¿Para qué puede servirte en Cuba la app bancaria Transfermovil?


Más allá de los altos precios del Internet y la calidad de ese servicio, el panorama de las operaciones financieras online en Cuba comienza ya a esbozar sus primeros pasos. La Isla va incorporando ―aunque todavía de manera muy lenta― las ventajas del comercio electrónico para agilizar transacciones y trámites con los ciudadanos.

El Banco Central de Cuba ha sido una de las instituciones estatales pioneras, al lanzar la app Tranasfermovil, como parte de sus servicios de banca móvil, la cual servirá básicamente para realizar transferencias entre cuentas bancarias; consultar y pagar las facturas de los servicios de agua, electricidad y teléfono, revisar el saldo de las cuentas de tarjeta magnética y las últimas operaciones efectuadas.

Esta app desarrollada entre Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A y los bancos cubanos (Banco Popular de Ahorro, de Crédito y Comercio, y Metropolitano) funciona de manera experimental desde el pasado año y según informó Julio García, directivo de ETECSA, se prevee extenderlo por todo el país en este 2018.

La app ya está en manos de muchos cubanos, y de funcionar correctamente como se espera, puede convertirse en una herramienta muy útil para la población, quien desde la comodidad de su casa o desde cualquier lugar tendría la posibilidad de agilizar trámites bancarios y ahorrarse mucho tiempo con ello. Para las empresas inmiscuidas, sería vital también no solo por el hecho de reducir aglomeraciones, sino también para simplificar errores y ahorrar recursos.

El directivo de ETECSA, Julio García ha asegurado que para hacer uso de las prestaciones de Banca Móvil, no es necesario una conexión a una red de datos ni a Internet, tan sólo el cliente debe poseer un teléfono celular con sistema Android, una tarjeta magnética emitida por un Banco cubano y una tarjeta de Telebanca.

Los especialistas de ETECSA recalcaron que para 2018 estará disponible una nueva versión de Tranasfermovil que permitirá también pagar impuestos y recargar el saldo del celular, y que además se actualizará de manera automática según exija el cliente.

Cuba y sus desafíos en el comercio electrónico

Comenzar a impulsar el comercio electrónico en la Isla con iniciativas como estas, es de por sí solo ya un desafío, aún más, si se trata de un país como Cuba que, a pesar de tener presencia en Internet desde 1996, no fue hasta 2014 cuando logró masificar el servicio en el país, el cual aún no registra números alentadores sobre el uso de una “verdadera conectividad” de toda la población.

Como parte de ese anhelado despegue de los servicios del comercio electrónico, recientemente (Lo de las tarjetas con relieve). Y es que ya se tiene al menos ―percepción y voluntad― de impulsar la facturación de servicios usando todas las ventajas de las tarjetas magnéticas como medios electrónicos para realizar pagos.

¡Enhorabuena! Si la conectividad ha ido paulatinamente en ascenso, es muy saludable que junto a ello marche también la venta de bienes y servicios a través de Internet que mucho dinamizan en la Isla.

¿Retos? Muchos… Para que existan prácticas eficientes de comercio electrónico en el país, tendrán que perfeccionarse pasarelas de pagos, mecanismos de envíos, planificación de recursos empresariales entre otras estrategias.

Ojalá las experiencias de Transfermovil y sus resultados sirvan como muestra para que se sumen no solo aquellas prestaciones relacionadas con los trámites bancarios, sino que además se apliquen otras en tiendas e industrias.

Medialab-Prado acoge Work In Process, primer festival internacional de arte colaborativo
Yoko Ono y Kusama, niponas, veteranas y geniales