Tras el manuscrito de José de San Martín


Golpe a la memoria. En años próximos a cumplirse el Bicentenario de la Independencia del Perú, la jefa institucional del Archivo General de la Nación (AGN), Luisa María Vetter, informó sobre el robo de la resolución firmada por José de San Martín con la cual declaró en libertad a una esclava que apoyó la independencia.

El documento es un manuscrito que data del 13 de octubre de 1821, firmado por el Libertador argentino. En el texto concede la libertad a la esclava Juana Mazo. La liberada había prestado servicio y apoyo a los soldados peruanos en la lucha por la independencia en el Hospital del Ejército.

PUEDES VER Desaparece manuscrito de Don José de San Martín del Archivo General de la Nación [FOTOS]

El documento lleva un escudo oficial con el lema “Renació el Sol del Perú”, y presenta como título de “El Protector de la Libertad de Perú”.

Según Luisa María Vetter, el manuscrito fue visto por última vez el 14 de setiembre en una visita guiada a los alumnos de un colegio de Lima. Dos meses después, el 14 de noviembre, en medio de la grabación de un reportaje del programa ‘Sucedió en el Perú’, el equipo de la institución se percató de la desaparición del citado documento. Durante la grabación del programa televisivo se iba a mostrar la resolución de José de San Martín, que pertenecía al Protocolo N° 671 del escribano Gáspar Salas, con el número de folio N° 556. Sin embargo, según la jefa del archivo, Luisa María Vetter, “al abrirlo, para presentar el documento, este ya no estaba; se veía que había sido arrancado”.

Por tal motivo, el 16 de noviembre, el hecho se denunció ante la División de Robos de la Policía Nacional, quien ya realizó el peritaje respectivo en el lugar, así como también la revisión de las cámaras de seguridad. También emitieron alertas a los instituciones competentes, entre ellos, Ministerio de Relaciones Exteriores, Fiscalía, con la finalidad de garantizar las acciones legales.

PUEDES VER

Investigación

Para señalar las medidas que determinarán la investigación, se convocó ayer a una conferencia de prensa, donde la jefa institucional afirmó que “tomamos muy en serio la seguridad para la construcción de nuestra memoria, que es de todos los peruanos”. También señaló “tomar todas las medidas necesarias para esclarecer este incidente”.

El espacio donde se encontraba el manuscrito cuenta con un resguardo de seguridad estricto. El acceso al requisitorio solo es posible bajo el control biométrico; además cada estantería tiene cámaras de seguridad, que comprende un total de 32. Solo un personal restringido puede ingresar, como el director del archivo histórico.

Ante la probabilidad de que el robo lo haya realizado un funcionario público, la titular dijo “prefiero no adelantarme a los hechos”. Según el procurador del Ministerio de Cultura, Henmer Alva, quien estuvo presente en la conferencia, “la persona que daña el patrimonio tiene la pena prevista entre 4 o 8 años privado de su libertad”. Sin embargo, si la responsabilidad recae en un miembro, estaríamos ante una “figura agravada”.

Actualmente la investigación ha sido derivada a la Fiscalía de la División de Delitos contra el Patrimonio Cultural de la Nación

El dato

El AGN tiene un litigio de desalojo, según la jefa institucional, Luisa María Vetter, este permanecerá por tiempo indefinido en el lugar que ocupa desde 1943.

    Emprendedores cubanos por una economía solidaria
    Frases que te marcan… o te embarcan