José Daniel Ferrer depone la huelga de hambre


El líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer García, depuso este viernes después de 40 horas la huelga de hambre que había iniciado el pasado miércoles 4 de octubre, según indicó la organización opositora en un comunicado.

Ferrer había iniciado la protesta en el céntrico parque Céspedes en Santiago de Cuba “con la intención de llamar la atención sobre el constante incremento de la represión, el acoso y la persecución contra presos políticos, opositores pacíficos, defensores de los derechos humanos, periodistas y blogueros independientes, cuentapropistas, cristianos de varias denominaciones y pueblo en general”, recuerda la UNPACU.

La organización opositora detalla que su plan inicial consistía en que “al ser detenido (Ferrer), lo que era de esperar, pero no sucedió así, otros coordinadores y activistas, de manera gradual irían hacia el mismo lugar y estarían obligando a las fuerzas represivas a realizar una serie de detenciones arbitrarias durante varios días”.

“La UNPACU había posicionado a varios activistas en lugares cercanos al parque Céspedes con la intención de filmar cualquier detención violenta. Las fuerzas represivas prefirieron enviar mínimas señales de que, de momento, no pensaban confrontarnos a menos que pasáramos a otra fase en nuestra protesta”, agregó la organización.

Asimismo, el comunicado señaló que “más de 60 activistas respondieron de inmediato y otras decenas se preparaban para unirse a los plantones que se iniciaron en Palma Soriano, El Cristo, La Maya, Santiago de Cuba y La Habana en apoyo a la protesta” de Ferrer.

Sobre la deposición de la huelga, la UNPACU señaló que tanto Ferrer como los otros coordinadores del movimeinto señalaron que fue tomada “debido a que varios de los objetivos de la protesta fueron alcanzados”, aunque el comunicado no precisa cuáles son estos objetivos.

“De continuar el incremento de los ataques contra nuestros activistas y otros miembros de la sociedad civil independiente, responderemos con nuevas acciones de protesta pública, aun cuando sabemos que esto daría lugar a que la tiranía encarcelase a otros miembros de la UNPACU”, añadió el comunicado.

La UNPACU cuenta actualmente con 52 activistas en prisión “que sobreviven en condiciones infrahumanas y resultan víctimas de todo tipo de ataques y torturas físicas y psicológicas”.

“En un ambiente muy represivo, en medio de los crecientes encarcelamientos, golpizas, allanamientos, robos y persecución constante, la UNPACU continuará luchando, junto a las demás organizaciones de vanguardia de la oposición pacífica, por la libertad, el respeto a los derechos humanos y el bienestar de nuestro pueblo”, concluyó la organización opositora.

La UNPACU es una de las organizaciones más activas dentro de la oposición en la Isla. El régimen mantiene tras las rejas a decenas de sus integrantes, actualmente más de medio centenar. A estos activistas la policía política les suele “fabricar delitos”, según denuncian familiares y detenidos.

Antena Live | 10/06/2017
Quejas de familias en un instituto en Barcelona por comentarios de profesores a hijos de guardias civiles