Los hospitales públicos de Cataluña abren las UCI a acompañantes las 24 horas


Hospital Vall d’Hebron de Barcelona.
HOSPITAL VALL D’HEBRON – Archivo

Los siete grandes hospitales públicos de Cataluña han decidido abrir sus Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) a los acompañantes las 24 horas del día tras constatar que la presencia de allegados reduce el estrés e influye positivamente en la recuperación de los pacientes ingresados.

La apertura de las UCI, que hasta hace poco sólo permitían visitas restringidas en horarios concretos y reducidos y a mayores de 12 años, es una medida que funciona en otros países, como EEUU, y en Cataluña se empezó a aplicar primero en las unidades de críticos de neonatos y pediátricas.

Aunque algún hospital público ensayó la apertura de las UCI a los visitantes ya el año pasado, ahora la medida ya se ha implantado en los siete grandes hospitales de Cataluña, que suponen el 70 % de las unidades de críticos de toda la comunidad.

La medida va ligada a un cambio de paradigma del propio funcionamiento de las UCI“, ha explicado Rafael Máñez, coordinador del Programa de Experiencia Asistencial del Instituto Catalán de la Salud (PADEICS) y jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital de Bellvitge.

Según Máñez, “hoy en día se procura mantener despierto al paciente respetando su confort, porque hay evidencia de que si la persona ingresada en la UCI se mantiene despierta más tiempo su recuperación es más rápida”.

En esta línea, el médico ha asegurado que si está consciente ayuda mucho en la recuperación tener una persona de referencia al lado.

“Esto ha cambiado en los últimos años, los enfermos deben estar activos para que se acorte el tiempo de estancia en la UCI. Los profesionales buscamos un equilibrio. Cuando tienes un enfermo en estado grave, incluso cuando requiere un apoyo técnico importante, puede estar relativamente despierto y tener un familiar con él”, ha remarcado Máñez.

Según el médico, “está demostrado que el acompañamiento tiene un beneficio terapéutico positivo que influye en la recuperación”.

Por este motivo, las UCI de los siete grandes hospitales públicos han eliminado los horarios definidos para las personas más cercanas al paciente.
“Se individualiza en cada caso, y se mantienen franjas horarias para las visitas puntuales”, ha puntualizado Máñez.

Cada hospital del Instituto Catalán de la Salud (ICS) ha puesto en marcha este consenso teniendo en cuenta sus especificidades y traslada la información a los familiares en cuanto llegan para pactar con los médicos de qué manera estarán junto al paciente.

Máñez ha señalado que la respuesta de las familias está siendo muy positiva y ha apostado porque cada vez más “la UCI sea una unidad menos excepcional y se parezca más a una unidad de planta de hospitalización convencional”.

En esta misma línea de mejorar la confortabilidad, las UCI también han abierto las puertas a los menores de 12 años, con una preparación previa de la visita y siempre de forma consensuada.

Otro de los proyectos en marcha es la mejora de los circuitos comunicativos entre los profesionales y con las familias.

“Las UCI tienen una alta actividad las 24 horas del día y hay que optimizar las comunicaciones para evitar pérdidas de información. Muchos son los profesionales que intervienen y hay que comunicar mejor, tenemos que conseguir la excelencia en este ámbito”, ha propuesto Máñez.

Actualmente, el ICS gestiona siete de cada diez camas de pacientes críticos de Cataluña, buena parte de ellos de hospitales de alta especialización.
En total son 194 camas de UCI, 52 en unidades coronarias, 169 camas de semicríticos, 21 de UCI pediátrica, 64 de UCI neonatal, 53 de semicríticos de neonatología y 77 de reanimación.

Durante el año 2017, los siete hospitales que cuentan con UCI –Vall d’Hebron, Bellvitge, Germans Trias i Pujol, Josep Trueta de Girona, Arnau de Vilanova de Lleida, Joan XXIII de Tarragona y Verge de la Cinta de Tortosa- atendieron un total de 4.454 personas, un 14,3 % de las cuales eran niños o recién nacidos. En promedio, las personas adultas están en la UCI 7,7 días y los menores, 19,5 días

Lo que viene tras las nuevas medidas sobre el cuentapropismo
La pasión romana de Henryk Dabrowski y Lázaro Galdiano