Cuba tiene más de mil millones en deuda comercial y podría enfrentar demandas


Un grupo de acreedores quiere que Cuba inicie conversaciones sobre más de mil millones de dólares en deuda comercial impaga desde la década de 1980, un obstáculo clave si el país alguna vez espera atraer inversiones extranjeras a gran escala.

Al señalar la seriedad de su intención, el comité de acreedores del Club cubano de Londres retuvo al poderoso abogado estadounidense Lee Buchheit, del despacho de abogados Cleary Gottlieb.

Buchheit, quien es bien conocido por las reestructuraciones de la deuda internacional como la de Grecia, dijo que Cuba “tendrá que limpiar sus cuentas” antes de que los principales inversores consideren poner dinero en la isla.

Julian Adams, de Adelante Asset Management, jefe del Comité ad hoc del London Club de inversores que posee deuda cubana incumplida, dijo que los acreedores prefieren un acuerdo negociado. Sin embargo, si eso no sucede, podrían recurrir a los tribunales. Las medidas que podrían tomar incluyen la incautación de activos y la interrupción de los pagos y el comercio internacional de Cuba.

Adams dijo que el comité puso “una oferta de buena fe” sobre la mesa en enero en un esfuerzo por resolver el problema de larga data, que impide el resurgimiento de Cuba en los mercados internacionales de capital. La isla recibió 50 días desde el 5 de febrero para responder.

Cuba acumuló miles de millones en préstamos no pagados y deudas bajo Fidel Castro. México, Canadá, Australia, Francia, Italia, Japón y, en particular, la antigua Unión Soviética, prestaron millones, si no miles de millones, al régimen de Castro en los años 70 y 80. Gran parte de ella no se pagó durante cuatro décadas.

Hace unos cinco años, el gobierno cubano comenzó a reestructurar constantemente esos préstamos con los países acreedores y recibió una gran condonación de la deuda. México canceló el 70 por ciento de casi medio billón de dólares en deuda en noviembre de 2013. Ese mismo año, Rusia perdonó el 90 por ciento de los $ 32 billones que dijo que Cuba debía al apoyo financiero de la entonces Unión Soviética durante la Guerra Fría.

Un logro importante fue el acuerdo de Cuba en 2015 con el Club de París, una organización con sede en el Ministerio de Finanzas francés e integrada por funcionarios de países acreedores que negocian con naciones que no pueden pagar sus préstamos bilaterales.

El Club de París anunció que 14 países adicionales, en su mayoría europeos, habían acordado una condonación de deuda masiva para la isla. Cuba debía a esos países aproximadamente $ 11.1 mil millones en deuda, incluyendo intereses vencidos. El monto fue reducido a solo $ 2.5 mil millones.

Los acreedores comerciales dicen que su oferta al gobierno cubano es aún más generosa que la acordada por el Club de París. Adams dice que la oferta hecha a los cubanos les da aún más tiempo antes de hacer el primer pago, y que los acreedores pueden estar dispuestos a cambiar sus tenencias de deuda para futuras inversiones de capital.

Muchos de los miembros del London Club han mantenido esta deuda durante décadas. Gastar dinero en costosas señales de abogados creen que este es el momento en que realmente se puede lograr un acuerdo.

Uribe dice que el diálogo ha fortalecido la dictadura en Venezuela
El MINSAP crea un nuevo modelo de receta para controlar más la venta de medicamentos