Mata a su hija y al bebé que tuvo con ella en una relación incestuosa y luego se suicida


Foto de la ficha policial de Steven Pladl y Katie Pladl.
Raleigh/Wake City-County Bureau of Identification

El caso ha conmocionado a Estados Unidos: adulterio, incesto, crimen, suicidio… la sordidez de la historia protagonizada por Steven Pladl, un estadounidense de 41 años, ha culminado en gran tragedia: con cuatro muertos.

Steven Pladl y Katie Pladl, padre e hija (ella tenía 20 años) saltaron a la fama cuando fueron detenidos por incesto hace unos meses, después de que se supiera que habían sido padres de un bebé. Posteriormente, quedaron en libertad bajo fianza y el bebé se quedó custodiado por su abuela/bisabuela, es decir, la madre de Steven.

Este jueves, el caso dio un giro radical y trágico: la Policía recibió una llamada desde la casa que ocupaban Steven y Katie y encontraron el cadáver del bebé, de 7 meses de edad. La llamada la había hecho la abuela, diciendo que el propio Steven la había avisado de que había matado al bebé.

Posteriormente, fueron hallados en el estado de Connecticut los cadáveres de Katie Pladl y su padre adoptivo, supuestamente víctimas de un homicidio, dentro de una camioneta.

El último giro de la historia tuvo lugar cuando el propio Steven Pladl fue encontrado muerto, al parecer tras dispararse a sí mismo, en una furgoneta en Nueva York.

Una historia sórdida

La relación entre Steven y su hija comenzó en 2016, cuando ella, que estaba adoptada por otra familia, quiso buscar a sus padres biológicos. Cuando los halló se trasladó a vivir con ellos en Virginia.

Pronto empezaron los problemas. La madre de Katie pidió el divorcio de Steven al comprobar que su marido dormía con su hija. Cuando se supo que Katie estaba embarazada, fue la propia madre la que denunció el caso.

Salón de Humorismo Gráfico Tintaenpié sesionará en Camagüey
Donald Trump ordena un ataque contra Siria por el uso de armas química