Abreu se lleva el Bate de Plata; J.D. Martínez gana ¡dos!


El inicialista cubano José Dariel Abreu ganó el segundo Bate de Plata de su carrera de cinco campañas en las Mayores, a pesar de que esta fue la peor en cuanto a rendimiento ofensivo, lastrado en algunos tramos por diversas lesiones.

El cienfueguero de las Medias Blancas de Chicago perdió más de 30 partidos entre una cirugía ambulatoria en la parte baja de la ingle (torsión testicular) y una infección en el muslo derecho, provocada por un vello enterrado.

Abreu, quien había sido nominado al Premio Roberto Clemente, terminó con promedio de 265, 22 jonrones, 78 remolcadas y OPS de 798, las cifras más bajas de su carrera en Estados Unidos, luego de cuatro campañas magníficas, en las que, como mínimo, impulsó cien carreras y pegó 25 vuelacercas.

Este también es el primer año en que Abreu termina con menos de 600 turnos al bate, pero sí fue el primer miembro de los White Sox en ser elegido al Juego de Estrellas (su segunda inclusión) por medio de las votaciones de los aficionados desde Frank Thomas en 1996.

La lista de ganadores de los Bates de Plata en este 2018 está plagada de toleteros latinos, con destaque para el cubanoamericano J.D. Martínez, quien se convirtió en el primer jugador de la historia que recibe dos de estos galardones en una misma temporada.

Martínez, limpiabases de Boston y crucial en el título de las Medias Rojas, consiguió el trofeo como bateador designado y jardinero, tras jugar 57 encuentros en las praderas (32 en el izquierdo y 25 en el derecho), y 93 en el puesto de designado.

El toletero disputó 150 choques encuentros en la campaña, y cumplió 569 turnos al bate, 219 como guardabosque y 350 como designado. Acumuló 43 jonrones, 130 remolcadas, un promedio de 330 y un OPS de 1 031.

El reconocimiento para Martínez era esperado, luego de conquistar el Premio Hank Aaron de la Liga Americana, otorgado a los mejores bateadores de cada circuito. En la Liga Nacional el ganador fue Christian Yelich, patrullero de los Cerveceros de Milwaukee.

Para Martínez, los dos Bates de Plata representan un bálsamo, pues fue excluido inexplicablemente por la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica de los candidatos a Jugador Más Valioso de la Americana.

Esa distinción eventualmente recaerá en su compañero Mookie Betts, el antesalista dominicano de los Indios, José Ramírez, o en el jardinero de los Angelinos, Mike Trout.

Los otros latinos que ganaron el Bate de Plata son los venezolanos Salvador Pérez (receptor de Kansas City), José Altuve (intermedista de Houston), David Peralta (jardinero de Arizona) y Germán Márquez (pitcher de Colorado). Altuve obtuvo el quinto Bate de Plata en su colección, mientras que Pérez lo recibió por segunda vez.

De Puerto Rico ganaron el torpedero de los Indios, Francisco Lindor, y el estelar Javier Báez, de los Cachorros de Chicago, quienes consiguieron el galardón por segunda y primera vez, respectivamente. En tanto, José Ramírez es la representación en los premios de República Dominicana.

Entre las notas distintivas del Bate de Plata, resalta el sexto premio de Mike Trout, dueño de cinco consecutivos del 2012 al 2016. Otros que también aumentaron sus lauros como bateadores estelares son el cubanoamericano Nolan Arenado y Paul Goldschmidt, quienes ya tienen cuatro.

Ganadores de la Liga Americana

Fuente: MLB

Ganadores de la Liga Nacional

Fuente: MLB
Fuente: MLB


La Sub 20, fuera del Mundial
iPhone XR, análisis: el equilibrio paralelo