Especialistas cubanos extirpan con éxito tumor en la columna


A Karina Justiz Cabrera, madre de 20 años habitante de Guantánamo, los especialistas neurocirujanos Ernesto Guevara, de Las Tunas, y neurofisiólogos del Juan Bruno Zayas, de Santiago de Cuba; le realizaron una fijación transpedicular en la columna, tecnología de la más avanzada del mundo.

En una oración se lee rápido, pero fueron casi 11 horas de intervención quirúrgica, con un poco de certeza y mucha esperanza de que resultara en éxito, según reseña el Diario Digital Veneceremos.

Luego del proceso, Roelquis Puentes, residente de anestesiología, trataba de reanimar a Karina:

-Karina, despierta… Abre los ojos… Vamos… despierta… -insiste Puentes.

No se espera una reacción veloz de la joven. El quirófano está expectante. Karina mueve la cabeza con lentitud, sale del largo letargo y vence por un momento la pesadez de sus párpados.

-Karina -insiste el residente-. Saca la lengua… mueve las piernas… Se suman sus médicos a coro.

La joven logra complacerlos y transforma el rostro colectivo.

Al menos 20 especialistas neurocirujanos de Ernesto Guevara, de Las Tunas, y neurofisiólogos del Juan Bruno Zayas, de Santiago de Cuba, se juntaron para la intervención. Foto Veneceremos

Sergio Rojas Carmenaty, médico de 29 años con sólo cuatro meses de egresado como especialista, confirma la noticia al equipo neuroquirúrgico que lo acompañó: “La operación ha sido todo un éxito”.

Cambio

Justiz Cabrera tenía tres años con una afectación en la columna. Caminaba encorvada y quejumbrosa apoyada en el brazo del balance que le sirvió de lecho en los últimos meses.

Los estudios arrojaron que tenía una estructura tumoral desde la décima vértebra toráxica (T-10) a la tercera lumbar (L-3), con localización entre la médula espinal y las capas que la cubren. El dolor era insoportable y resistente a los analgésicos.

Se usaron ocho varillas y tornillos de titanio valorados en 50 mil dolares. Foto Venceremos
Se usaron ocho varillas y tornillos de titanio valorados en 50 mil dolares. Foto Venceremos

La afección le imposibilitaba dormir acostada, dificultaba su marcha y provocaba descontrol sobre los esfínteres. Única alternativa: la cirugía. Decidió entregarse a competentes especialistas jóvenes que le despertaron el optimismo y la esperanza.

Para devolverle la calidad de vida se usaron varillas y tornillos de titanio, cada uno de los cuales se cotiza en alrededor de 700 dólares, de acuerdo con los especialistas. Se usaron ocho. Se calcula que la operación ronda los 50 mil dólares que incluyen costosos estudios diagnósticos.

Éxito

Eddy Jesús García Cartón, especialista de 29 años y principal actor en la fijación transpedicular calificó el procedimiento como un éxito.

“Sólo ahora podemos estar felices, porque movió las piernas, señal de que no existió ningún daño durante la cirugía. Ella entró al salón en capacidad de caminar y si la hubiéramos lesionado sería una derrota, pero no, tendrá estabilidad en la columna y una integración social normal”.

Ahora Karina Justiz Cabrera, sonríe. Camina, se suma a la vida y sueña con reincorporarse y ser útil a la sociedad. Sueña con ser Maestra.

Redacción Cubanos por el Mundo

Tren rápido Brightline comenzará el servicio a Miami el próximo fin de semana
Kennedy Center celebra la herencia cultural de Cuba