En Florida ganaron los candidatos pro armas


Después del tiroteo que mató a diecisiete personas en una escuela secundaria en Parkland, Florida, en febrero de 2018, un grupo de jóvenes sobrevivientes se movilizó para hacer perder a los candidatos apoyados por la NRA, el lobby de las armas. Después de meses de discursos , protestas y reuniones para alentar a las personas, especialmente a los jóvenes, a votar por personas que se oponen a la ANR, la noche de las elecciones tuvo resultados mixtos.

A nivel nacional, varios demócratas que habían puesto el control de las armas en el centro de su campaña, ganaron en distritos bastante conservadores como Colorado ,Virginia o Texas. En Georgia, la demócrata Lucy McBath , quien se embarcó en la política luego de la muerte de su hijo, ganó un distrito que votó a los republicanos durante treinta años. McBath ha estado luchando por el control de armas desde que su hijo Jordan fuera asesinado en su automóvil por un tipo que se enojó porque pensó que estaba escuchando música a todo volumen.

Pero en Florida, donde nació el movimiento “March for our lives” (Marcha por nuestras vidas), la historia fue otra. Tres días antes de la elección, un tirador misógino había abierto fuego y matado a dos personas en una sesión de yoga . A pesar de esto, los candidatos pro armas fueron reelegidos.

Los republicanos Rick Scott y Ron DeSantis, ambos respaldados por la NRA, fueron elegidos como senadores y gobernadores, respectivamente. En el caso de Scott, los resultados fueron tan ajustados que su oponente demócrata, Bill Nelson , ha pedido un recuento de votos. Del mismo modo, el gobernador DeSantis ganó por muy poco contra Andrew Gillum, quien se comprometió a aprobar leyes para controlar mejor las ventas de armas, pero ganó.

Una persona herida es subida a una ambulancia para ser trasladada del lugar donde se registró un tiroteo en un centro de yoga, el viernes 2 de noviembre de 2018, en Tallahassee, Florida. (Tori Schneider/Tallahassee Democrat via AP)

“Estoy temblando de ira en este momento , dijo Jaclyn Corin , quien sobrevivió a la tragedia de Parkland. Es el mismo sentimiento que tuve la noche del 14 de febrero, tan enojado que no sé qué hacer con esta ira”.

Los activistas están particularmente preocupados con respecto al nuevo gobernador, Ron DeSantis, quien dijo estar en contra de los modestos avances que hubo en el control de armas después de la tragedia de Parkland.

No todo salió mal. Uno de los logros del movimiento anti armas es que han movilizado a los jóvenes, cuya participación ha aumentado en comparación con las últimas elecciones de mitad de período (21% en 2014 al 31% este año ) en gran medida motivados por este tipo de temáticas.


Servicio de noticias en salud Al Día – La ingesta calórica excesiva, relacionada con el aumento de la densidad mamográfica
Roberto Carcassés: la nueva Constitución debe garantizar ‘todas las formas de pensamiento político’