El aumento de la lluvia en 2016 no fue suficiente para paliar la sequía en Cuba


Los embalses cubanos se encuentran 1.510 millones de metros cúbicos por debajo de la media histórica, a pesar del aumento de las lluvias en 2016, subida que no ha sido suficiente para que la Isla se recupere de la sequía que sufre desde hace tres años, según informó el lunes el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

En este momento las provincias orientales Santiago de Cuba, Las Tunas, Camagüey, Guantánamo y Sancti Spíritus acopian menos del 40 % de sus capacidades de almacenamiento de agua, precisó un reporte de la televisión estatal citado por EFE.

En ese sentido señaló que la central Ciego de Ávila es una de las zonas más afectadas por la persistente y severa sequía al observar el decrecimiento de sus reservas del líquido, con 12 de sus 15 fuentes subterráneas declaradas en “alerta o alarma”, debido a que solo cuenta con un 17 % de agua en sus embalses.

Otros reportes refieren que la provincia Guantánamo padece una sequía meteorológica a causa de la continua escasez de lluvia, lo que ha ocasionado sequías clasificadas como hidrológica, agrícola y socioeconómica, porque afectan las aguas superficiales y subterráneas, el riego de cultivos y el suministro de agua a la población y a la economía.

El volumen de los embalses en Guantánamo asciende a 140,2 millones de metros cúbicos, solo el 45,76% de la capacidad instalada, según datos de directivos de la provincia.

Los efectos negativos de la persistente sequía abarcaron más del 70% del archipiélago cubano en los años 2014 y 2015, que además de perjudicar la cosecha de arroz, tuvo impacto directo sobre miles de personas que sufrieron la escasez de agua.

Source link

Los 98 mejores tuits de humor de 2016
Inauguración de la exposición del proyecto Colibrí