El transporte en Ciego de Ávila colapsa, y “no se llega a un ómnibus por ruta” asegura funcionario de la Empresa Provincial de Transporte en la provincia


El tema del transporte en Ciego de Ávila ha empeorado, la provincia necesita unos 574 ómnibus, y sólo dispone de 235, de los cuales el 62% es el que funciona de manera estable.

El subdirector de operaciones en la Empresa Provincial de Transporte de Ciego de Ávila, Manuel Marín Torres declaró a la oficial Agencia Cubana de Noticias (ACN), que el problema reside en la escasez de piezas de repuesto y “la imposibilidad de comprarlos” por la variedad de marcas de las guaguas (unas 40 distintas).

El medio estatal señala que en el mercado internacional, las piezas alcanzan valores “muy altos” como 14 mil dólares por un motor nuevo de la firma Daewoo o 4 mil cien dólares si es de uso.

“La reducción en el número de guaguas solo permite mover diariamente unos 72.000 viajeros por la geografía avileña, la cual cuenta con pésimos viales, que también atentan contra la vida útil del transporte”, subrayó Marín Torres.

“No se llega a un ómnibus por ruta, que en total son 134 en el territorio”, agregó.

El funcionario también dijo que se priorizan “las rutas rurales con dos viajes de ida y vuelta” diarios y las rutas de los dos hospitales en la provincia.

La prensa estatal recuerda que para solventar el dilema del transporte “desde el 2002 funcionan en Ciego de Ávila 64 puntos de embarques, sitios por donde este año se han trasladado 5.000.293 pasajeros”.

En estos sitios, el personal de Tránsito que se conoce como “los amarillos”, suelen detener a carros estatales para que transporten a las personas.

La doctora Lilianne Oliva, quien viaja todos los días desde Majagua hacia Ciego de Ávila, acota: “Responder a la señal de Pare de este personal, conocido como Los Amarillos, no es un acto voluntario ni un favor de los conductores estatales, sino imprescindible para solventar un problema para el cual todavía no hay solución”.

El Gobierno admite el mal estado de los vehículos, muchos adaptados para el transporte de pasajeros, y de las carreteras, así como las malas condiciones en las que se encuentran las vías en la provincia.

Durante los últimos cinco años, las estadísticas oficiales arrojan que se han producido 56.605 accidentes de tránsito en Cuba, cobrando 3.696 vidas, dejando un saldo de 42.171 lesionados, y pérdidas económicas estimadas en 2.500 millones de pesos (CUP).

En el último debate de la Asamblea Nacional, el tema del mejoramiento de las vías y el parque vehicular volvió a quedar relegado a causas secundarias.

Los accidentes de tránsito constituyen la quinta causa de muerte en Cuba.

(Con información de Diario de Cuba)

Abogada de Inmigración confirma que ya se están programando visas en la embajada de Estados Unidos en Colombia
Dueño de una barbería de Miami apuñalado en el estómago por un cliente descontento