El zika podría ser clave para tratar el cáncer cerebral


sep

8

El virus del Zika puede causar estragos en el cerebro de un feto, pero su poder destructivo también puede aprovecharse para combatir un tipo de cáncer cerebral en adultos, dijeron investigadores el martes.

Estudios preliminares han demostrado que el virus transmitido por mosquitos puede destruir las células responsables del glioblastoma, la forma más común de cáncer cerebral.

El glioblastoma afecta a 12 000 personas por año en Estados Unidos y su tratamiento estándar consiste en quimioterapia y radioterapia. Pero la mayoría de los pacientes muere en los dos años siguientes a su diagnóstico.

‘Resulta sumamente frustrante tratar a un paciente de una forma tan agresiva como ya sabemos para ver que su tumor reaparece al cabo de unos pocos meses’, dijo Milan Chheda de la Facultad de Medicina  de la Universidad de Washington en St. Louis, coautor de la investigación publicada en The Journal of Experimental Medicine.

‘Así que nos preguntamos si la naturaleza podía ofrecernos un arma para actuar sobre las células responsables de esta recurrencia’, agregó.

El secreto del aparente éxito del zika, según los últimos experimentos, es que el virus apunta específicamente a las células madre del cáncer cerebral, que tienden a sobrevivir a la quimioterapia y propagarse.

Cuando una mujer embarazada es infectada con zika se enfrenta a un mayor riesgo de tener un bebé con una cabeza inusualmente pequeña, porque el virus destruye estas mismas células, dando lugar a la condición irreversible conocida como microcefalia.

El zika suele atacar las células progenitoras (células madre) neuronales, que son comunes en los fetos pero raras en los adultos.

‘Mostramos que el virus del Zika puede matar el tipo de células del glioblastoma que tienden a ser resistentes a los tratamientos actuales y llevar a la muerte’, dijo el también coautor del estudio Michael Diamond, profesor de medicina  de la Facultad de Medicina  de la Universidad de Washington en St. Louis.

Los investigadores inocularon el virus y un placebo de agua salada en 33 ratones con tumor cerebral, dijo el informe.

Dos semanas más tarde ‘los tumores eran significativamente más pequeños en los ratones tratados con zika’, explicó, agregando que estos ratones además sobrevivieron ‘significativamente más tiempo que los que recibieron agua salada’.

Se necesita realizar más investigaciones para que el tratamiento se pueda intentar con seguridad en humanos.

Estudios adicionales sobre los efectos del zika en el tejido cerebral de pacientes con epilepsia mostraron que el virus no infectó células cerebrales no cancerosas.

‘Vemos que el zika podría ser usado un día en combinación con terapias actuales para erradicar todo el tumor’, afirmó Chheda.
septiembre 8/2017 (AFP)

José Rubiera regresa a cubrir la llegada del huracán Irma
Un terremoto de magnitud 8,1 sacude el suroeste de México