La alta demanda del Apple Watch Series 4 provoca esperas de más de un mes para tenerlo


Definitivamente este año puede ser el del Apple Watch y no el de los iPhone. Y no es porque los nuevos iPhone XS se estén vendiendo mal, nada de eso: parece que la demanda del Apple Watch Series 4 ha desbordado las expectativas de la propia Apple. Quedan poquísimos modelos disponibles en las tiendas, y encontrar uno específico es una tarea imposible.

Desde el día del lanzamiento de los iPhone XS llevo comprobando la disponibilidad de los Apple Watch para envíos y recogida en tienda, y esa demanda se nota. Los envíos se han ido retrasando poco a poco hasta la segunda semana de noviembre, y la recogida en tienda no ha estado disponible hasta esta misma mañana que se ha fijado para el 12 de noviembre en la mayoría de las Apple Store españolas.

Se auguran ventas que revienten todas las previsiones

Eso son 5 semanas de espera, nada menos. Y significa que sea cual sea la cantidad de relojes que se habían previsto vender en el lanzamiento, se están vendiendo muchísimos más y las reservas se han desbordado. También puedo confirmar que ocurre lo mismo en algunos Premium Reseller, donde esperan envíos de los Apple Watch Series 4 que no llegan. Ojo: eso no significa que algunas tiendas reserven algo de stock para quien vaya a comprarlo in situ, cosa que suele pasar en las Apple Store. Yo mismo me acerqué al día siguiente del lanzamiento y pude comprar un iPhone XS sin reservas, directamente.

¿Qué significa esto? Pues que los que quieran uno de esos nuevos relojes van a tener que coger paciencia, y que en la rueda de prensa de resultados financieros de enero las cifras de ventas de la división de accesorios pueden subir por encima de todas las previsiones de los analistas. Tendremos resultados antes (el 1 de noviembre), pero éstos no van a recoger los datos íntegros del lanzamiento de los nuevos productos. Necesitaremos esperar tres meses más para una visión global más fiel.

Trepan con Brussi
El Gobierno dice que se ha retirado el 90% del crudo vertido en la bahía de Matanzas