Racionan la venta de huevos en Cuba ante la escasez del producto


Los huevos al igual que la carne de cerdo, son alimentos fundamentales en la dieta del cubano, el pescado es difícil conseguirlo, sólo viene por dieta, los mariscos son un tema vedado, esos sólo para los turistas. La carne roja prohibitiva, en fin que los cubanos cuentan con muy poca variedad para llevar un plato decente a la mesa, y si encima añadimos la reducción de esa poca amplitud de provisiones, andamos mal.

Luego del paso del huracán Irma, el argumento para tapujar la escasez de huevos es decir que las gallinas “están estresadas”. Desde septiembre la carestía de este producto asola sobre todo el Occidente de Cuba.

El gobierno atribuye la falta del producto a la rotura de 615 naves avícolas en todo el territorio nacional, tras el paso del ciclón, ya hace poco más de un mes.

Martí Noticias indaga en la población para saber cómo se soluciona el tema de la comida frente a la ausencia de tan preciado producto para los nacionales.

Es imposible conseguir huevos “por fuera” o “por la izquierda” en las carnicerías de La Habana, nadie se atreve a venderlos, pues temen ir a prisión de 2 a 5 años por vender los huevos si no te tocan, o si ya consumiste los que te tocaban.

Muchos se negaron a hablar al respecto, pues se trata de un asunto sensible. Sin embargo los trabajadores de la carnicería de Infanta y San Lázaro, que atienden el área de Cayo Hueso, dijeron: “Los huevos están liberados-controlados. La población se ha quejado por el precio, pero igual se los llevan, porque no tienen de otra. Los que se rompen o están hueros nosotros los tenemos que reponer de nuestro bolsillo”. (Y muestran algunos de los escasos que tienen allí en mal estado).

Caridad de Centro Habana comenta que ya no sabe qué “inventar” para la comida. Dice: “Antes uno más o menos resolvía, pero esto pica y se extiende sabrá Dios hasta cuándo. Yo no puedo comprar todos los días una libra de carne de cerdo en el Agro porque -además de que es casi todo pellejo- me cuesta a veces hasta 45 pesos la libra, y el dinero no me da. Las tiendas en divisas están desabastecidas, el picadillo y las salchichitas con las que más o menos uno resolvía ya no se encuentran casi. Es que todo está muy caro y ahora sin huevos ¡imagínate tú!”.

La ausencia del producto ya estremece los negocios de particulares, como por ejemplo al complejo gastronómico Biky´s, situado en Infanta y San Lázaro. Revela su administrador Pavel Ortega que “el espacio ha dejado de ingresar más de 40 mil dólares al mes porque el fuerte en la pastelería es el huevo. Ahora no sale ninguna tarta ni nada que lleve el producto. Por eso nos dimos a la tarea de cambiar el contexto y solo estamos vendiendo bollerías y pastas huecas con crema de leche, cuando se consigue la crema de leche. No tengo ni idea de cuándo se pueda resolver esta situación porque tampoco se habla de un restablecimiento. Es un problema de esperar y tú sabes que aquí el deporte nacional es la espera”.

Así que el panorama para los cubanos en vez de aclararse, año tras año empeora y se torna más consternado.

(Con información de Martí Noticias)

EE UU se retira de la Unesco por su "tendencia anti-Israel"
EEUU se retira de la UNESCO