Denia Fernández Rey: 'Queremos que el mundo sepa sobre la represión del régimen a quienes disienten'


Denia Fernández Rey, representante de las Damas de Blanco en Santiago de Cuba, lamentó este viernes en diálogo con DIARIO DE CUBA que “la represión dentro del movimiento en estos momentos se ha recrudecido”.

“Apenas nos dejan llegar a misa, excepto cuatro o cinco que logramos llegar en el mes a la iglesia. Todos los domingos se repite el mismo círculo, amenazas, detenciones de 24 hasta 96 horas dependiendo de lo que ellos (los oficiales de la Seguridad del Estado) quieran”, denunció.

“Para ellos nosotras ya no existimos, estamos acabadas, pero ahí es cuando nos preguntamos, si es así, por qué nos detienen, por qué nos persiguen, por qué nos multan”, dijo.

“Son multas arbitrarias, supuestamente por alteración del orden público, por tratar de salir a una calle a manifestarnos, que eso está estipulado como un derecho en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Con ese cuento chino las multas, que van desde los 150 hasta los 3.000 pesos cubanos, se acumulan”, añadió Fernández Rey.

Abundó en que “cuando no la pagas no puedes salir a ningún lugar, y hasta vas a la cárcel por el tiempo que ellos determinen de forma arbitraria”.

Sobre el desempeño del movimiento femenino opositor en Santiago de Cuba, dijo que se han “dado a la tarea de hacer trabajo comunitario, a trabajar mucho con la sociedad civil”, que en estos momentos se les “ha unido bastante y apoyado”.

“Vamos a las personas más afectadas, menos remuneradas, las que no son asistidas por el régimen. Por ejemplo, si un niño necesita un par de zapatos, se le compra un par de zapatos, una muda de ropa, quizá un colchón, alimentos, aseo, cualquier tipo de necesidades básicas mínimas que podamos asumir”, explicó.

Fernández Rey detalló que “son recursos que recaudan hermanos en el exilio y que envían como donaciones”.

“En ocasiones la Seguridad del Estado interviene y nos quitan las cosas que vamos a entregar. En el caso de dinero, en reiteradas ocasiones te siguen a las oficinas de retirada de la Western Union y te lo quitan, porque dicen que proviene de mercenarios”, denunció.

Se refirió al caso de Palmarito de Cauto, localidad santiaguera a la cual el régimen ha restringido el movimiento de activistas de cualquier organización.

Consideró que la raíz está en el Movimiento Dignidad que comenzó a promover Belkis Cantillo y por la iniciativa Ciudadanas por la Democracia.

“Quedó establecido desde entonces un punto de control y la Policía, por orden de la Seguridad del Estado, se encarga de no permitir el ingreso de defensores de los derechos humanos y tampoco la salida de los que allí viven”, dijo.

Sobre su visita a España lamentó que otras tres Damas de Blanco fueron impedidas de viajar por la Seguridad del Estado.

Cecilia Guerrero y Deysi Artiles fueron detenidas el domingo y liberadas el lunes, después de que el vuelo para España despegara. A Yamilé Barqués, después del chequeo en el aeropuerto, las autoridades no la dejaron abordar porque no tenía el carné de identidad.

“Vinimos con el objetivo de denunciar, además de la represión que existe y las violaciones a las Damas de Blanco, a ofrecer la verdadera imagen del régimen, queremos que toda la opinión pública internacional se vuelque para que no dé oxígeno al régimen”, dijo Fernández.

“Queremos mostrar lo que el cubano de a pie vive y lo que sufrimos”, recalcó.

La Dama de Blanco criticó que después del huracán Irma Raúl Castro no ha dado la cara a los más damnificados y que el régimen “vende la imagen de que ayuda a todos cuando es totalmente incierto”.

“Por último, queremos que nos escuchen, que realmente existe la represión en contra de las personas que disienten del Gobierno de los Castro”, reiteró.

Cubanos explican por qué no participarán en las elecciones
Antena Live | 10/06/2017