Mike Pence a Rosa María Payá: 'Estamos con usted por la libertad del pueblo cubano'


La opositora cubana Rosa María Payá y el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, en Lima. (AP)

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, inició este viernes su visita a Lima para participar en la VIII Cumbre de las Américas con un anuncio de ayuda humanitaria para refugiados venezolanos y reuniones con opositores de Venezuela y Cuba, a los que garantizó que el Gobierno de Donald Trump los seguirá apoyando, reporta EFE.

El primer día de Pence en Lima estuvo marcado también por su prematura salida de la ceremonia de inauguración de la VIII Cumbre de las Américas, para ver desde su hotel en la capital peruana el anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre el ataque de Estados Unidos a Siria.

El vicepresidente estadounidense asistió más tarde a la cena de gala ofrecida a las delegaciones por el presidente peruano, Martín Vizcarra, informó la Casa Blanca.

Pence llegó a primera hora de la tarde a Lima y fue directo a la residencia del embajador estadounidense en Perú, Krishna Urs, donde se reunió con el exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma, el expresidente del Parlamento venezolano, Julio Borges; el coordinador político del partido Voluntad Popular, Carlos Vecchio; y el exalcalde del municipio caraqueño de El Hatillo, David Smolansky.

El vicepresidente aprovechó la reunión para anunciar que Estados Unidos aportará 16 millones de dólares de ayuda humanitaria para los refugiados venezolanos que han abandonado el país y están en Colombia y Brasil, lo que supone la mayor contribución hasta ahora de Washington a quienes han abandonado Venezuela.

“Estamos con el pueblo de Venezuela y seguiremos haciendo todo lo que esté en nuestro poder para proporcionar sustento y apoyo a aquellos que han huido” del país, dijo el vicepresidente.

Los fondos ayudarán a proporcionar a los refugiados venezolanos en Colombia y Brasil “agua que sea seguro beber, suministros de higiene, refugio, protección de la violencia y la explotación, y oportunidades de trabajo y educación”, según informó el Departamento de Estado en un comunicado.

Pence también prometió que, durante su participación en la Cumbre de las Américas, abogará por que la región se una para “afrontar la crisis humanitaria” en Venezuela.

“También traemos un llamado a (imponer) más sanciones, más aislamiento y más presión diplomática, empezando en nuestro continente, pero también en el resto del mundo, para reconocer que Venezuela es una dictadura”, afirmó el vicepresidente.

Ledezma pidió a Pence, “en nombre del pueblo venezolano”, que se “amplíen las sanciones” estadounidenses “para liberar al pueblo de Venezuela lo antes posible”.

“Pedimos una intervención humanitaria en Venezuela, porque nuestro país está secuestrado por mafias”, indicó Ledezma.

Pence preguntó a Vecchio, con el que ya se ha reunido en otras dos ocasiones, por el opositor venezolano Leopoldo López y su esposa Lilian Tintori, y les envió “recuerdos y oraciones”.

Vecchio subrayó que las elecciones programadas para el 20 de mayo son un “fraude” y pidió a Estados Unidos que “no reconozca el resultado” de esos comicios.

Borges, por su parte, recordó que se encontraba en una gira internacional para pedir a cada Gobierno que “sea más fuerte en su compromiso con la democracia en Venezuela”, y dijo creer que su país está “cerca de un cambio”.

Poco después, Pence recibió en el mismo lugar a Rosa María Payá, hija del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá, quien le habló de Cuba Decide, un movimiento que promueve un cambio político en Cuba mediante la movilización pacífica y la celebración de un plebiscito vinculante en el que el pueblo cubano decida su sistema político.

“Lo que quiere el pueblo cubano es libertad. Lo que quiere el pueblo cubano es decidir otro sistema”, afirmó Payá, quien había solicitado el encuentro con el vicepresidente.

Pence le dijo que admira “enormemente la valentía” que tuvo su padre, “su compromiso con la libertad en Cuba” y el “coraje” de Rosa María Payá con su “importante trabajo” actual.

“Quiero asegurarle de parte del presidente Trump que el pueblo estadounidense y nuestro Gobierno están con usted. Estamos con usted por la libertad del pueblo cubano, por la libertad de los prisioneros, por la restauración de las libertades básicas y por elecciones libres y justas”, garantizó Pence.

El tratamiento para el cáncer de páncreas, cada vez más cerca
Williams cae a los infiernos