Enfriamiento localizado puede limitar daño cardíaco


feb

13

Un nuevo estudio sugiere que enfriar secciones del corazón durante un ataque al corazón, tanto antes como después de una angioplastia, podría limitar el daño al corazón.

 

Investigadores de la Universidad de Tecnología de Eindhoven (TUE; Países Bajos), el Hospital Catharina (Eindhoven, Países Bajos) y otras instituciones, realizaron un estudio en 10 pacientes que presentaron un infarto agudo de miocardio (IM) , cuya intervención coronaria percutánea primaria (ICPP) incluyó hipotermia intracoronaria selectiva, controlada por sensor, a base de solución salina a temperatura ambiente, administrada distalmente a la lesión culpable a través de un globo sobre alambre inflado (OTWB), para enfriar el miocardio en peligro durante 10 minutos.

Una vez que el OTWB se desinfló, el enfriamiento continuó con solución salina a 4 °C durante otros 10 minutos mientras sucedía la fase de reperfusión. Un cable de temperatura con punta de sensor en la arteria coronaria distal permitió la titulación de la velocidad de infusión para lograr una temperatura coronaria deseada de 6 °C por debajo de la temperatura corporal, que se logró en 27 segundos; a continuación, se realizó una PPCI de rutina. Los resultados mostraron que, en el IM de pared anterior, el protocolo parecía seguro, sin efectos secundarios hemodinámicos o sistémicos graves. En el IM de pared inferior, ocurrieron anomalías transitorias de conducción de corta duración. El estudio fue publicado en la revista EuroIntervention.

“Se puede comprar con enfriar la rodilla después de un choque deportivo, por ejemplo, cuando ocurre una reacción inflamada y la rodilla se inflama. Para evitar esta inflamación, por lo tanto, los músculos a menudo se enfrían de inmediato. Ahora aplicamos el mismo principio al músculo cardíaco”, dijo el autor principal LuukOtterspoor, MD, de la TUE. “Al enfriar la parte del corazón que se ve afectada por una arteria coronaria obstruida o constreñida, hay menos daño en el músculo cardíaco después de que se abre la constricción. Creemos que esto en última instancia, puede reducir el impacto del ataque al corazón y el daño al corazón en alrededor de un 20-30 %”.

Durante un procedimiento de angioplastia con PPCI, la arteria coronaria estrecha debe abrirse lo más rápido posible. Sin embargo, una vez que la sangre comienza a fluir de nuevo, se produce un daño irreversible adicional al músculo cardíaco. Este daño consecuencial, conocido como lesión por reperfusión, es el resultado de la inflamación de las células del músculo cardíaco, con el resultado de que los capilares se cierren. Los modelos animales han demostrado que la hipotermia reduce tanto la lesión por reperfusión como el tamaño del infarto, si se inicia antes de la reperfusión con PPCI.
febrero 09/ 2018 (hospimedica.es)

 

 

Algunos detalles de la última reunión de accionistas de Apple para entender el camino de la empresa
Will Smith fanático de una canción en español, el actor canta a viva voz “La Bamba”