La situación en Pinar del Río sigue tensa a doce días del azote de Michael


Un derrumbe en Pinar del Río tras el paso del Michael. (EFE)

Tras el paso del huracán Michael los habitantes de Pinar del Río intentan salir adelante por su cuenta, porque muchos no creen en las promesas oficiales, en medio de lo que denominan una lenta recuperación.

El pasado 8 de octubre, el huracán, a su paso por el extremo oeste de la provincia de Pinar del Río, dejó miles de hogares sin electricidad, inundaciones y daños en viviendas e infraestructuras.

Lizandra Orraca, del municipio San Juan y Martínez, declaró a Radio Martí que la recuperación ha ido más lenta de lo esperado, y que muchos de los afectados han tenido que recuperar sus casas y patios “por su cuenta” con la ayuda de familiares y amigos.

Medios locales anunciaron que el Consejo de la Administración Provincial de Pinar del Río aprobó esta semana 4.474.551 pesos para crear 1.417 facilidades temporales, por los daños originados por el huracán Michael.

“Aquí hay gente albergada desde los ciclones del 2002 y estamos en el 2018 y aún no reciben ayuda. Por eso no tiene ninguna credibilidad, ni validez cualquier cosa que el Gobierno pueda prometer”, declaró la colaboradora de la Red de Comunicadores Comunitarios.

Los campesinos del municipio San Juan y Martínez, cuyo renglón económico fundamental es la producción tabacalera, han estado entre los más afectados.

En el sitio denominado como la Meca del Tabaco “muchos tuvieron que empezar a trabajar sus cultivos prácticamente desde cero”, dijo Orraca.

Tras el huracán, el 90% del sistema de distribución eléctrica quedó inhabilitado, un problema que afectó además la distribución de agua.

En Minas de Matahambre, donde las propias autoridades reconocieron la avería en la línea principal de 110kv que alimenta al municipio, continúan los apagones.

Lázaro Yoel Estévez, residente de esta localidad, dijo que teme que los constantes apagones afecten el funcionamiento de los equipos electrodomésticos.

“Te tumban la corriente. Los apagones lo mismo pueden acabar con un frío (televisor) o un televisor”, dijo Estévez.

Una residente en Cortés, Pinar del Río dijo que la recuperación fue “pésima, montones de días sin corriente, llamamos a la Empresa Eléctrica y no resolvieron nada”.

Michael azotó la Isla y provocó fuertes lluvias en Pinar del Río, Isla de la Juventud, Artemisa, La Habana y Mayabeque, aunque la primera fue la más afectada. Unas 1.200 viviendas sufrieron daños allí, según los reportes preliminares de las autoridades. 

 

Servicio de noticias en salud Al Día – Criarse en la pobreza podría limitar las capacidades cognitivas durante toda la vida
FC Barcelona vs Sevilla en directo