Celebrarán en Santiago de Cuba 110 años del natalicio de Compay Segundo


Santiago de Cuba, 16 nov.- Esta ciudad que vio nacer como artista a Máximo Francisco Repilado Muñoz, mundialmente conocido como “Compay Segundo”, y su grupo musical, festejarán el aniversario 110 del natalicio del creador de Chan Chan. Compay Segundo nació en el ámbito santiaguero el 18 de noviembre de 1907 y falleció en La Habana el 13 de julio de 2003, el mismo día en que sus restos fueron trasladados a su ciudad natal donde recibieron todo tipo de honores.

Ahora, para festejar los 110 años del natalicio de Máximo Francisco, la agrupación “Compay Segundo” llegará el 17 de noviembre a Santiago de Cuba, para cumplir un programa de actividades, entre estas un video clip, una exposición, y presentaciones artísticas.

Las celebraciones por el cumpleaños del célebre cantautor están organizadas por Salvador Repilado, hijo de Compay y director del grupo musical y de la Casa Compay Segundo, ubicada en la Capital.

Precisamente, los organizadores adelantaron el programa que señala para el 17 de noviembre, la llegada del grupo a Santiago de Cuba y en horas de la noche, visita al Museo de la Música, en Vista Alegre.

El 18 de noviembre por la mañana será el homenaje al trovador en la necrópolis Santa Ifigenia, luego habrá un encuentro con alumnos de la enseñanza artística en el Conservatorio Esteban Salas, y a las 21:00 horas tendrá lugar en el Parque Céspedes, el concierto único del conjunto. El 19 de noviembre, los músicos saldrán para la vecina provincia de Granma, según comunicó Juan M. Fredal Repilado, coordinador en Santiago de Cuba de la “Casa…”, en La Habana.

El 13 de julio de 2003, cuando los restos de uno de los más famosos cultores de la música tradicional cubana llegaron al aeropuerto de la urbe santiaguera, estos fueron recibidos por las máximas autoridades del Partido y el gobierno en el territorio y posteriormente fueron trasladados al Salón de la Ciudad, en la sede de la Asamblea Municipal del Poder Popular, frente al Parque Céspedes, donde toda la noche le rindieron homenaje el pueblo, dirigentes y grupos musicales que se sucedieron ininterrumpidamente, como parte de las honras fúnebres.

El mismo pueblo que tanto aplaudió y veneró al cantante, compositor e instrumentista, lo acompañó al otro día, en una larga peregrinación hasta el Panteón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias en el “Santa Ifigenia”, donde reposó hasta que fue levantado el Monumento actual, erigido con el apoyo del Gobierno santiaguero, la Oficina del Conservador de la Ciudad y la familia del insigne trovador.

Una nota de la Casa Compay Segundo, dada a conocer en ocasión del aniversario 110 de su natalicio, apunta que “la impronta de Máximo Francisco Repilado Muñoz, artista de renombre mundial, continúa vigente y radiante de cubanía en el grupo musical que el fundó y que asumió su nombre después de su insustituible mutis”.

Añade, que el trovador es después de Miguel Matamoros, “el otro gran personaje del son; que cifró en las letras y la música de sus canciones un universo completo de figuras, giros y combinaciones de la conversación y el cantar, que deja ya para siempre salvada la memoria del lenguaje campesino cubano, con su rica capacidad sonora, humorística e imaginativa”.

Dice que entre los aportes de Compay al patrimonio cultural cubano y de la humanidad, sobresalen la innovación de un instrumento musical de cuerda punteada, el armónico, que hace funciones de guitarra y de tres, y a la cual en los montunos o estribillos él le sacaba el sonido de un cencerro o campanita, punteando en el extremo inferior de las cuerdas.

Señala el documento, que al autor agradece la música cubana la introducción de un conjunto de clarinetes como acompañante esencial en las agrupaciones soneras.”

Afirma la nota, que la leyenda de Compay Segundo y sus Muchachos cautivó a públicos de todos los continentes y generaciones, porque además de sus aportes anteriores estableció una marca sin precedentes: “fue el cantante en activo más veterano del mundo, y al mismo tiempo quien después de los 90 años de vida ofreció el mayor número de conciertos –cientos, todos a lleno completo- en más ciudades y países del planeta, y vendió la mayor cantidad de discos grabados después de cumplir esa edad”.

Incluye el texto más adelante, otros argumentos sobre aspectos que hicieron universal a Compay, por ejemplo, “la proeza creativa poco frecuente en un músico -máxime si rebasa las nueve décadas de existencia- de escribir una obra teatral”, algo que hizo Máximo Francisco para el teatro popular cubano y que tituló “Se secó el arroyito”, recreada en una obra musical de igual título creada por el trovador.

Hoy el Grupo que lo acompañó en su periplo triunfal por Europa, Japón, Estados Unidos, Canadá, América Latina, el Medio Oriente y el Caribe tiene la responsabilidad de preservar el legado del inolvidable creador de Chan Chan.

El referido conjunto fue creado en 1955 por Máximo Francisco Repilado Muñoz, después de su separación del dúo Los Compadres, el cual fundó en 1942 junto a Lorenzo Hierrezuelo, y en el currículo de la agrupación aparece que han acompañado, además, a Silvio Rodríguez, Omara Portuondo, Eliades Ochoa, Charles Aznavour, Pío Leyva, Teresa García Caturla, Isaac Delgado, Santiago Auserón (Juan Perro), los cantantes de flamenco Martirio y Raimundo Amador, Lou Bega, el argelino Khaled…

Finalmente, la nota corrobora que luego del deceso de este trovador mayor, su grupo musical conserva una alta convocatoria de público que disfruta del repertorio popularizado por Compay Segundo, a saber: Macusa, Sabroso, Anita, Bilongo (La negra Tomasa), Veinte Años, Las Flores de la Vida, el mítico Chan Chan… de manera que las canciones que creó continúan “sembrando amor y alegría en los corazones de millones de sus admiradores en todo el mundo”.

Our Living Planet Shapes the Search for Life Beyond Earth
Selena Goméz y Justin Bieber regresaron