, codirector de la cinta con Rodney Rothman y Bob Persichetti. “Ahora tiene que estrenarse y permitir que el público se enamore de ella. Hay mucho potencial”.

El “mercado cubano” de Puerto Príncipe


La mayoría de la gente no piensa en Haití como un destino de compras. A menos que sean cubanos.

Cada tarde, cientos de cubanos revolotean por una encrucijada llena de baches en la capital del país más pobre del hemisferio buscando ropa, bombillas, perfumes y otros productos que escasean en su país.

Los vendedores haitianos ponen reggaetón cubano a todo volumen para atraer a la clientela. En un café abierto hace un año, decorado con banderas cubanas pintadas, Angelina Luis Domínguez, natural de La Habana, y su sobrina Yeleny Terry Luis sirven frijoles negros, arroz y cerdo asado a sus compatriotas a la hora de comer.

“Hay miles, por todos (lados)”, dijo Domínguez. “Antes eran cuatro o cinco; ahora se ha minado. Es Cuba que creo que está aquí”.

El “mercado cubano” de Puerto Príncipe forma parte de un comercio global estimado en más de 2.000 millones de dólares, alimentado por la confluencia entre el incremento de la libertad de los cubanos para viajar con el continuo control que ejerce el estado comunista en la economía en el país.

Ropa, artículos de hogar, hardware, productos de cuidado personal y otros cuestan dos o tres veces más en las tiendas estatales en Cuba que en otras partes. Y eso cuando están a la venta en una economía lastrada por una escasez incesante. Es más, el monopolio estatal cubano de importaciones y exportaciones excluye al pequeño pero vibrante sector privado, que emplea a más de medio millón de personas que suelen ganar tres o cuatro veces el salario de un empleado estatal.

Desde que Cuba eliminó el permiso de salida hace cinco años, los cubanos llenan vuelos a lugares con requisitos de entrada fáciles. En Puerto Príncipe, la ciudad de Panamá, Cancún, Guyana, Trinidad y Tobago, e incluso en Moscú, llenan sus maletas con artículos para uso personal y los venden de regreso en su país.

Los cubanos cambian de Norte

En Panamá, la zona libre de Colón tiene una “pequeña Habana” donde los cubanos se dejaron 308 millones de dólares el año pasado, y van camino de gastar quizás hasta un 8% más en 2018, dijo Luis Carlos Saenz, subdirector general del área franca.

“Ahora tenemos una importante clientela cubana que viene a hacer compras hace una contribución significativa a los negocios de la zona”, explicó Saenz.

Panamá está tan ansioso por este comercio que su embajada en La Habana ha empezado a entregar “tarjetas de turismo” inmediatas a cubanos con licencias de negocio privado, que eliminan la necesidad de pasar por un largo proceso de solicitud de visa.

“Ahora vienen más cubanos por lo de la tarjeta de turismo”, dijo José Hernández, que compraba en la zona libre de impuestos con un grupo de familiares la semana pasada. “Para nosotros, llevarnos un split (aire acondicionado), una motocicleta, es muy importante. Eso en Cuba es oro”.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela (d), y el ministro del Comercio Exterior de Cuba, Rodrigo Malmierca (i), durante la inauguración del pabellón de Panamá el martes 30 de octubre del 2018, en el segundo día de la 36 Feria Internacional de La Habana Fihav 2018. Foto: Ernesto Mastrascusa / EFE.

Este tipo de turismo de negocios ha diversificado un comercio centrado durante mucho tiempo en el sur de Florida. Alejar ese comercio de Miami derivó de la decisión del gobierno de Donald Trump de sacar a la mayor parte del personal de su embajada de la capital cubana el año pasado, lo que terminó con el procesamiento de visas en la isla y obligó a los cubanos a viajar a terceros países para solicitar permiso para visitar Estados Unidos.

En 2017, los cubanos gastaron más de 2,000 millones de dólares en artículos que llevaron de vuelta a la isla, según las estimaciones de un estudio realizado en agosto por Havana Consulting Group, con sede en Miami.

Ese gasto podría equivaler a entre el 2 y el 5% del producto interno bruto de Cuba, en función de cuál de las dispares estimaciones del PIB se emplee ante la ausencia de estadísticas fiables sobre la economía de la isla.

Los dólares cubanos que se irán a Panamá

Cuba mantiene firmes restricciones en la cantidad de artículos que puede importar una persona, y trabajar como “mula” –llevando bienes para otros– está técnicamente prohibido, según algunos reportes oficiales, pero rara vez se procesa.

Haití, que lucha contra el incremento de la violencia y la devaluación de la moneda, parece estar quedándose con una porción cada vez mayor del pastel de las compras cubanas.

En el vecindario que rodea al mercado, docenas de cubanos gestionan alojamientos con desayuno para los compradores en viviendas alquiladas a haitianos. Docenas de “guías” locales ayudan a los visitantes a encontrar artículos especializados como electrónica y hardware.

“Tengo visa de Panamá, visa de México, pero me gusta Haití”, señaló Eduardo Leiva, quien gestiona un pequeño negocio de hardware en Cuba. “Hay mucha variedad de mercancía, hay un nivel de productos que de verdad no hay en otros países”.

La pequeña aerolínea Sunrise Airways opera 12 vuelos directos semanales entre La Habana, Camagüey y Santiago, en Cuba, y Puerto Príncipe. Los cubanos entrevistados en el mercado dijeron que gastaron alrededor de 700 dólares en pasajes aéreos, comida y alojamiento y otros 700 en mercancías, que revenden a un precio suficientemente alto para obtener varios cientos de dólares de beneficio en cada viaje.

La mayoría señalaron que hacían viajes casi mensuales, generando más de 2,000 dólares en ingresos extra al mes en un país en el que los salarios estatales anuales están por debajo de los 400 dólares.

“Los cubanos son muy buenos para nosotros. Vienen, se llevan la mercancía de vuelta a su casa y nosotros podemos sacar un pequeño beneficio”, dijo Terese Rencher, quien compra camisetas con logos de diseñadores fabricadas en Perú en República Dominicana y las vende en el “mercado cubano”.

“Así es como mandé a mi hija a la escuela, a la universidad”, dijo Rencher, que explicó que la joven de 23 años estudia en una escuela de hostelería en Puerto Príncipe.

