Serie 58: La debacle azul


Solo quedan 18 juegos para que finalice la etapa clasificatoria de la 58 Serie Nacional de Béisbol. Los cuatro cupos para la semifinal parecen cantados. Industriales se aleja a cuatro juegos completos de Ciego de Ávila y protagoniza la gran debacle del torneo. Seis derrotas consecutivas, y ningún lanzador saca la cara. ¿Los Leones habrán tirado la toalla?

En un acto de desesperación, Anglada designó como abridor al último refuerzo que recaló en la nave capitalina, el pinero Miguel Ángel Lastra. El diestro de la Isla contaba todas sus salidas como relevista. No lo hizo mal y caminó hasta el sexto capítulo, pero no les alcanzó para evitar la barrida. Se hunde el barco, y continúan como icebergs el pitcheo y la defensa.

Parece una lucha de cuatro. Analicemos lo mejor y lo peor de las últimas subseries.

Lo mejor

El regreso de Maikel Cáceres a la alineación holguinera puede darles un impulso en el tramo final de la campaña. Foto: Otmaro Rodríguez

El repunte de Holguín le ha puesto sazón a la serie. Cinco victorias consecutivas lo acercaron a un solo juego de Industriales. La inyección ofensiva de Oscar Luis Colás ha sido vital. Maikel Cáceres se reincorporó al equipo y pudiera insuflarle más potencialidades al grupo. ¿Seguirán los Cachorros mordiendo callados?

Yurién Vizcaíno, envuelto en una gran campaña, es uno de los héroes ofensivos de la serie. El cuarto bate de Villa Clara remolcó siete carreras en el primer juego ante Industriales, y diez en toda la subserie, para situarse como líder en este importante departamento con 73. Es el bateador más oportuno del campeonato ya que ha impulsado en veinte ocasiones el empate o la ventaja.

Lo de Danel Castro en la segunda fase es impresionante. En los dos primeros partidos contra Ciego de Ávila, ante lanzadores de calibre como Lázaro Blanco y Vladimir García, compiló de 9-5 con tres jonrones y ocho carreras remolcadas. Es el líder en la segunda etapa en fletadas para el plato con 37, y en veces que impulsa el empate o la ventaja con 14. El Leñador mayor está como el buen vino.

Otro veterano ilustre es Jonder Martínez, quien salvó dos juegos consecutivos tras su inactividad por lesión. En el segundo duelo ante los azules solventó la situación con un lanzamiento y en el tercero sacó siete outs.

Pedro Álvarez tuvo otro relevo de lujo y ya suma nueve victorias con los Gallos. Con cinco triunfos es uno de los lanzadores que más ha aportado a su equipo durante la segunda fase. La actuación del temperamental lanzador es de lo mejor desde la lomita en el torneo.

Lo peor

Ulfrido García no ha podido aportar a la causa de Holguín. Foto: Ulises Ruiz/AFP/Getty Imges
Ulfrido García no ha podido aportar a la causa de Holguín. Foto: Ulises Ruiz/AFP/Getty Imges

Industriales sufre una debacle. Su pitcheo es un verdadero desastre. Los anaranjados le anotaron 32 carreras con 34 indiscutibles. Llevan seis derrotas consecutivas, y reciben al líder del torneo en el próximo enfrentamiento. Únicamente un milagro los coloca en semifinales. Los Leñadores visitan el Latinoamericano para hacer leña del árbol caído.

Ulfrido García no ha podido estar peor con la casaca de Holguín. Sufrió su quinta derrota vestido de Cachorro en el tercer juego ante Sancti Spíritus.

El zurdo santiaguero permitió en ese juego siete carreras en dos entradas y un tercio de labor. Entre el zurdo indómito y Yosimar Cousín presentan paupérrimo balance de 2-8. Malas apuestas de Noelvis González.

Horrible el intento suicida de Denis Laza para anotar una carrera con doce debajo en el marcador en el primer juego ante Villa Clara. Ni en un juego de manigua ocurre semejante hecho.

Entre records y curiosidades

El lanzador holguinero Uberleidys Estévez había lanzado solo dos entradas y un tercio antes de abrir el segundo juego de la subserie ante Sancti Spíritus. Lo cierto es que Estévez no permitió anotaciones en 5,1 innings como abridor ante los Gallos.

Lázaro Banco había permitido solo un cuadrangular en 31,1 entradas de actuación antes de abrir el primer juego frente a Las Tunas. Danel Castro le desapareció dos pelotas en los dos primeros capítulos.

El estadio Julio Antonio mella es un bosque inexpugnable para los Leñadores. Han ganado allí 17 de los 21 duelos que han efectuado. Las hachas no tienen compasión en el Balcón del Oriente cubano.

La bola sigue viva y en juego.

Mercado de Cuatro Caminos reabrirá por los 500 años de La Habana
Los altavoces Amazon Echo se integrarán con Apple Music a partir del mes que viene