La nominación de candidatos a las 'elecciones' municipales arranca en septiembre en La Habana


El proceso de nominación de candidatos a delegados a las asambleas municipales arrancará en La Habana el próximo 4 de septiembre, informaron el viernes autoridades.

Según dijo a la estatal Agencia Cubana de Noticias, el presidente de la Comisión Electoral en la provincia, Roberto Cárdenas, antes del próximo 30 de septiembre está prevista la celebración de unas 6.300 reuniones en los municipios de La Habana con tal propósito.

“Los espacios de nominación constituyen el momento más importante de esta etapa, en la que más de 1.700.000 electores podrán proponer a quienes consideren poseen méritos para desempeñarse como delegado”, dijo Cárdenas.

En recientes declaraciones, el coordinador de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), Carlos Rafael Miranda Martínez, no ocultó que su organización está preparada para influir en las decisiones que se tomen en ellas y habla abiertamente del “trabajo político” que están realizando.

Cárdenas también declaró que en La Habana existen 1.331 circunscripciones, de las cuales 27 son consideradas “especiales”, porque se encuentran en centros con alta concentración de personas no residentes en la provincia, como contingentes de la construcción, unidades militares y la Universidad de las Ciencias Informáticas.

En ese sentido, Cárdenas señaló que de acuerdo con la Ley Electoral, cada circunscripción puede tener hasta ocho áreas de nominación, en dependencia de la cantidad de habitantes.

El funcionario dijo que antes de la fecha deberán quedar seleccionados los locales donde serán ubicados los 4.216 colegios electorales, de los cuales 118 se instalarán en casas particulares, como anunciaron anteriormente autoridades a nivel nacional.

En las “elecciones” municipales del próximo 22 de octubre, los ciudadanos elegirán en primera vuelta a los delegados a las asambleas municipales por un periodo de dos años y medio; mientras que la segunda vuelta será el 29 de octubre en aquellas circunscripciones en las que ninguno de los aspirantes obtenga más del 50% de los votos.

Es en esta fase que varias plataformas opositoras están intentando postular candidatos independientes, pero están sufriendo la represión del régimen. Activistas de organizaciones como #Otro18 o Candidatos por el Cambio han denunciado persecución y la implicación en procesos judiciales que los anulan para poder presentarse.

En el sistema electoral de la Isla están ausentes las campañas. Solo se difunden la fotografía y biografía de los candidatos (una vez propuestos), en la que se resalta “la vida y mérito” de estas personas.

A pesar del elevado número de cubanos que residen en otros países no existe el voto desde el extranjero.

Tras la celebración de las municipales en octubre, serán elegidos, en una fecha aún no anunciada, los delegados a las asambleas provinciales para un mandato de cinco años y los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, integrada actualmente por 612 diputados que representan a los 168 municipios del país.

Para la elección de estos últimos, de acuerdo con la Ley Electoral, ya fue creada la Comisión de Candidaturas Nacional (CCN), integrada por siete personas.

Todos son integrantes de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) y la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM). Todos son miembros del Partido Comunista (PCC) y de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y responden a su máxima dirección.

Esta comisión nacional, así como las que se crean a nivel provincial y municipal, funcionan como filtros. Garantizan que, aunque el pueblo en pleno vote por candidatos no comunistas en las “elecciones” municipales, los delegados de las Asambleas Provinciales, los diputados de la Asamblea Nacional, el Consejo de Estado y su presidente, puedan ser nombrados en sus cargos a dedo.

El proceso electoral culminará en febrero de 2018, cuando será designado el nuevo presidente del Gobierno, según lo anunciado por el general Raúl Castro, quien ha dicho que dejará el cargo en esa fecha, pero no así su puesto como primer secretario del Partido Comunista.

Marcha convocada por la MUD evidencia desánimo y fractura en oposición venezolana
Mo Farah se despide del 5.000 con una amarga plata en Londres