Algunos cubanos dijeron que fueron víctimas de robos a manos de jóvenes que sabían que llevan grandes sumas de dinero en efectivo encima, pero siguen prefiriendo realizar el corto viaje a una isla cercana en lugar de las odiseas por las que pasan muchos para alimentar el mercado minorista informal de la isla.

“Comparado con Rusia, Haití está más cerca, no hace frío y la mercancía es prácticamente la misma”, dijo el taxista Braulio Hernández, quien buscaba herramientas y piezas para su taller de reparación de autos.

Eyeife 2018 se muda al Almendares


La segunda edición de Eyeife Black Tears tendrá lugar en varios espacios en La Habana desde el 12 al 16 de diciembre de 2018. El Parque Metropolitano de La Habana (Parque Almendares) será el escenario principal, con un programa internacional que mostrará los vínculos entre la música cubana, la electrónica y otras maneras de entender la creación sonora contemporánea de Cuba. Como subsedes estarán la Fábrica de Arte Cubano (FAC) y el ISA.

EYEIFE 2018 🎧 – La Habana 🇨🇺🔹 Conciertos 🗓 14 y 15 de diciembre desde las 8 pm 📍 Parque Metropolinano.🔹 Talleres 🗓12 de diciembre 📍 Universidad de las Artes (ISA).🔹 Club Sessions🗓del 13 al 16 de diciembre 📍 Fábrica de Arte Cubano.➕ INFO 👉 www.eyeife.comBlack Tears – Cuban Spiced // Heineken // DJ Mag España

Posted by Eyeife Festival on Monday, November 5, 2018

Artistas como Cima Funk, BeUtNoise, Dj Gost, Dj MayBe’s, Djoy de Cuba, House Republic, Ley Dj, Marien Baker o Tom and Collins se presentarán en estas fechas en la capital cubana. Eyeife propone más de 5 días de música, con más de 50 artistas de 10 países. Tickets online disponibles en www.eyeife.com.

Cimafunk será el encargado de abrir esta II edición de EyeifeBlackTears, el viernes 14 de diciembre, a las 8 p.m., en el Parque Metropolinano. Desde New York, DJ Spooky se suma al line up de Eyeife, y desde México llegará Tom & Collins, el dúo mexicano que está sonando por todo el mundo.

Sector privado en Cuba: necesidad de edificar consensos para parir soluciones


Muchas gracias. Estas quiero que sean mis primeras palabras ante la decisión del gobierno cubano de dejar sin efecto algunos de los aspectos más controvertidos de las regulaciones para el ejercicio del trabajo por cuenta propia en Cuba y que durante meses fueron el preludio de una tempestad que se nos venía encima. Sobre todo a aquellos que hemos puesto empeño, por nuestro futuro y el del país, en el sector no estatal de la economía.

Las autoridades han hecho bien rectificando. Ver que 14 meses de debates, artículos, cartas y reuniones no fueron en vano, devuelve esperanza.

Las decisiones explicadas en la Mesa Redonda del 5 de diciembre desmontaron casi por completo el carácter retroactivo de las medidas anunciadas el 10 de julio pasado y que afectarían a los que llevaban meses esperando por el reinicio del otorgamiento de licencias y aquellos que desde el 2010 confiaron en el gobierno cubano y decidieron invertir ganas y recursos como trabajadores por cuenta propia.

Al eliminarse ahora los límites en la cantidad de licencias para trabajar por cuenta propia que puede poseer una persona y deshacer la decisión de imponer un tope de 50 sillas de los negocios gastronómicos, quedan aún tres aspectos de mucha relevancia para los trabajadores privados:

  • el nuevo mecanismo para la solicitud y otorgamiento de autorizaciones para el ejercicio de las actividades autorizadas;
  • el establecimiento de las cuentas fiscales para 6 actividades y,
  • la ampliación del listado de infracciones en el ejercicio del trabajo por cuenta propia y en la prestación de servicios artísticos.

A pesar del avance, aún permanecen en el aire varias preguntas respecto a cómo se van a implementar las normas.

Sigue siendo incierto el futuro inmediato para gestores inmobiliarios, escuelas de idiomas, academias de repasadores y gimnasios. Al prohibírsele la contratación de fuerza laboral u obligarlos a realizar las actividades autorizadas de manera individual, muchos tendrán que cerrar establecimientos o, como sabemos hacer muy bien los cubanos, “inventar”.

De la misma manera, artistas y personal relacionado con la creación tienen serias y legítimas inquietudes sobre el decreto 349 que forma parte del paquete.

Las intenciones del gobierno podrán ser diferentes a lo que dice la letra pero las leyes se escriben precisamente para que manden estas y no la discrecionalidad. Las regulaciones deben ser hiladas con precisión de artesano. Incorpórese esta idea para la labor legislativa que tiene por delante el país después que tengamos la nueva Constitución.

El “perfeccionamiento” de todo lo relativo al trabajo por cuenta propia sigue siendo una necesidad insoslayable.

En una parte importante del sector privado coincidimos con las razones por las cuales el gobierno quería organizar el sector pero discrepábamos de las soluciones planteadas porque no apuntaban a las causas verdaderas de los problemas.

Nuevas reglas del sector privado: el no sobre el sí

Y a esos problemas hay que darle jaque mate dando el paso de asumir en el panorama económico nacional de la pequeña y mediana empresa privada y resolviendo asuntos que continúan puestos sobre la mesa:

El más grave de los errores de la actual política estatal hacia el sector privado es el freno que significa para la iniciativa, la productividad y la innovación la existencia de un listado de actividades autorizadas.

Esta visión tiene que ser rota en pedazos, con las salvedades razonables, para que podamos salir a flote. Aún hoy no queda claro si la constitución de pequeñas y medianas empresas será autorizada solo en actividades específicas o no.

Por otra parte, cada vez más escuchamos a directivos cubanos al hablar de la inversión extranjera mencionar la necesidad de que los capitales foráneos generen o se acoplen a los encadenamientos productivos. El actor privado nacional puede ser un eslabón más.

Los que nos subvaloran esgrimen como bandera que nuestro aporte al crecimiento del país es insignificante y que con peluquerías y restaurantes no saldremos del subdesarrollo, pero no consideran que solo ese tipo de actividades de bajo valor agregado se nos ha permitido hacer hasta ahora. Hay que eliminar los prejuicios y obstáculos que impiden que las empresas estatales, mixtas y extranjeras se relacionen con el sector no estatal.

