De los Valdés Brother`s | Portal del Arte Joven Cubano


La realización fonográfica Valdés Brother`s, constituye la ópera prima de los hermanos Leyanis & Jessie Valdés, concebida bajo el sello de Producciones Colibrí en 2016. Ellos llevan ya algunos años insertados en el ámbito profesional jazzístico de nuestro país, a partir de la realización de diversos conciertos, shows y presentaciones en los espacios habituales al jazz capitalino y sus festivales.

Leyanis es una pianista con recursos propios y buenas cualidades técnico-interpretativas; mientras que Jessie se desempeña como percusionista, especializado en la interpretación del drums, instrumento que moldea a sus necesidades sonoras y domina con perfección.

En su disco Valdés Brother`s, —el primero, de los que seguro serán muchos en una carrera que ha comenzado con buen pie—, los dos jóvenes presentan temas de su autoría, que son defendidos por ellos, junto a otros notables nombres del panorama jazzístico de nuestra actualidad musical.

Julito Padrón y Alexander Abreu, dos consolidados instrumentistas de nuestros tiempos, nos muestran en el set su característico derroche de energía y buenas ideas sonoras. Es el mismo caso del bajista Yandy Martínez, los percusionistas Degnis Bofill y Edgar Martínez, y los saxofonistas Yuniet Lombida y Emir Santa Cruz, este último productor musical de todo el álbum.

De las ocho unidades que conforman el álbum, cinco pertenecen a la autoría de Jessie y el resto se encuentran a la firma de Leyanis. Todos son temas de larga duración, ensamblados con interesantes momentos discursivos, y unas bien desarrolladas secciones improvisatorias.

Tanto Leyanis como Jessie conocen bien cuál es el momento para relucir, y cuál para acompañar, y esta arma la utilizan a su favor, creando un contrapunteo de instantes climáticos que circulan entre ambos instrumentos protagonistas: el piano y el drums.

Uno de mis temas preferidos es Gente de hielo, compuesto por Leyanis, que posee una marcada sobriedad, madurez creacional, así como se encuentra bellamente defendido a formato de trío. Esta melodía resulta un ejemplo preciso de como ambos seres brillan y se acompañan a la vez, sin rivalidades fraternales o musicales.

De Jessie, me parece muy interesante el corte titulado Amnesia, dadas sus fragmentaciones sonoras, la inclusión de elementos foráneos al jazz, y la vinculación temática y uso de letras populares, sobre las que defiende un discurso no solo musical sino textual también.

El estilo discursivo de ambos músicos bebe de muchos referentes del ámbito jazzístico nacional e internacional, y posee eslabones sonoros de diferentes instantes en la historia del género. Llama la atención la capacidad mostrada para vincular en ocasiones dichos referentes, y en otras, de elegir discursar a partir de estilos más específicos, y me atrevería a decir hasta modernos.

No obstante la cubanía siempre está en la obra de estos chicos, que definitivamente han ganado su propio, y bien merecido reconocimiento, entre los amantes de este singular género.

 

Turista canadiense atrapado en madeja legal en Cuba
¡Somos patrimonio!