Casa Blanca: Cuba podría parar los ataques a diplomáticos de EEUU


El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, dijo el jueves que el Gobierno cubano podría detener los ataques a funcionarios estadounidenses en La Habana, causantes de una nueva crisis diplomática entre los dos países.

“Creemos que el gobierno cubano podría detener los ataques a nuestros diplomáticos”, dijo el general Kelly a la prensa sin añadir más detalles.

La vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert, dijo más tarde que creía que Kelly se estaba refiriendo al hecho de que la Convención de Viena, que se ocupa de las relaciones diplomáticas entre países, requiere que la nación anfitriona brinde seguridad y protección al personal diplomático.

Nauert dijo en una conferencia de prensa en el Departamento de Estado que la investigación sobre los ataques estaba todavía en desarrollo, y que el departamento no sabía “quién o qué es responsable” de los incidentes.

También sugirió que Estados Unidos cree que Cuba podría saber más de lo que ha divulgado sobre los incidentes.

“En un país pequeño como Cuba, donde el gobierno sabe muchas cosas que ocurren dentro de sus fronteras, debe tener más información de la que nosotros tenemos conocimiento en este momento”, dijo.

Cuba ha negado su participación hasta ahora en el asunto y ha dicho desconocer el origen o posibles responsables de los ataques, y Estados Unidos tampoco ha señalado directamente al gobierno de Raúl Castro como responsable de los incidentes.

Los misteriosos “ataques a la salud” que provocaron síntomas diversos a 22 diplomáticos estadounidenses y sus familiares, cinco canadienses y viajeros procedentes de EEUU no han tenido hasta ahora una explicación basada en evidencias, aunque varias fuentes achacan lo ocurrido al uso de sofisticadas “armas acústicas”, o a “una operación de vigilancia” que salió mal.

El Departamento de Estado ha insistido en que desconoce “qué o quién” provocó esos incidentes, a los que llamó “ataques específicos“, un tema que continúan investigando el Buró Federal de Investigaciones (FBI) y otras agencias del gobierno estadounidense.

EEUU ordenó la salida del 60 por ciento de su personal de su sede diplomática en La Habana y la semana pasada expulsó a 15 funcionarios de la embajada cubana en Washington.

El Departamento de Estado insistió este martes en que la decisión de reducir el personal de su embajada en La Habana obedece a que Cuba “es incapaz” de protegerlos.

(Con información de la Casa Blanca, EFE y Reuters)

Desvelados los 18 concursantes de 'OT 2017' por un fallo en la 'app' del programa
El régimen prefiere deslegitimar sus 'elecciones' que 'legitimar a la contrarrevolución'