En las condiciones actuales el uso de cuentas y mecanismo bancarios serán barreras de limitada efectividad en el enfrentamiento a las indisciplinas fiscales porque continua en pie un sistema tributario que penaliza el crecimiento de los negocios.

Las actuales disposiciones se orientan a gravar de manera progresiva la contratación de fuerza laboral y obligan a los contribuyentes a entregar la mitad de sus ingresos por concepto de impuestos cuando se sobrepasa los 50 000 pesos cubanos al año (aproximadamente 2000 dólares), una cifra sumamente baja y desconectada de la realidad.

Habría que garantizar la protección legal y las condiciones para un sano desempeño a todos los actores de la economía nacional con independencia de la forma de propiedad que se trate. El proyecto de Constitución en al artículo 21 deja un espacio para la discrecionalidad cuando, luego de definir las formas de propiedades, declara que el Estado fomentará aquellas de carácter más social.

ARTÍCULO 21. Se reconocen las formas de propiedad siguientes:
89. a) socialista de todo el pueblo: en la que el Estado actúa en representación y beneficio de este como propietario.
90. b) cooperativa: la sustentada en el trabajo colectivo de sus socios propietarios y en el ejercicio efectivo de los principios del cooperativismo.
91. c) mixta: la formada por la combinación de dos o más formas de propiedad.
92. d) de las organizaciones políticas, de masas y sociales: la que ejercen estos sujetos sobre sus bienes.
93. e) privada: la que se ejerce sobre determinados medios de producción, de conformidad con lo establecido.
94. f) personal: la que se ejerce sobre los bienes que sin constituir medios de producción contribuyen a la satisfacción de las necesidades materiales y espirituales de su titular.
95. La ley regula lo relativo a estas y otras formas de propiedad. El Estado estimula aquellas de carácter
más social.

No estoy en contra de que se decida crear programas y herramientas especiales para las cooperativas y las empresas del Estado pero una declaración de este tipo sin precisar la igualdad de condiciones y relevancia de todos los actores es como la clásica situación novelera del padre que guarda las apariencia ante la sociedad por sus hijos sin importarle el origen de estos pero que en la concreta no se ocupa del “bastardo”.

En el nuevo escenario que se configurará se debe evitar la aparición de instituciones estatales intermediarias con el propósito de representar para la comercialización a los actores privados, sean cuentapropistas o empresas.

Diseñadores, artistas, comunicadores y productores audiovisuales tienen fuertes críticas sobre algunas de estas agencias intermediarias pues funcionan únicamente como un mecanismo burocrático que no los representa verdaderamente, no facilita la prestación de servicios y encima de ello retienen entre el 10 y 15% del valor de los contratos, sin merecerlo. Si van a existir algunas, que cumplan sus propósitos verdaderos y que sean un aliado de sus representados, no una traba.

Esta consideración, por ejemplo, sugiero que la tome en cuenta el Ministerio de Comunicaciones ahora que se conoció que preparan algún mecanismo para que los programadores de equipos de cómputo desarrollen su trabajo, razón por la cual esa licencia permanecerá congelada en espera de esta decisión.

Será necesaria una estructura estatal que atienda, acompañe, facilite y regule a los actores no estatales de la economía. No hablo de crear una “policía del sector privado” sino de un ente cuyo compromiso primario sea con la prosperidad, la generación de empleo y que ejecute una política coherente gubernamental en un entorno ordenado y transparente.

Siete prejuicios capitales sobre el sector privado en Cuba

Avanzar hacia la creación de espacios donde el sector privado se pueda organizar con el objetivo de interactuar y dialogar constantemente con las autoridades. Algunos podrían señalar que ese espacio es el sindicato existente pero este tiene una contradicción difícil de entender: dueños y empleados sentados en una misma organización cuando pueden tener, en determinadas situaciones, intereses contrapuestos. Además, la actual política de mantener a los trabajadores por cuenta propia dispersos por los diferentes sindicatos según el sector de la economía donde se desempeñen, no contribuye a la correcta representación de sus intereses. Pueden coexistir la representación sindical con una organización o asociación de pequeños y medianos empresarios para que tengan un espacio de participación unificado.

Por otra parte, sigue quedando pendiente un mercado mayorista. No ignoramos que su existencia depende de recursos financieros que no abundan ahora mismo, pero creemos que su propia existencia puede a su vez generarlos, dinamizar la economía y aliviar las presiones en los establecimientos minoristas.

Si hay una señal del potencial que tiene la economía no estatal, tanto la formal como la informal, esa es la decisión panameña de abrir las puertas a los cubanos para comprar. De ser “posibles emigrantes” los cubanos hemos pasado a ser “queridos comprantes” para algunos países.

No es mi intención exclamar que esta es la noticia del año y que el sol, al fin, se abrió paso entre los nubarrones de la tormenta.

Bajos salarios, desigualdades, nueva Constitución, información, corrupción, derechos civiles y políticos, derechos ( incluido el del matrimonio) para tod@s, transporte, racismo, envejecimiento y emigración son solo algunos de los temas sobre los cuales se precisan decisiones políticas y económicas para imprimir en la vida de los cubanos mejorías sólidas y sostenibles.

No debemos avergonzarnos de enumerarlas en alta voz ni nos debe preocupar que a los que discutimos sobre estos asuntos nos cuelguen letras escarlatas en el pecho. Ocupémonos de edificar consensos para parir soluciones, como estas que festejo en la que evidentemente las autoridades supieron escuchar, decidir a tiempo y con ello ahorrar un poco de conflictividad desgastante y frustración.

River fulmina a Boca en prórroga y conquista la Libertadores


Un prodigioso zurdazo de Juan Fernando Quintero en la prórroga catapultó el domingo a River Plate a la conquista de su cuarta Copa Libertadores, cargada con la satisfacción de fulminar en la final a Boca Juniors, su ancestral y más acérrimo rival.

River le dio la vuelta al marcador para imponerse 3-1 en la interminable final argentina en el máximo torneo de clubes de Sudamérica, que acabó definiéndose en España.

Lucas Pratto anotó en el segundo tiempo el tanto que le dio a River el empate, luego que Darío Benedetto adelantó a Boca al filo del descanso. Gonzalo Martínez puso cifras definitivas en la última jugada del partido al encontrarse con el arco desguarnecido.

