Cuba y el Día de los Derechos Humanos


Cuba y el Día de los Derechos Humanos Santiago de Cuba, 10 dic.— Hoy 10 de diciembre se celebra el Día de los Derechos Humanos en conmemoración de igual fecha de 1948 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos que todos los países del mundo están obligados a observar desde hace seis décadas.

 

 

 

Y la Cuba revolucionaria que nació hace ya casi 60 años es sin dudas, una de las más fieles cumplidoras de esos derechos universales del hombre y la mujer, desde el primero de enero de 1959 cuando comenzó a hacerse realidad lo que señala el Artículo 1 de esa Declaración: “Todos los hombres nacen libres e independientes”

Nada de demagogia hay en lo dicho anteriormente, porque el Estado cubano y su Revolución han tenido y tienen como primer mandamiento lo que señala el artículo 1 de su Constitución: “El culto a la dignidad plena del hombre”. Y no hay hombres y mujeres verdaderamente dignos sin el respeto absoluto y soberano a su libertad en el sentido más amplio de la palabra.

Durante años, Estados Unidos manipulando a su antojo a la antigua Comisión de los Derechos Humanos de la ONU, logró la condena de Cuba por la violación de esos derechos en la isla, pero eso eran sólo letras muertas porque la pureza de la Revolución Cubana con su pueblo y con el mundo, era tanta que resultaba imposible taparla con un dedo y ni siquiera con toda una mano.

Los derechos humanos fundamentales como salud, educación y alimentación en Cuba no tienen hoy comparación, porque todos los ciudadanos de este país sin distingo de sexo, raza o religión, tienen garantizado esos tres elementos decisivos para la existencia de la vida humana.

En el caso de la salud y la educación, ambas son de forma gratuita, sin que nadie tenga que gastar un centavo por la atención médica por muy compleja que sea, o por transitar desde la enseñanza más elemental hasta la superior.

Cuba no sólo respeta el derecho de su gente, sino que también expande por las naciones pobres del mundo el derecho a la libertad como lo hizo con su ayuda internacionalista a Angola, Namibia y otros países africanos, o como cuando los médicos cubanos reparten salud por las naciones pobres del orbe, o cuando colabora con diversos países para que sus pueblos sean alfabetizados y un poco más libres.

Resultaría interminable relacionar todo lo hecho por nuestro país y la Revolución por el bien de su pueblo y de todos los humildes de la tierra. No hay otro ejemplo igual en el mundo y por eso en una fecha como esta, Día de los Derechos Humanos, llena de satisfacción el corazón de cada cubano revolucionario y de agradecimiento al Comandante en Jefe Fidel Castro, quien nos enseñó que “Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”

 

Laureada con Nobel de la Paz insta a prohibir armas nucleares
El ISA concederá un doctorado Honoris Causa a Vittorio Garatti