Mujer que acusa a Cristiano Ronaldo de violarla sufre estrés postraumático


Los abogados de la mujer que acusa a Cristiano Ronaldo de violarla hace nueve años dijeron el miércoles que a su representada se le diagnosticó estrés postraumático y depresión, por lo que debió considerársele legalmente incompetente para llegar a un arreglo extrajudicial que evitara la divulgación del caso.

Kathryn Mayorga, la presunta víctima, no se presentó junto a sus abogados durante una conferencia de prensa realizada en Las Vegas, en la misma jornada en que el futbolista portugués rechazó las acusaciones. Cristiano recurrió a su cuenta de Twitter para afirmar que tenía la “conciencia tranquila” mientras aguarda las conclusiones de una investigación.

“Niego firmemente las acusaciones que se han emitido contra mí”, dijo el delantero de la Juventus. “La violación es un delito abominable que va en contra de todo en lo que yo creo. Por más dispuesto que estoy de hacer lo necesario para limpiar mi nombre, me niego a alimentar el espectáculo mediático montado por gente que busca promocionarse a mis expensas”.

Larissa Drohobyczer, abogada de Mayorga, dijo a la prensa que el reciente dictamen psiquiátrico indicó que los problemas de Mayorga fueron “causados por la agresión sexual cometida por Cristiano Ronaldo en 2009”.

El médico mencionado en el dictamen es Norton Roitman, de Las Vegas. No respondió a los mensajes de The Asssociated Press que solicitaban sus comentarios.

Durante varios meses, Mayorga sufrió estrés emocional severo y debió soportar la coerción de los representantes de Cristiano, quienes buscaban a toda costa que Mayorga aceptara un arreglo económico para guardar silencio, dijeron los abogados.

“Estas lesiones volvieron a Kathryn incompetente para participar en las negociaciones, en el arreglo y en las medidas para evitar la divulgación en 2010”, recalcó Drohobyczer.

Las declaraciones emitidas el miércoles permiten prever cuáles serán los argumentos que Drohobyczer y su socio Leslie Stovall presentarán para pedir que un juez invalide el acuerdo de no divulgación que Mayorga habría firmado al aceptar un pago de 375.000 dólares de parte de Cristiano.

La abogada Larissa Drohobyczer habla durante una conferencia de prensa acerca de las acusaciones de violación imputadas a Cristiano Ronaldo, el miércoles 3 de octubre de 2018, en Las Vegas. Drohobyczer representa a la supuesta víctima Kathryn Mayorga. Foto: John Locher / AP.

La AP no suele identificar por su nombre a las supuestas víctimas de agresiones sexuales. Decidió hacerlo en este caso, dado que Drohobyczer afirmó que Mayorga había dado su autorización.

De hecho, los dos abogados mencionaron por su nombre a Mayorga en la conferencia del miércoles.

Una demanda civil interpuesta la semana anterior en la corte del estado de Nevada busca también una indemnización monetaria. Según Stovall, ese pago debe incluir compensaciones y daños punitivos, y podría ser muy superior a la cifra de 200.000 contemplada bajo las leyes estatales.

Stovall dijo que no le había preguntado a Mayorga si desea que Cristiano sea juzgado penalmente por violación.

El miércoles, el futbolista contrató al abogado David Chesnoff de Las Vegas, quien emitió un comunicado en el que niega “categóricamente” las acusaciones y expresa su “plena confianza en el sistema judicial”.

Chesnoff indicó que la policía de Las Vegas investigó en 2009 las acusaciones de Mayorga y no recomendó presentar cargos penales.

Stovall comentó que la demanda constituye la respuesta del equipo de abogados de Mayorga a las negativas de Cristiano.

La demanda civil, interpuesta el 27 de septiembre ante la corte estatal en Las Vegas, alega que Cristiano violó a Mayorga en una suite ubicada en el penthouse de un hotel de Las Vegas. Luego, el deportista habría enviado a un grupo de personas para presionar a Mayorga a fin de que guardara silencio.

Cristiano, de 33 años, respondió con un video en Instagram poco después que se radicara la demanda, tildándola como “noticias falsas”.

Drohobyczer reconoció que Mayorga aceptó el dinero hace nueve años, debido a que jamás quiso que su nombre se hiciera público en relación con el caso.

Cristiano, cinco veces nombrado el futbolista del año, juega actualmente para la Juventus de Italia. En 2009 emigró del Manchester United de Inglaterra al Real Madrid por 94 millones de euros (unos 130 millones de dólares), cifra que impuso un récord en aquel entonces.

De acuerdo con la demanda, Mayorga conoció a Cristiano en un club nocturno, y subió con él y otras personas a su suite, donde habría ocurrido la agresión en un dormitorio.

El martes, el agente Aden OcampoGomez, portavoz policial en Las Vegas, advirtió que, en vista de que la investigación está abierta, el departamento no revelará el reporte que Mayorga presentó ante las autoridades el día de la supuesta agresión sexual. La demanda indica que Mayorga acudió también a un hospital, donde se le realizaron análisis para determinar si hubo un ataque sexual.

Drohobyczer se negó a revelar el documento en cuestión el miércoles.

La abogada ha dicho que Mayorga, quien tiene actualmente 34 años, estaba preocupada de que su nombre se revelara en 2017, cuando un medio hizo referencia a los hechos de junio de 2009 en el hotel y casino Palms de Las Vegas. La abogada negó que Mayorga haya sido la fuente de aquel artículo.

Asimismo, influyó en la decisión de Mayorga el movimiento #yotambién (#MeToo), en que las mujeres han denunciado recientemente agresiones sexuales sufridas hace años, dijo Drohobyczer.

En la demanda se formulan 11 acusaciones contra Cristiano o sus colaboradores, incluidas las de complot, difamación, abuso de una persona vulnerable, agresión, infligir angustia, coerción y fraude, asociación delictiva y complot, incumplimiento de contrato, abuso de proceso y negligencia por permitir que detalles de un arreglo confidencial se volvieran públicos.


Jorge Luis Corrales: “echo de menos mis días en el Marrero”
Julio Iglesias: si no queda de otra, irá a juicio por demanda de paternidad