Airbnb y Vacuba, en el centro de una nueva crisis


LA HABANA, Cuba.- Dos años después del inicio de las operaciones en Cuba, la empresa estadounidense de alquiler de casas particulares Airbnb atraviesa una crisis en los pagos a sus anfitriones, realizados mediante la agencia de envíos del sur de Florida, VaCuba.

Los cuentapropistas de la Isla, asociados como anfitriones, reportan atrasos consecutivos de cuatro meses en pagos que deberían llegar entre 3 y 5 días hábiles, según la política de VaCuba.

El problema comenzó a mostrar su magnitud nacional en el foro online del Centro de Comunidad Airbnb, donde los arrendadores cubanos calificaron la situación de “insostenible” y propusieron “entrar en pausa” hasta que se normalice la entrega del dinero.

Irán, asociado con varias casas de alquiler en La Habana, comentó en el foro:

“Los pagos se han ido alejando de la fecha de envío, según un mensaje de Airbnb, el cual da a conocer que el dinero ha sido enviado a través de VaCuba (…) De momento puse en pausa todas mis casas y creo que es la opción que tomarán todos los anfitriones de Cuba si no resuelven la situación pronto”.

Los anfitriones cubanos culpan a la agencia VaCuba de la retención de los pagos y la acusan de provocar su retirada de Airbnb.

Andrés Luis, arrendador en La Habana, comentó:

“Son irresponsables (VaCuba) (…) los atrasos son exagerados y los anfitriones dependen de este dinero. Conozco a muchos arrendadores asociados a Airbnb, y todos estamos pensando en tomar la misma medida, abandonar Airbnb debido a la incompetencia de VaCuba”.

Fundada en noviembre de 2008 por Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk en San Francisco, California, Airbnb fue una de las dos primeras en entrar al mercado cubano después de la visita de Barack Obama a la isla, que marcó el deshielo de las relaciones entre los dos países.

La empresa obtuvo la licencia especial del Departamento del Tesoro de EEUU para sus operaciones en Cuba, que encontraron el primer obstáculo en la forma de enviar dinero a sus anfitriones.

La imposibilidad del acceso de los cubanos a las vías internacionales de envío que utiliza la empresa, frenó el vínculo con los anfitriones de la isla, quienes quedaron reducidos a la opción predeterminada de la agencia VaCuba, dedicada al envío de remesas.

¿Quién está detrás de VaCuba?

La agencia se publicita como una empresa de 45 años de experiencia en envíos y multiservicios. “Nos especializamos en el envío dinero a sus familiares y seres queridos, de una manera rápida y segura”, anuncia en su Web.

Sus principales oficinas están registradas en el sur de Florida. A su vez es contratada por la empresa Cubapack, creada para monitorear los envíos provenientes de los Estados Unidos. La empresa contratadora forma parte de una las divisiones del grupo empresarial cubano CIMEX, creado en la década del 90 con la participación del Ministerio del Interior (MININT), y adsorbido por poderoso holding militar Grupo de Administración Empresarial (GAESA).

Un empleado de la oficina Cubapack, ubicada en la calle 22 No. 4115, municipio Playa, confesó a CubaNet que todas las agencias de envío a Cuba, “tengan el nombre que tengan, tienen que estar contratadas por nosotros, tienen que pasar por aquí”.

Los gestores de VaCuba que llevan el dinero hasta las casas dicen desconocer la situación. Una gestora que solicitó omitir su nombre, dijo que siempre se escuchaban comentarios:

“Eso es problema de los jefes de allá y aquí (…) Yo creo que aquí se quedan sin dinero porque les congelan las cuentas allá, algo de eso hay”.

Roberto García uno de los gestores de VaCuba en la provincia Santa Clara recomendó a su cliente, como única opción, reclamar a la agencia de envíos.

