Museo de la Lucha Clandestina, un espacio para preservar la historia


Santiago de Cuba, 30 nov.- A 61 años del alzamiento armado el 30 de noviembre de 1956, dirigido por el joven revolucionario Frank País García en apoyo al desembarco de los expedicionarios del yate Granma, la remembranza del hecho coincide en esta ciudad con los homenajes al Comandante en Jefe Fidel Castro en el primer aniversario de su muerte, efeméride que motiva a los trabajadores del Museo de la Lucha Clandestina.

 

 

La institución cultural atesora una parte de la historia relacionada con la lucha revolucionaria en la última etapa de la guerra de liberación nacional del pueblo cubano, y han organizado un amplio plan de actividades a las que suman la celebración 41 de su fundación.

Eliecer Pérez Sanit, museólogo en la institución, asegura a Radio Siboney que por más de cuatro décadas ha marchado a favor de la conservación, preservación y promoción del patrimonio cultural de la nación.

Ubicado en el sitio histórico Loma del Intendente, en la barriada de El Tivolí, en esta urbe oriental, el Museo de la Lucha Clandestina fue inaugurado el 30 de noviembre de 1976, al conmemorarse el XX Aniversario del levantamiento armado de Santiago de Cuba. Por su valor histórico, paisajístico y ambiental, fue declarado Monumento Nacional en 1979.

Rozó la perfección
'El Arquisutra': la arquitectura y el diseño en función del sexo