El equipo Millonario selló su coronación imponiéndose 5-3 en el marcador global tras una final que tomó 28 días para jugarse.

“Trabajamos el partido hasta el final, empezamos a tocar, a mostrarnos y fue ahí donde marcamos diferencia y por eso somos gustos merecedores de esta Copa”, dijo Quintero, proclamado como el mejor jugador del partido.

En el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, Boca generó más peligro en los primeros 45 minutos y abrió el marcador en un contragolpe. Benedetto dominó un gran pase en profundidad de Nahitan Nández y no perdonó al quedar en el mano a mano frente al arquero Franco Armani.

El delantero Darío Benedetto (18) anota el primer gol de Boca Juniors frente al arquero Franco Armani de River Plate en la final de la Copa Libertadores en Madrid, el domingo 9 de diciembre. Foto: Manu Fernández / AP.

Más sólido y ordenado, Boca se fue a los vestuarios con una ventaja justa ante un rival dubitativo e impreciso. Pero la historia fue distinta tras la reanudación.

El ingreso de Quintero por Leonardo Ponzio a los 59 revolucionó a un River más decidido. El equipo de Marcelo Gallardo lo niveló a los 68 tras una notable jugada colectiva gestada por Nacho Fernández y Exequiel Palacios, con éste último cediendo de taconazo para que Pratto definiera a placer con un remate cruzado.

“Creo que River fue el mejor equipo a lo largo de toda la Copa”, dijo Matías Biscay, el asistente de Gallardo, quien no pudo estar en el banco por una suspensión.

Los cambios dispuestos por Guillermo Barros Schelotto, el técnico de Boca, no dieron en la tecla, en particular el ingreso del atacante Ramón ‘Wanchope’ Ábila por Benedetto poco antes del gol de Pratto. También fallida fue la aparición del volante Fernando Gago justo antes de cumplirse los 90 reglamentarios por el capitán Pablo Pérez, mermado por problemas físicos. Gago se retiró lesionado en la prórroga.

“En el alargue, el hombre de más facilitó el manejo de la pelota para River. Aún así tampoco nos llegaban con claridad”, comentó Barros Schelotto, cuya contrato con el club expira en diciembre. “Quizás la diferencia fue el zapatazo de Quintero”.

“Lo único que tengo es tristeza por no haber ganado la Copa y no poder llevársela a los hinchas de Boca”, añadió.

Al sentir que podía ganarlo, River se creció para un trámite que se estiró a 30 minutos adicionales.

La prórroga arrancó de la peor manera para el Xeneize al quedarse en inferioridad numérica por la expulsión del centrocampista colombiano Wilmar Barrios cuando el árbitro uruguayo Andrés Cunha le sacó la segunda tarjeta amarilla tras una entrada a destiempo sobre Palacios.

El árbitro uruguayo Andrés Cunha expulsa Wilmar Barrios (centro de azul) de Boca Juniors en la final de la Copa Libertadores ante River Plate en Madrid, el domingo 9 de diciembre de 2018. Foto: Armando Franca / AP.
El árbitro uruguayo Andrés Cunha expulsa Wilmar Barrios (centro de azul) de Boca Juniors en la final de la Copa Libertadores ante River Plate en Madrid, el domingo 9 de diciembre de 2018. Foto: Armando Franca / AP.

Volcándose con todo hacia el frente, River dio el golpe definitivo con Quintero. Desde la frontal del área, el volante colombiano bajó el balón con la zurda tras recibir del uruguayo Camilo Mayada y con la misma pierna sacó un latigazo que pegó en la base del travesaño antes de anidarse en el fondo para el 2-1.

Dándole crédito a Mayada, Quintero describió su definición: “Camilo me la dio, tuve la intención, busqué el espacio, controlé y le pegué. La verdad que ayer trabajé esa recepción y por fortuna fue un bonito gol que nos pone a celebrar a todos. Quiero enviarle un saludo muy especial a toda Colombia… acá estamos haciendo historia”.

El ‘Pity’ Martínez puso cifras definitivas al quedar solo ante el arco cuando el portero Esteban Andrada arriesgó como otro delantero más.

“Estuvimos imprecisos o lo que vos quieras en el primer tiempo, pero el único equipo que intentó jugar todo el tiempo en campo de ellos fuimos nosotros”, dijo Martínez.

Juan Quintero (8) marca el segundo gol de River Plate para la victoria 3-1 ante Boca Juniors en la final de la Copa Libertadores en Madrid, España, el domingo 9 de diciembre de 2018. Foto: Andrea Comas / AP.
Juan Quintero (8) marca el segundo gol de River Plate para la victoria 3-1 ante Boca Juniors en la final de la Copa Libertadores en Madrid, España, el domingo 9 de diciembre de 2018. Foto: Andrea Comas / AP.

La lluvia de confeti por la cuarta Libertadores de River, y primera desde 2015, se tuvo que escenificar fuera de las fronteras de Argentina.

Esta final en Madrid completó uno de los episodios más bochornosos en la historia del fútbol sudamericano, cuyos líderes fueron incapaces de montar la inédita final en su continente.

Se tuvo que trasladarla a la capital de España por culpa de los hechos de violencia en Buenos Aires hace dos semanas, cuando jugadores de Boca resultaron heridos tras la agresión de hinchas de River con piedras, palos y botellas el autobús que los trasladaba para la visita al estadio Monumental. La ida en La Bombonera, el estadio de Boca, se saldó con un empate 2-2.

Refiriéndose a los incidentes violentos, Biscay afirmó que los jugadores de River quisieron reivindicar a todos sus hinchas que se quedaron sin poder presenciar el esperado partido en el Monumental.

“No toda la gente es violenta y hubo mucha gente que hizo las cosas bien dentro del estadio y se quedó sin nada por unos pocos”, dijo Biscay. “Esa gente hoy tendrá un poco de alegría por lo que le dio los jugadores”.

Pese a que su club podría proseguir con un recurso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo por los incidentes de hace dos semanas, Barros Schelotto dio por acabado el torneo.

