Todos contra Mali – 07/07/2018


Los pibes del U17 intentaron hacerse fuertes por todas las vías ante Serbia, pero los caminos en ataque permanecieron cerrados. Los dirigidos por Diego Lifschitz no se afirmaron y cayeron 74-54 ante los europeos. Este domingo, desde las 15.30 (sin streaming) enfrentarán a Mali por el 11º puesto del certamen. Agustín Cavallín fue el goleador del equipo con 14 tantos, seguido por los 12 de Ezequiel Paz.

Desde el arranque, los chicos sufrieron el rigor de los serbios: la solidez en defensa fue la principal clave de los de Slobodan Klipa, que permitieron solo siete puntos en el primer parcial (21-7). Aunque la Selección intentó mover bien el balón para conseguir tiros abiertos, sólo convirtió un tiro de campo en los primeros 8m26s.

Desde ahí, el mano a mano se hizo mucho más luchado, con los pibes jugando muy físico. Por ello, el marcador fue un fiel reflejo de lo defensivo y friccionado que se jugaron los siguientes 22 minutos. Pese a que se mostró mejor en la cancha, el equipo argentino fue víctima del bajo goleo (anotaron apenas 29 unidades) y llegó 17 puntos abajo a disputar el último parcial (53-36).

Pero más allá de las ganas, no fue la noche para los chicos: los tiros no entraron (terminaron con 48.3% en dobles, 37.5% en triples y 51.9% en libres) y eso los condenó a no poder dar vuelta la historia. Al no conseguir un juego fluido, Serbia aprovechó y llegó a estirar su ventaja a 23 tantos (63-40), sentenciando el resultado.

Pompeo pide a Corea del Norte que siga el camino de Vietnam
El régimen detiene al periodista de DIARIO DE CUBA Manuel Alejandro León Vázquez