A quien no quiere trova se le dan Tres Tazas


“Y al que no quiere trova aquí le damos tres tazas”. Así versa el tema de presentación de la peña que cada viernes en el capitalino Pabellón Cuba, de cuatro a seis de la tarde, reúne a un grupo de amigos amantes de la buena música cubana.

Este 8 de junio Tres Tazas cumplió una década y a su anfitrión Silvio Alejandro Rodríguez le gusta recordarlo “como la mitad de un tango”, años valiosos en que la cercanía de personas especiales y la posibilidad de conocer a diversos cantautores se dieron cita en un mismo lugar.

Para Rodríguez esta ha sido la primera vez de muchas, donde se experimentado y se ha logrado estar en constante creación. Un tiempo de resistencia detrás de la canción con la vocación de querer cuidar la trova como una opción para pasar el rato y reflexionar.

Apunta que la peña es un sitio donde el arte se interconecta y sirve de pretexto para conjugar diversas manifestaciones como performance, presentaciones de libros, obras de teatro, exposiciones, entre otras opciones.

 

Rodríguez comenta que el nombre surgió por aquello de la terquedad y la tozudez, haciendo relectura de la frase popular de “quien no quiere caldo se le dan tres tazas”, en ese afán de transformar el mundo e ir “uno mismo ennobleciéndose y ser también otro”.

Para quienes comparten este lugar como una extensión de su casa, la peña es un ejercicio de amistad donde más que canciones se comparten experiencias. Quizás por ello el cantautor Diego Gutiérrez asegura llegar siempre con alegría porque sabe que se va a encontrar con gente buena y un público fiel dispuesto a disfrutar.

Como cada viernes Silvio Alejandro trata de invitar a la sorpresa de lo que pueda pasar, pero en este cumpleaños Eric Méndez, Benito de la Fuente, Juan Carlos Pérez, Diego Gutiérrez, Adrián Berazaín, Frank Delgado, Magui Blue, Ihosvany Bernal, Reinier Mariño y Fidelito Díaz Castro fueron quienes compartieron escenario para decir otra vez: sí a la trova.

Una de las novedades en la celebración fue la presentación, por primera vez, del proyecto Magui Blue compuesto por cuatro jóvenes del grupo Cuba Livre, quienes mostraron música criolla con influencias del blus y el jazz en pos de llevar a los jóvenes una propuesta diferente alejada de los temas foráneos.

Durante este tiempo la peña ha ganado en sintonía con muchas instituciones las cuales han comprendido la esencia del evento. Por eso su anfitrión no deja de mencionar al Instituto Cubano de la Música, el Ministerio de Cultura, el Centro Nacional de Música Popular, la Asociación Hermanos Saíz, la Egrem, el proyecto 23 del ICAIC y la Unión de Periodistas de Cuba.

Haciendo alusión al futuro espera que esta frecuencia de los viernes siga interesando a los trovadores, que en su guitarra y en la de los demás afloren nuevas canciones las cuales puedan conmover y cambiarle un pedacito del día a quienes las escuchen.

En ese intento de encontrar nuevas cosas que lo sorprendan y transformar la magia de la vida en melodías, Silvio Alejandro Rodríguez se prepara para mostrar su nueva producción “Piedras del mismo río” bajo el sello Egrem y con la producción de David Falla e invitados tan queridos como William Vivanco, Ray Fernández y Diego Gutiérrez.

Dos legisladores noruegos proponen a Trump para Nobel de la Paz
Servicio de noticias en salud Al Día – Identifican biomarcadores moleculares para el linfoma de células del manto