Denuncian la grabación de un vídeo porno en el Real Alcázar de Sevilla


Imagen del vídeo porno grabado en el entorno del Real Alcázar.
YOUTUBE

El Ayuntamiento de Sevilla ha denunciado ante la Policía Nacional la difusión de imágenes pornográficas grabadas en el Real Alcázar, en el Parque de María Luisa y en el entorno del río y que han sido distribuidas con fines comerciales a través de una página web.

El vídeo fue colgado durante el verano pasado en el portal pornográfico Pornohub. Dura unos 14 minutos y muestra a una mujer que entra a plena luz del día en el entorno del Real Alcázar como turista, para después mostrar sus partes íntimas cuando no hay otra persona cerca.

El consistorio ha analizado las imágenes a través de los servicios jurídicos municipales y del Real Alcázar, así como de las Delegaciones de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores e de Igualdad, Cooperación y Relaciones con la Comunidad Universitaria.

Según han confirmado fuentes municipales a Europa Press, el gobierno de la ciudad está analizando las posibles infracciones que se hayan cometido en la grabación de estas imágenes.

El Alcázar ha contactado ya con la Policía Nacional para solicitar que se inicien diligencias contra la producción de estos vídeos y se ha abierto un expediente administrativo por grabaciones con fines comerciales sin autorización.

Porno de bajo presupuesto

Además, los servicios jurídicos están evaluando si el contenido de las grabaciones en espacios públicos y, especialmente en los jardines del Alcázar, puede vulnerar la ordenanza municipal contra la prostitución y otras formas de explotación sexual.

Tal como detalla, estas grabaciones se enmarcan dentro de una corriente de ámbito internacional que consiste en elaborar vídeos pornográficos prácticamente sin recursos y pasando desapercibidos en las principales capitales y ciudades turísticas.

De hecho, en octubre del año pasado fue denunciada la grabación de vídeos porno en los entornos del palacio de San Telo en Sevilla y de la Alhambra en Granada.

Así, los autores de los vídeos se hacen pasar por turistas y toman las imágenes ocultándose.

Vamos pa’ la FAC | OnCuba News
La compradora del Banksy destruido confirma que pagará los 1,18 millones