River Plate vs Boca Juniors 3-1 Resumen y Goles | Final de la Copa Libertadores 09/12/2018

“En cuanto a lo deportivo, por mí está terminado”, declaró Barros Schelotto. “En cuanto a lo legal sería bueno que la Conmebol tome una medida. Lo que pasó antes del partido de vuelta no puede volver a pasar más. En lo deportivo ya está: ganó River. A veces pareciera que somos incorregibles. Que si se vuelve a dar esta final dentro de unos años no se va a poder jugar”.

Lionel Messi, Diego Simeone, James Rodríguez, Gerard Piqué y Antoine Griezmann estuvieron entre las luminarias que estuvieron presentes en el Bernabéu, junto al presidente de la FIFA Gianni Infantino.

La cita en Madrid se jugó en medio de un estricto dispositivo de seguridad. Hinchas de ambos clubes se tomaron las calles de Madrid durante el fin de semana y se agolparon cerca del Bernabéu desde el amanecer del domingo.

No se reportaron incidentes relevantes en la ciudad, en la que radica una de las comunidades de argentinos más populosas fuera del país.

Con el título, River se ganó el derecho de representar a Sudamérica en el Mundial de Clubes de la FIFA este mes en los Emiratos Árabes Unidos. También aseguró su presencia en la Libertadores del año entrante. La edición de 2019 cambiará de formato para su final: será a partido único y se realizará en Santiago de Chile.

Matt Dillon trae a Festival de La Habana filme de terror de Lars von Trier


La última película del cineasta danés Lars von Trier, el provocador largometraje de terror La casa que Jack construyó, llegó al 40 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, de la mano de su protagonista, el actor estadounidense Matt Dillon.

Dillon calificó como “fuerte” y con enseñanzas morales la cinta de Trier, la historia de un psicópata dañado por un severo trastorno compulsivo, que lo hace un asesino en serie que mata de manera estructurada y siempre escapa impune.

En este filme que ha sido descrito por la crítica como “terrorífico, violento y monumental”, Trier apela a múltiples símbolos, alegorías religiosas, artísticas, literarias, culturales, según dijo el actor estadounidense a periodistas.

Fotograma de la película “La casa que Jack construyó”, con Matt Dillon en el rol protagónico. Foto: mevadecine.com

“Cada filme que hace este director tiene que ver mucho con su mundo interior e, incluso cuando el tema es muy oscuro, no podemos esperar que aborde el relato de un asesino en serie de la misma manera que lo haría otro cineasta”, aseguró el actor.

Trier, integrante de una corriente fílmica vanguardista iniciada en 1995 por un colectivo de directores daneses y ganador de la Palma de Oro del Festival de Cannes en el año 2000 por Bailar en la oscuridad, escribió el guión además de dirigir este filme que marca su regreso después de siete años de silencio.

Dillon confesó que en un principio no estaba interesado en el tema que propone el filme de Trier, pero investigar mucho lo ayudó a meterse en la piel del personaje de Jack, un ingeniero perfeccionista que ansía ser el arquitecto de su propia casa y levantarla como una obra grandiosa.

Dijo que al asumir este rol consideró que los más importante fue “dialogar con el director, conocer su visión del filme y me pareció interesante el concepto detrás de la película”.

THE HOUSE THAT JACK BUILT Official Trailer (2018) Uma Thurman, Matt Dillon, Lars von Trier Movie HD

El artista, que ha visitado Cuba varias veces, también comentó que planea trabajar en algún proyecto relacionado con la Isla que le inspiró en 2014 un documental sobre el músico cubano Francisco Fellove (1923-2013).

Matt Dillon es una de las personalidades del cine internacional que visita La Habana con motivo del festival de cine. Otros invitados de lujo son el también actor Benicio del Toro, de Puerto Rico; el director serbio Emir Kusturica, la cineasta española Iciar Bollaín y el documentalista estadounidense Michael Moore.

“Cómprate un carro o pesca un botero”


“Cómprate un carro o pesca un botero” fue la respuesta de aquel pasajero que intentando “avanzar hacia atrás”. Sin querer molestó a otro que compartía el mismo “privilegio” de viajar de pie en aquel autobús P. Su respuesta denotaba la propia molestia al tener que viajar a aquella hora, en tan malas condiciones por lo que yo he bautizado como “el Camino de Santiago”: ese tramo de buena carretera  en general que va desde mi pueblo, Santiago de las Vegas, hasta la intersección de la Avenida de los Presidentes con la Carlos III, y que se conoce como Avenida de Rancho Boyeros.

La respuesta es todo un símbolo en sí misma. En su primera parte (¡Cómprese un carro![1])* sugiere lo que que, a escala de país, no resulta la mejor y más eficiente de las soluciones, esto es, que la mayoría de los ciudadanos puedan y decidan comprarse un carro, frente a la otra solución: la de tener y mantener un sistema de transporte colectivo eficiente, moderno y amigable con el medio ambiente, que preste el servicio que la población necesita y a tarifas que permitan disfrutarlo y al menos en parte, cubrir un por ciento de sus costos.

La segunda solución ofrecida en aquella repuesta (pescar un botero) ya hoy resulta una tarea para algún héroe épico. Lograr montarse en un botero en estos días es quizás una de las metas más difíciles para cualquier ciudadano a pie y con algo de dinero hoy día. Pero, este sistema de transportación, el de los boteros, tampoco es la más eficiente de las soluciones a escala de país, ni de La Habana. A pesar de lo importante que es el servicio que prestan para una parte de la población de la capital, la cantidad de pasajeros transportados por viaje y el petróleo que se consume por pasajero en esa transportación, no es las más eficiente de las combinaciones.

Tampoco el estado de esos autos es el adecuado, a pesar de que increíblemente algunos pasan el somatón y su capacidad para contaminar la ciudad está absolutamente fuera de discusión. Sin embargo, hoy día no parece que se pueda prescindir de ellos.

¿Cómo modernizar esos autos, o cómo cambiar radicalmente ese parque de autos –cuasi engendros– cuando esa posibilidad por esfuerzo individual está prácticamente excluida de las opciones? Pensemos un incentivo, por ejemplo: quienes se incorporen al servicio de rutas tendrán la posibilidad de importar un micro (nuevo o de uso) de entre 7 y 14 plazas sin pagar elevados impuestos a la entrada, además mientras más moderno es el micro, se reduce ese impuesto. A la vez deberán firmar un contrato de trabajo por cinco años de servicios, con penalidades altas si lo rompen. Aun así, suponiendo el cambio total de esa “flota”, sigue sin ser la solución más eficiente. 

