Los Domadores aplastaron a Uzbekistán


Los Domadores de Cuba arrollaron hoy 5-0 a los Tigres de Uzbekistán, y ganaron en su segunda presentación en la VIII Serie Mundial de Boxeo (WSB, por sus siglas en inglés).

El campeón mundial cubano, el minimosca Yosvany Veitía, con ocho coronas nacionales y el segundo boxeador con más victorias en las Series Mundiales, se enfrentó al jovencito uzbeco Khudoynazar Fayzov, un buen peleador pero sin la precisión y la superioridad de su contrincante, y fue vencedor unánime por puntos.

En la segunda pelea del cartel, de los 60 kilogramos, cruzaron golpes el Domador Lázaro Álvarez y el Tigre Shunkor Abdurasulov, un púgil agresivo que le exigió un buen combate al cubano que al final logró el veredicto con una votación a su favor de los tres jueces.

Vuelve la Serie Mundial de Boxeo

En la división de los 69 kilos, el cubano Roniel Iglesias, campeón mundial y olímpico, derrotó a Makhmud Gaipov, quien no logró superarlo en esta pelea de revancha.

Iglesias le dio una paliza a Gaipov, en la que no faltaron los fuertes intercambios, pero descargó un arsenal de combinaciones con golpes precisos y poderosos para demostrar su ventaja sobre el púgil uzbeco.

En la división de 81 kg, Julio César la Cruz, de 28 años, campeón mundial y olímpico y capitán de los Domadores, dio una lección de maestría técnica ante un Madiyar Saydrakhimov quien ofreció una deslucida pelea.

Por el contrario, el duelo más reñido del cartel lo protagonizaron en más de 91 kg el cubano José Ángel Larduet y Bakhodir Jalolov, quien ganó el primer asalto.

Cubanos y uzbekos momentos previos al topo. Foto: worldseriesboxing.com.

Este combate fue tan cerrado como difícil y el único que se desarrolló con indiscutible paridad entre los boxeadores actuantes durante los cinco episodios.

A partir del segundo round el superpesado Larduet logró imponerse aunque con esfuerzo a su adversario Jalolov, un púgil con experiencia que fue quinto en la olimpiada de Río de Janeiro. Finalmente, por decisión dividida de los tres jueces, la puntuación fue 47-48, 50-45 y 48-47, y favoreció al representante de los Domadores.

El próximo 26 de febrero, los cubanos visitarán a los uzbekos para disputar el tercer match del formato C-1, que también incluye a los Caciques de Venezuela y los Heroicos de Colombia, vencidos por los Domadores la semana pasada en su primera salida en esta edición del certamen, en el que quedaron subcampeones en 2017.

EFE / OnCuba

Cuba: el arma migratoria
El sueño de Apple para ser la primera 'trillion dollar company' se aleja, pero no ha desaparecido