Un libro con multimedia recoge los nueve días de 'dolor' impuesto tras la muerte de Fidel Castro


Los nueve días de duelo decretado por el Gobierno por la muerte de Fidel Castro son recogidos en un libro y multimedia presentados recientemente en la Feria Internacional del Libro de La Habana, según publicó el diario oficial Granma.

Hasta Siempre Fidel se titula el que el ministro de Cultura, Abel Prieto, calificó como “un viaje de la amargura a la esperanza”.

El título fue editado por la Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, lanzado junto a una multimedia realizada por la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), institución que surgió por encargo del difunto dictador.

Según el órgano del Partido Comunista, el volumen está integrado por más de 500 fotografías de 41 autores, testimonios de 17 medios de prensa oficiales, así como poemas de 20 autores. La concepción del texto de inició el 28 de noviembre de 2016, apenas tres días después del deceso del gobernante.

La periodista Rosa Miriam Elizalde, con una estrecha relación con Castro, se encargó de seleccionar los textos del libro.

“Los textos tienen un lugar discreto, solo aparecen para aportar datos del contexto o subrayar una emoción (…) El personaje central de este libro es el pueblo de Cuba que le dice adiós al más amado de sus contemporáneos”, dijo Elizalde.

Para la cronista del “comandante”, la muerte de quien llegó a considerar casi como su padre, “sacudió telúricamente a nuestro país y a los revolucionarios del mundo”.

El libro comienza el 25 de noviembre de 2016 con la noticia de la muerte de Fidel Castro dada por su hermano y cierra con la ceremonia de homenaje en el cementerio de Santa Ifigenia, el 4 de diciembre.

Según Elizalde, “la edición y composición se realizó en un tiempo relativamente corto”, con un boceto que ya tenían a fines de diciembre de 2016.

Hasta siempre Fidel es muy entrañable para el equipo de trabajo por otra razón: revela el talento de nuestros periodistas, sin los cuales no habríamos podido armar este libro”, que —según consideró Elizalde— “hará llorar” y también “querer más a este país, a su pueblo y a Fidel”.

El título fue impreso en cuatricomía, con “alta factura de acabado”. Sobre la multimedia que lo acompaña, Rislaidy Pérez Ramos, subdirector de Comunicación Institucional de la UCI, dijo que la asumieron “como un compromiso de toda la comunidad universitaria y una forma de rendirle tributo póstumo” a Fidel Castro.

“En el desarrollo de la multimedia participó un colectivo de estudiantes y profesores, fueron poco más de diez personas que colaboraron en los diferentes roles. Intervinieron programadores, diseñadores, guionistas, musicalizadores, editores y animadores de vídeo aportando cada uno desde su experiencia”, declaró a Granma.

“Para el desarrollo de la multimedia se utilizó la tecnología Electron, que permite crear aplicaciones multiplataforma de escritorio a partir de los lenguajes de programación JavaScript, HTML y CSS”, añadió.

“La multimedia se enriquece con los elementos propios de este tipo de soporte, que no tiene el libro, y que poseen su propio lenguaje. Por ejemplo, la música, todo el recorrido por la navegación de la multimedia se puede hacer con una banda sonora de fondo que contribuye a reforzar los sentimientos que nos transmite el libro, y que son conmovedores. Los vídeos aportan nuevos contenidos también”, dijo Pérez Ramos.

Tras su muerte a los 90 años en La Habana, la presencia de Fidel Castro ha sido permanente en los medios estatales controlados por el Partido Comunista. Es frecuente el intento de demostrar la influencia del dictador en casi todos los ámbitos de la vida de los cubanos.

Recientemente el Gobierno creó una entidad para materializar proyectos que obsesionaron al dictador. El centro, institucionalizado bajo las siglas de ECTI Sierra Maestra, llevará adelante trabajos experimentales con plantas como la moringa y otras de “alto valor proteico”.

Resumen europeo: Wet Italy & Greece – Rain northern Spain, 13 feb – 05:43
Comisión Internacional anuncia lista negra de presuntos criminales del régimen cubano