El transporte es uno de los cuatro componentes de lo que en economía se denomina infraestructura básica. Los otros tres son energía, telecomunicaciones y agua y saneamiento. Son esenciales para el desarrollo, tienen un impacto trascendente en –y son parte de– los ejes estratégicos que se han definido dentro de las bases del programa de desarrollo; a saber: gobierno eficaz y socialista e integración social; transformación productiva e inserción internacional; infraestructura; potencial humano, ciencia, tecnología e innovación; recursos naturales y medio ambiente; y desarrollo humano, justicia y equidad.

En esos cuatro componentes de la infraestructura, tenemos déficits muy grandes en comparación con lo que requerimos para nuestras necesidades de desarrollo. También nos separan distancias muy grandes en comparación con los países desarrollados, o con una selección de los países “en desarrollo”, o con nuestros pares de América Latina, aunque la comparación con cada uno de ellos arroje resultados muy diferentes.

El transporte es medular en todas sus modalidades y medios. El de pasajeros tiene un impacto relevante en la calidad de vida de la población, en la percepción de prosperidad de las personas, en la equidad y, por supuesto, en la productividad del trabajo.

Miremos los datos que podemos mirar:

Los datos nos dicen que en los últimos cinco años el peso de la transportación por ómnibus en la estructura total de la transportación de pasajeros prácticamente se ha mantenido inamovible. En 2012 era de 54%, mientras que en 2017 alcanzó el 53%. Por otro lado, los medios alternativos en ambos años se mantuvieron igual, con cerca del 42% del total de pasajeros transportados, que significa el 78% de los pasajeros transportados por los ómnibus en 2017.

La importancia de estos “medios alternativos” es para nada marginal hoy día. Obviamente hacer depender el 42% de la transportación de pasajeros de un servicio tan poco eficiente no es para nada bueno y pone en rojo –muy rojo– esta parte de nuestra infraestructura. Ello también habla de lo importante que es lograr una regulación adecuada (que no conspire contra la oferta del servicio) en tanto su peso no es en absoluto marginal.

Sigue siendo una gran debilidad el poco peso de la transportación de pasajeros por tren, quizás la forma más eficiente cuando se trata del transporte interprovincial. Es de todas las formas la única que decrece absolutamente año tras año. El servicio de transportación por avión tampoco logra alguna variación positiva de forma absoluta. En ambos casos, trenes y avión, la participación relativa en el volumen total ha descendido notablemente de 2012 a 2017. A diferencia de la transportación por tren donde se hacen fuertes inversiones, en el caso de la aviación las soluciones parecen estar mucho más alejadas en el tiempo.

Sin duda otro de los grandes problemas de los servicios de transportación en Cuba tiene que ver con los precios que las autoridades están obligadas a poner a estos y que en la mayoría de los casos apenas cubren los costos de operación. Salarios devaluados y la distorsión monetaria son externalidades negativas que condicionan precios y tarifas.

Lo anunciado el jueves 6 de diciembre por las autoridades del Ministerio de Transporte, sobre la próxima incorporación de 400 microbuses de 12 plazas y 90 ómnibus entre articulados y rígidos, es una buena noticia, pero dada la reducción del parque de ómnibus y el alto deterioro del existente, el impacto no será significativo. Mientras, las regulaciones nuevas sobre los llamados boteros abren un franco período de incertidumbre.

El deterioro del transporte público en Cuba tiene ya una larga data. Una de sus principales razones es la disminución del parque de vehículos dedicados a este servicio. En el año 1990 existían 12,496 ómnibus dedicados al servicio público de transportación de pasajeros. En el año 2000, la cantidad era de 4,288; en 2005 se redujo a 3,948. En el caso de los taxis de servicio nacional, o sea, no para el turismo internacional, en el año 90 existían 15,490 taxis; en 2000 había 3,057 y en el año 2005 se experimentó una ligera recuperación y la cifra creció hasta 3,535. No son públicas hoy la cantidad de ómnibus y autos que se dedican a este servicio.

También es cierto que los niveles de explotación del parque por aquellos años estaban lejos de lo deseado y necesario. En el caso de los ómnibus el promedio del coeficiente de aprovechamiento de 1990 a 2005 fue de 50,1%, mientras que para los taxis fue de 53,6%. Para el año 2017, el coeficiente de aprovechamiento de los ómnibus de servicio público era del 57,2% y el de los taxis (excluyendo los del turismo) era de 67,5%.

El llamado transporte por medios alternativos (dentro del cual se ubicarían los boteros) es apenas la consecuencia de un problema mucho mayor y más antiguo: las fallas del sistema estatal de transporte público de pasajeros, que tiene múltiples razones para explicarse, pero lo cual no reduce las “externalidades negativas” que generan a los ciudadanos.

El rol de esos llamados medios alternativos en la transportación de pasajeros, es la respuesta a la caída en picada del servicio de transportación pública. De hecho aparecen en las estadísticas oficiales públicas a partir del año 1999, pero apenas seis años después ya eran responsables del 42% del total de los pasajeros transportados en todo el país.

Hay que decir que se han intentado “paliativos”. En 2015 en la rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, se hacía público que en el sector del transporte, entre políticas implementadas, en proceso de implementación, de aprobación y de elaboración, existían un total de diecinueve medidas, de las cuales al menos ocho estaban directamente o casi directamente ligadas a la transportación de pasajeros. Es cierto también que con relación a 2014 ha crecido la cantidad total de pasajeros transportados en un 21%; la transportación por ómnibus creció en un 6% y la transportación por medios alternativos lo hizo en un 39%: una respuesta esperada ante el deterioro del servicio de transportación estatal.

La ausencia de sistemas de transportación más eficientes, tales como el metro, los trenes suburbanos[1] y el tranvía, hace aún más evidentes las fallas del sistema en su conjunto.

No debe olvidarse tampoco que, en la transportación de pasajeros, mientras el mundo va hacia la sustitución de las tecnologías y equipos que utilizan combustibles contaminantes por energía eléctrica y tecnologías híbridas, Cuba sigue anclada a sistemas tecnológicos que van siendo arcaicos y altamente contaminantes del medio ambiente.

