Servicio de noticias en salud Al Día – ASCO actualiza las guías de la segunda línea terapéutica del cáncer de páncreas metastásico


jun

11

La Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO en sus siglas en inglés), que está celebrando su reunión anual en Chicago, acaba de publicar en el Journal of Clinical Oncology una actualización de sus guías de práctica clínica que incorpora nuevas evidencias sobre el tratamiento de segunda línea en pacientes con cáncer de páncreas metastásico.

Esta sociedad científica había publicado en 2016 las guías de apoyo a la toma de decisiones clínicas para abordar estos tumores, desde la evaluación inicial tras el diagnóstico; las opciones de primera y segunda línea de tratamiento; los cuidados paliativos/soporte, y el seguimiento de la enfermedad.

Dirigidas a oncólogos clínicos, radioterapeutas, cirujanos y gastroenterólogos, las recomendaciones fechadas en el mes de mayo se basan en los resultados de dos estudios científicos que pueden beneficiar a este grupo de pacientes, por lo que ASCO designó un panel de expertos que consensuara las nuevas indicaciones. Entre ellos, el oncólogo español Ignacio Garrido, investigador del Instituto del Cáncer Huntsman de la Universidad de Utah, en Salt Lake City.

Nanopartículas

Este panel ha concluido que en la segunda línea de tratamiento debería ofrecerse terapia con nanopartículas de paclitaxel unido a albúmina en combinación con gemcitabina a un grupo seleccionado de pacientes: los tratados en primera línea con Folfirinox (leucovorin, fluorouracilo, irinotecan y oxaliplatino), con buena situación funcional, Eastern Cooperative Oncology Group (ECOG PS) de 0-1 y con un perfil favorable de comorbilidad.

A pacientes tratados en primera línea con gemcitabina más NAB-paclitaxel, buena situación funcional, ECOG PS de 0-1 y un perfil de comorbilidad favorable se les ofrecerá fluorouracilo más nanoliposomal irinotecan. Y si esta combinación no estuviera disponible, puede administrarse fluorouracilo más irinotecan o fluorouracilo más oxaliplatino.

A pacientes frágiles, ECOG PS 2, o con un perfil de comorbilidad que imposibilita otros regímenes se les administrará gemcitabina o fluorouracilo. En segunda línea se aconseja realizar de forma rutinaria un test para detectar inestabilidad de microsatélites (MSI). Esta alteración genética ocasiona un defecto en la reparación de mutaciones en el ADN y, como consecuencia, un aumento de mutaciones en la célula tumoral. Una alta carga mutacional puede ser predictiva de respuesta a pembrolizumab, un inhibidor del checkpoint PD-1, recientemente aprobado por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) en pacientes con tumores con inestabilidad de microsatélites con independencia del tipo histológico.

Primera autorización

Es el primer fármaco autorizado por la FDA para pacientes con una determinada aberración genética (inestabilidad de microsatélites) con independencia del tipo histológico de tumor -hay otro fármaco con indicación pantumor, pero que se dirige a mutaciones en NTRK, presentes en algunos cánceres de ovario y de mama, en sarcoma pediátrico o en hepatocarcinoma-. “El impacto de esta nueva indicación en el tratamiento del cáncer de páncreas es pequeño porque menos del 1 por ciento de los pacientes tienen inestabilidad de microsatélites, pero estos pacientes responden de forma extraordinaria a pembrolizumab, y por ello es obligado hacer el test de microsatélites”, ha explicado a DM Ignacio Garrido.

Los expertos han avalado el resto de criterios establecidos en 2016 para cáncer de páncreas metastásico en la guía.
junio 10/2018 (diariomedico.com)

Antonio Maceo, genio guerrero de profunda visión política – CMKW Radio Mambí
Pasajeros de Cubana de Aviación piden opciones para poder viajar