Sin embargo, José Ramón, el arrendador afectado, no sabe a dónde acudir:

¨En nuestra ciudad las deudas (de Vacuba) ascienden a miles. Si Airbnb transfirió (…) el dinero, ¿por qué demoran tanto en pasarlo a sus distribuidores en Cuba? La única explicación es que usan los millones de dólares que generan los 4000 hostales inscritos en Cuba para otros negocios e ingresos bancarios por comisión, por mes”, dice.

Juan Pablo, arrendador en Matanzas, no solo tiene atrasos en los envíos:

“También hay dos pagos perdidos, uno de ellos es del 30 de diciembre y no hay una solución, solamente nos dan de largo con excusas de que están investigando”.

Cuando los clientes de VaCuba indagan con los gestores sobre quienes suministran el dinero, estos espantan el rostro en señal de “top secret”. Los gestores se describen de manera uniforme como: la persona que llega a las casas con un vale impreso, el dinero y el nombre del destinatario al que debe entregar el envío.

Al respecto, Hanser, arrendador en Trinidad, Ciego de Ávila, comentó en el foro:

“Por desgracia, el único método de pago es VaCuba, una empresa que no tiene ningún tipo de confiabilidad. Hablas con los gestores que se asume que te puedan dar información (…) y lo que hacen es darte dos nombre y dos email, de los cuales no se recibe respuesta alguna.”

Los afectados por la retención del dinero refieren que las cifras superan los 1000 dólares en casos individuales.

Marta arrendadora desde La Habana, expresó en el foro que ha debido asumir los gastos con el salario que recibe como profesora.

“No logro comunicarme con ellos (VaCuba). Les escribí al correo de contacto de su página online y no me responden (…) Estoy en una situación que no tengo dinero para pagar los impuestos”.

En los intentos de CubaNet por comunicarse con la agencia Vacuba, Ileana Castro, la operadora en línea, respondió no tener información sobre los pagos de Airbnb. Recomendó contactar a la agencia mediante airbnb@VaCuba.com, la misma dirección a la que escriben los cubanos afectados, sin recibir respuesta.

Airbnb comienza los cambios

Los cubanos asociados a Airbnb reconocen que la profesionalidad con la que esta trabaja, logró impulsar el auge de las casas particulares de renta en la isla. Hasta la fecha, Airbnb registró en Cuba el más rápido crecimiento desde su fundación en 2008. Se estima que más de 13 000 estadounidenses se hospedaron en casas particulares cubanas a través de este gigante del alquiler de viviendas.

El moderador del foro de Airbnb sobre retrasos de pagos en Latinoamérica, solicitó paciencia a los cubanos.

Ibis Rosales muestra una posible solución para el futuro, la tarjeta de débito AIS. (Foto del autor)

Ibis Rosales muestra una posible solución para el futuro, la tarjeta de débito AIS. (Foto del autor)

“Airbnb está estudiando planes alternativos de pagos. En Cuba estamos trabajando en una solución más amplia”, escribió desde Londres hace una semana. La empresa estadounidense comenzó a dar sus primeros pasos, sugiriendo a los cuentapropistas solicitar una tarjeta de débito de American Internacional Service (AIS). Esta opción para los pagos futuros retorna a las agencias contratadas por CIMEX para los envíos desde EEUU, entre las se encuentra Vacuba.

Los cuentapropistas pertenecientes a la Comunidad Airbnb cubana declaran que chocan contra un muro de ignorancia cuando intentan reclamar a Airbnb o VaCuba. No pocos inclinan sus exigencias hacia la primera, solicitando que cancelen los contratos con la agencia contratada por GAESA. Otros proponen implementar diferentes formas de envíos. Eso sí, todos coinciden en que abandonarán Airbnb si se mantienen retenidos los pagos.

(Este artículo fue publicado originalmente en CubaNet)

Más detenidos pero condenas más cortas: así es la Justicia en la era del 'EI'
Lujosa piscina suspendida a 150 metros de altura se vuelve viral