Quizás habría que pensar que en una futura estrategia de desarrollo de los sistemas de transporte de pasajeros no hay que repetir paso a paso la senda de los países que hoy están a la vanguardia, sino dar un salto gigante y cambiar radicalmente. Anda o anduvo por La Habana un ómnibus Yutong movido por baterías eléctricas, también es cierto que dar ese salto depende, entre otras cosas, de grandes inversiones difíciles de asumir por el Estado y poder poner precios al servicio que ayuden a la recuperación de la inversión, ¡vaya tarea!

Para el ciudadano común, el que tiene ingresos en torno al salario promedio, sería preferible poder pescar un ómnibus (si es eléctrico mejor), que tener que enlazar un botero.

 

 

[1] A mi pueblo lo comunica una vía férrea histórica con La Habana, pero no se usa. Mientras el famoso Tren de Tulipán y su vía férrea se explotan a muy baja escala para  el transporte de pasajeros, sin embargo, hace una ruta paralela al P12 e incluso pasa frente a la terminal III del aeropuerto Internacional José Martí y solo la separa de la vía que une Santiago con la Habana apenas 1,5 km.

[1] No existen datos públicos oficiales sobre la cantidad de autos en el país, tampoco sobre su distribución entre privados y estatales, ni dentro de los estatales  a que organismos están asignados; ni cuantos están directamente en empresas productivas y cuantos en sectores improductivos. ¿Por qué?

 

Gran retrospectiva en La Habana de Roberto Fabelo


Desde acuarelas hasta pastel y crayones, cuatro décadas y media de vida creativa del artista cubano Roberto Fabelo (Camagüey, 1951) se plasman en una gran retrospectiva de cien obras sobre papel, inaugurada este fin de semana en La Habana.

“Son piezas que me trasladan en el tiempo. Recordar es volver a vivir”, declaró el artista vivo más cotizado de la Isla, frente a una acuarela sin título de 1972, la primera de un centenar de creaciones dispuestas por orden cronológico en una de las salas del icónico Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, en el centro histórico de la ciudad.

El artista plástico Roberto Fabelo (c), habla con la prensa junto al ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso (d), en una exposición retrospectiva de sus obras en el Gran Teatro Alicia Alonso de La Habana. Foto: Yander Zamora / EFE.A medida que avanzan los años en la retrospectiva, los grises abren paso al color y las influencias cubistas pierden terreno frente a destellos más surrealistas en excepcionales obras como “Cazuelón” (2008) o la serie “Viajes Fantásticos” (2009).

A lo largo de las últimas décadas, Fabelo ha hallado su inspiración “en el ser humano, la belleza de la mujer, la belleza de la vida, las contradicciones de la vida, los azares y las obsesiones nuevas que se tienen en la vida”, explica.

“Uno siempre tiene influencias de toda índole”, reconoce el pintor, escultor, dibujante e ilustrador, en referencia al eclecticismo de su arte, imposible de clasificar en una categoría o estilo específicos.

La exposición, auspiciada por el coleccionista español Luciano Méndez, director del Banco Sabadell en Cuba, así como el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), incluye retratos de los célebres escritores de la Isla Manuel Navarro Luna (1894-1966) y Alejo Carpentier (1904-1980).

Tampoco faltan cartulinas de la serie de mujeres con tenedores montadas sobre gallinas, que son algunas de las obras más reconocibles del artista galardonado con el Premio Nacional de Artes Plásticas de Cuba en 2004.

Además del mayor reconocimiento artístico en la Isla, Fabelo cuenta en su trayectoria con un premio de la Unesco por la promoción de bellas artes y ha protagonizado más de medio millar de muestras en el continente americano, Europa y Asia.

Incendio en la fortaleza de La Cabaña, en La Habana


Un incendio afectó este domingo a fortaleza San Carlos de la Cabaña, en La Habana, según reportó la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

El siniestro, que fue sofocado por los bomberos, se produjo en uno de los teatros y en las oficinas de protocolo de la edificación. De acuerdo con la ACN, no dejó víctimas mortales ni afectó el programa de actividades de la Feria Internacional de Artesanía Fiart 2018, que se desarrolla allí desde el pasado jueves con más de 300 expositores de 19 países.

Previamente, la ACN había notificado que “una columna de humo de varios metros” se levantaba entre los muros de La Cabaña y que “fuerzas especializadas de los bomberos y del Ministerio de Salud Pública” se dirigían al lugar para responder a la situación.

También acudieron vehículos de la policía.

Autos de la policía que acudieron a La Cabaña al reportarse el incendio , el domingo 9 de diciembre de 2018. Foto: Pedro Pérez.

La noticia también fue confirmada por el noticiero de la televisión cubana y se ha extendido en las redes sociales, donde algunos testigos del hecho han compartido sus vivencias.

En un video del incendio colgado en su perfil de Facebook, Judith Caballero asegura que tuvo que “salir corriendo literalmente” y que otras personas también tuvieron que abandonar el lugar.

Incendio en la Cabaña… Me quedé con deseos de los abrigos que tenía pensado comprar hoy… tuvimos que salir corriendo literalmente hablando.

Posted by Judith Caballero Pérez on Sunday, December 9, 2018

Hasta el momento se desconocen las causas del fuego, las cuales “se investigan”, según la ACN.

Las principales autoridades de La Habana y el Ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso, fueron hasta La Cabaña al conocer del incendio. Tras ser sofocado, fue restablecido el tránsito en las inmediaciones de la fortaleza.

Alonso confirmó en su cuenta de Twitter que la programación de Fiart 2018 se mantenía abierta al público, incluido el concierto programado para este propio domingo” y calificó de “admirable” trabajo de los bomberos.

La fortaleza de San Carlos de La Cabaña es una de las joyas de la arquitectura militar de España en América. Su construcción fue encomendada por el rey Carlos III al ingeniero Silvestre Abarca y se realizó entre 1763 y 1774.

Situada en la zona este de La Habana, a la entrada de la bahía, tiene más de 10 hectáreas de área y 700 metros de murallas y en su interior cuenta con edificios, fortificaciones, fosos y caminos.

En la actualidad forma parte del Parque Histórico Militar Morro Cabaña –junto al cercano Castillo del Morro– y alberga museos y eventos culturales como la Feria Internacional del Libro, la Bienal de Artes Plásticas y la actual edición de Fiart por su capacidad para recibir a miles de visitantes.

