Estilizada, moderna y aerodinámica: así es la nueva limusina blindada de Donald Trump




La animación digital inspirada en el mundo de los videojuegos y hecha en base a una limusina Cadillac CT6, adelantaría las líneas del futuro vehículo presidencial. (Las imágenes son una representación no oficial).

El líder del mundo libre ha dejado su inconfundible sello en edificios alrededor del globo y al parecer, su nuevo vehículo presidencial reflejará a la perfección su devoción por el lujo y el refinamiento. Desde el momento en el que el magnate de los bienes raíces se convirtió en el 45 mandatario del poderoso país del norte, se hizo público que una nueva limusina blindada sería desarrollada para reemplazar al desactualizado Cadillac utilizado por Barack Obama.

Es que la verdadera fortaleza sobre ruedas conocida como la “Bestia” que acompañó al ex presidente a lo largo y ancho del mundo asegurando su traslado seguro en tierra, presentaría hoy ciertas falencias a nivel de seguridad que debían ser actualizadas en un contexto donde las amenazas se han multiplicado y en el que el presidente Trump se ha convertido en un blanco de diversos enemigos de los EEUU, que podrían atentar contra su integridad.

La “Bestia” continuará en servicio hasta que se presente la nueva limusina presidencial. Debajo, un adelanto de cómo se vería el nuevo modelo en las inmediaciones del Capitolio

El nuevo modelo ha sido fotografiado completamente camuflado en las cercanías de la sede central de General Motors en Michigan, realizando sus últimas pruebas de confiabilidad. Fueron distintos medios enfocados en el mundo del automóvil los que han reportado que la limusina ya se encontraría prácticamente lista para ser estrenada por el republicano a cargo del puesto máximo de la Casa Blanca.

Las anticuadas líneas rectas y cubistas serán reemplazadas por un diseño mucho más estilizado y moderno, digno de la estética más aerodinámica en boga hoy día. La carrocería esconde un chasis de tipo industrial heredado de las pick up heavy duty más poderosas del gigante de Detroit.

Ayer y hoy. Donald Trump recorre Nueva York en los ochentas a bordo de su limusina Cadillac personalizada con detalles en oro. El Rolls Royce Phantom, otro de los vehículos de su colección privada

Ayer y hoy. Donald Trump recorre Nueva York en los ochentas a bordo de su limusina Cadillac personalizada con detalles en oro. El Rolls Royce Phantom, otro de los vehículos de su colección privada

El diseño se inspiró en el sedán de lujo de Cadillac bautizado CT6 pero también toma rasgos del gigante SUV Escalade de la misma marca. La imponente camioneta se ha convertido en uno de los símbolos de poder y riqueza más ostentosos de los EEUU, con precios promedio que pueden superar tranquilamente los 100 mil dólares para las versiones más lujosas.

Dado que las limusinas presidenciales suelen ser utilizadas por múltiples administraciones y demandan una enorme cantidad de dinero proveniente de los contribuyentes para su desarrollo, el vehículo ha sido pensado para adelantarse a las necesidades de los presidentes futuros y no solo las que plantea el escenario actual.

El Cadillac Escalade sirvió de inspiración para la nueva limusina de líneas más estilizadas

El Cadillac Escalade sirvió de inspiración para la nueva limusina de líneas más estilizadas

La entrega del nuevo modelo sería inminente, pero como todas las incognitas que rodean al vehículo de cuatro ruedas no militar más seguro del mundo, la fecha específica de su puesta en servicio es un secreto de estado.





Ronaldo estrena coche: "Nuevo animal en casa, el Bugatti Chiron"
Huracán Irma destapa una vez más pésimo estado de las edificaciones habaneras