Una Feria para la trova


Holguín es una provincia de trovadores, aunque no tuvo el aura fundadora de Santiago de Cuba o Santa Clara, donde los viejos patriarcas hicieron brotar sus canciones. Sí contó hasta hace poco con el “doble sentido” del último de los juglares, Faustino Oramas, El Guayabero, quien inspiró y sirvió de guía a más de una generación de trovadores cubanos, desde Pedro Luis Ferrer, Frank Delgado hasta Tony Ávila y otros mucho más jóvenes.

Nacida de la mano de Raúl Prieto en 2016, La Feria de los trovadores, auspiciada por la Dirección Provincial de Cultura, la AHS y la UNEAC, arribó a su segundo aniversario con una serie de presentaciones que reunieron a los principales exponentes del género en la provincia.

Más que un espacio anual, la Feria, celebrada esta vez del 28 al 30 de noviembre, es un “movimiento trovadoresco”, dicen sus organizadores, que se declara heredero y parte de la Trova Cubana. Involucra a trovadores de diferentes generaciones, miembros principalmente de la UNEAC y AHS, y tiene como objetivos, a mediano y largo plazo, el desarrollo sociocultural comunitario, la preservación de la identidad y del patrimonio musical cubanos, y la formación de valores éticos y estéticos en las nuevas generaciones.

El Callejón de los Milagros, perteneciente al Complejo Cultural Plaza de La Marqueta, sirve de anfitrión el último jueves de cada mes a los trovadores holguineros que mantienen viva la Feria con presentaciones habituales. En este segundo aniversario acogió la mayoría de los conciertos que se extendieron, además, a la Casa del Joven Creador de la AHS, la Casa de la Trova Faustino Oramas de ARTEX, y el Club Bariay de la EGREM.

La apertura, en el propio Callejón de los Milagros, estuvo a cargo de los jóvenes trovadores de la AHS, Raulito Prieto, Tony Fuentes, Lainier Verdecia y Manuel Leandro Sánchez en una especie de homenaje a los maestros. Demostraron que en Holguín las poéticas creadoras son disímiles y los estilos, varios, diversos. Ninguno de ellos se parece a otro, y sin embargo, todos están unidos por el espíritu creador y unificador de la trova.

Raulito Prieto, bajo en mano, estuvo acompañado de su grupo y su peculiar sonoridad en “Quiero amanecer contigo”, tema del que, nos dice, pronto veremos su videoclip. Mientras Lainier Verdecia, con “Qué rico”, hizo suya armonías más rocanroleras y desenfrenadas. Por su parte, el joven Tony Fuente, subió al escenario para regalarnos “Piezas de ajedrez”. Manuel Leandro Ibarra, con su peculiar estilo de asumir la trova como forma de vivir, entregó uno de los temas más hermosos de su repertorio, “Brisa del mar”.

La Feria realizó también un concierto de los fundadores de la AHS y el Movimiento de la Nueva Trova, protagonizado por Raúl Prieto y Fernando Cabreja, y dedicado a Silvio Rodríguez en su cumpleaños. Los maestros de la trova holguinera entregaron varios temas de su autoría. Raúl, anfitrión y constante impulsor de la Feria de los trovadores, acompañado de su grupo, nos regaló canciones con sabor a cotidianidad, bohemia, romance, rock and roll, vida… Cabreja, quien aseguró no haber visto antes “un movimiento de la canción de autor en Holguín tan fuerte y ayudando a crecer a nuevos miembros”, desgranó himnos para los amantes del género: “No te dejaré”, “Fuera de foco”, “Alta Marea”, “Muchacha en la ciudad”, “Turbonadas”, “Volviste a mí”.

Otro momento especial fue el concierto protagonizado por la cantautora Edelis Loyola en la Casa del Joven Creador. Temas de su repertorio, como “Con las manos” o “El piojo”, grabado este último por Liuba María Hevia, la han convertido en una de las principales exponentes de la cancionística infantil en Cuba. “Estoy muy asombrada de que sea la única mujer trovadora que está en la Feria. Me resulta muy interesante que me hayan tenido en cuenta y que a pesar de que no hago el mismo tipo de canción que hacen ellos, sí soy una mujer que defiende una misma estética detrás de la guitarra. Me siento feliz realmente y comprometida con este proyecto por lo que seguiremos haciendo humildemente lo que mejor sabemos hacer”, subraya la cantautora holguinera.

La Feria de los trovadores –por la que han pasado reconocidos exponentes del género, como Gerardo Alfonso, Raúl Torres, Eduardo Sosa y Pepe Ordás– pretende realizar varias acciones docentes, entre ellas talleres especializados, conferencias, clases magistrales y concursos que contribuyan a la formación integral de los trovadores holguineros, provocando a la vez un impacto positivo y renovador en el público al cual está dirigido.

Este segundo aniversario de la Feria de los Trovadores incluyó una gran descarga de la Casa de la Trova y finalizó con un concierto del cantautor Nolberto Leyva y su grupo en el Club Bariay de la EGREM. Allí, Fernando Cabreja, Raúl Prieto, Manuel Leandro Sánchez, Leinier Verdecia, Raulito Prieto y Tony Fuente regalaron sus canciones, para juntos seguir soñando con la trova como banda sonora inconfundible en nuestras vidas.

 

La-Feria-de-los-trovadores1

 

Art Basel transforma a Miami Beach en el centro artístico de América
Reflecting on repair: The 2019 Annual Meeting theme