Hace unos días, otro incendio ocurrió en el emblemático edifico Focsa de La Habana, donde fueron evacuados varios pisos aunque tampoco se reportaron víctimas. En julio también se reportó un fuego en los bajos de la propia edificación, que afectó a una cafetería aledaña, días después de que otros incendios afectaran a instituciones hospitalarias de la capital cubana.


Kid Rock está en Cuba


El cantante, compositor y actor estadounidense Robert James “Bob” Ritchie, más conocido por su nombre artístico Kid Rock, llegó a Cuba este domingo para una visita de tres días.

Cinco veces nominado a los Premios Grammy. Kid Rock es conocido por un estilo que combina rap con rock, blues, heavy metal, funk y country.

Nacido en 1971, comenzó su carrera en el año 1988. Su fama mundial llegó con el disco Devil Without a Cause (Demonio sin causa), lanzado en 1998 por Atlantic Records; especialmente con las canciones “Bawitdaba”, “Cowboy” y “Only God Knows Why”. Este álbum llegó a vender 11 millones de copias.

El músico estadounidense Kid Rock. Foto: kidrock.com

Entre las últimas producciones de Kid Rock están Sweet Southern Sugar, de 2017 y su onceno disco de estudio, y el recopilatorio Greatest Hits You Never Saw Coming, de este propio año.

El famoso músico no se presentará oficialmente en escenarios cubanos, sino que conocerá lugares de interés de la capital cubana y visitará proyectos artísticos como Fábrica de Arte, donde lo recibirá X Alfonso.

También conocerá de la cocina cubana en paladares famosas de La Habana.

Kid Rock – American Rock 'n Roll (Official Video)

Simbiosis perfecta en La Habana entre gráfica joven de Cuba y cine europeo


Grandes títulos del cine europeo pasados por el tamiz de quince jóvenes artistas gráficos cubanos son el eje temático de una exposición abierta este sábado en La Habana y en la que los carteles de filmes eternos como Bella de día o Ladrones de bicicletas cobran nuevos y contemporáneos bríos.

La muestra “Clásicos restaurados del cine europeo” forma parte de la programación cultural paralela al 40 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano y, con el auspicio de la Unión Europea, da un espaldarazo a una nueva hornada de diseñadores que lucha por revivir esa gráfica cubana que un día fuera la punta de lanza de las artes visuales en Cuba.

Los creadores han trabajado con títulos como El tercer hombre (1949), de David O’Selznick; La Caza (1966), de Carlos Saura; Un verano con Mónica (1953), de Ingmar Bergman; Los 400 golpes (1959), de Francois Truffaut; Las tres luces (1921), de Fritz Lang; o Mudar de vida (1966), de Paulo Rocha.

Son grandes largometrajes de la cinematografía del viejo continente que han sido restaurados en los últimos tiempos, y que ahora también reviven en estos carteles en los que, según la especialista en Gráfica Sara Vega, se puede comparar cómo ha cambiado la codificación del mensaje desde su estreno hasta la actualidad.

Un hombre observa los carteles de la exposición “Clásicos restaurados del cine europeo”, en la galería 23 y 12 de La Habana. Foto: Yander Zamora / EFE.

En la veterana y recién recuperada Galería 23 y 12, cada nuevo cartel –quince en total– se muestra junto al original, lo que permite comprobar cómo ambas obras atrapan la esencia de la película, pero con elementos, colores y símbolos diametralmente distintos.

Es el caso de la joven Liz Capote, que ha reinterpretado Ladrones de bicicletas (1948), de Vittorio de Sica, “huyendo” de lo figurativo del cartel original hasta llegar a una imagen de líneas mucho más simples e inspiradas en la inocencia del hijo del protagonista.

Capote ha anclado su propuesta en la escena en que el niño rompe a llorar y “salva a su padre”, jugando con las lágrimas y con un suave tono amarillo que evoca la infancia, según explicó la artista a la agencia Efe.

También es por completo distinta del afiche de 1967 la creación de Javier G. Borbolla, “feliz” de que le haya tocado repensar un título tan mítico como Bella de día, de Luis Buñuel, a quien admira inmensamente.

Este diseñador ha cambiado el claroscuro del cartel original por una casi tropical combinación de púrpura, verde y amarillo, y a Catherine Deneuve desnuda de espaldas por una sugerente orquídea de la que tres colibríes intentan libar.

Javier G. Borbolla, diseñador del cartel inspirado en la película "Bella de día". Foto: Yander Zamora / EFE.
Javier G. Borbolla, diseñador del cartel inspirado en la película “Bella de día”. Foto: Yander Zamora / EFE.

“He tratado de adivinar las sensaciones de la protagonista y plasmar el contraste entre su deseo sexual y su ternura”, relató Borbolla, para quien el color púrpura simboliza la alta cuna de la protagonista y el amarillo de la flor, la luminosidad del día.

El fotograma en blanco y negro de una barca llena de personas que hace las veces de cartel de Mudar de Vida se convierte, en manos del artista Miguel Alejandro Castro, en una amalgama de suaves curvas en una gran paleta de azules, con las siluetas en contraste de una lejana barca, un nadador y un remo.

Castro, que vio la película por primera vez cuando le asignaron este título para repensar su cartel, ha conectado el contenido del filme con una constante de la realidad cubana, la migración, y ha visto en la silueta de la barca un mensaje recurrente: “móntate y vete”.

“Al final, es inmigración”, apostilló.

Alberto Navarro González, embajador de la Unión Europea en Cuba, observa los carteles de la exposición "Clásicos restaurados del cine europeo", en la galería 23 y 12, de La Habana. Foto: Yander Zamora / EFE.
Alberto Navarro González, embajador de la Unión Europea en Cuba, observa los carteles de la exposición “Clásicos restaurados del cine europeo”, en la galería 23 y 12, de La Habana. Foto: Yander Zamora / EFE.

Durante la apertura de la exposición, el embajador de la UE en Cuba, Alberto Navarro, consideró que se trata de una “idea preciosa” y recordó que la Revolución cubana es “una revolución muy gráfica” que ha tenido en la tradición cartelera una de sus mayores herramientas de comunicación.

“Admiramos la libertad artística y el valor de la creatividad en un entorno a veces difícil”, agregó el diplomático, quien subrayó la apuesta del bloque europeo por impulsar la cooperación cultural con Cuba dentro del recién estrenado escenario de diálogo y cooperación.