Zara crea un 'dependiente robot' capaz de gestionar, a la vez, 700 pedidos online


Una vuelta de tuerca a la entrega de pedidos online. Inditex ha puesto en marcha en una de sus tiendas de La Coruña un nuevo sistema robotizado que permite almacenar hasta 700 paquetes de manera simultánea. Su entrega: a través de una pantalla táctil, un robot y un casillero dinámico, sin que medie la presencia de dependientes.

Se trata de una prueba piloto en la tienda de Zara del centro comercial coruñés Marineda City, donde la compañía de Arteixo prueba casi todas sus innovaciones comerciales. Si este Punto de Entrega Online funciona, lo ampliará a otras tiendas de la red. El objetivo es agilizar la recogida de las compras online, en las que, en lugar del envío al domicilio, se elige la recogida en tienda.

Con este sistema de compra, quienes elijan la entrega en esa tienda coruñesa recibirán en el correo electrónico, con la factura de su compra, un código QR y uno número PIN. Una vez insertado uno de ellos en la pantalla de la tienda, el robot localiza el pedido, que se traslada a la puerta de recogida en unos segundos, según explican desde el grupo fundado por Amancio Ortega.


El nuevo punto de entrega online se ha instalado en la tienda de Marineda tras la renovación de la tienda de Zara, llevada a cabo a lo largo del verano. No es una instalación pequeña. La estructura del almacén ocupa ocho metros de largo, cuatro de alto y 2,5 metros de fondo. En su interior, casilleros dinámicos que cambian de tamaño en función de las dimensiones del paquete. En total, puede almacenar hasta 700 pedidos de forma simultánea.

Te interesa leer: Inditex acelera su apuesta ‘eco’: extiende ‘Join Life’ a Bershka, Pull & Bear y Oysho

El grupo de distribución no desvela cuál ha sido el coste de este proyecto, ni cuándo tiene previsto llevarlo a otras tiendas, más allá del proyecto piloto. Sí indica que ha sido desarrollado en la casa, dentro del Centro Tecnológico de Inditex en Arteixo, y que forma parte de su estrategia de integración de tiendas físicas y online. Otro de estos proyectos, la instalación de pantallas multimedia dentro de los probadores, que comenzó a probar hace casi dos años San Sebastián. Estas pantallas, después de que los dependientes escaneen los códigos de barra al entrar en los probadores, permiten pedir otras tallas, modelos o solicitar más prendas.

Entrega en el día

El proyecto piloto de entrega automática llega sólo unas semanas después de que el grupo dueño de Massimo Dutti, Pull & Bear y Bershka pusiera en marcha la entrega, en Madrid, de los pedidos online de Zara en un sólo día. La competencia de rivales como Amazon, lleva a acelerar plazos. El Corte Inglés, por ejemplo, entrega las compras digitales en dos horas. En este caso, Zara, en Madrid, entrega el mismo día las compras realizadas antes de las 14.00 horas por 5,95 euros adicionales.

Inditex nunca desvela cuánto ingresa a través de su negocio online. Lo realiza a través de dos sociedades: ITX Fashion Limited, que gestiona sus negocios digitales en Estados Unidos, Canadá y Japón y que tiene su sede social en Irlanda; y Fashion Retail, que tiene la sede en España y gestiona el resto del mundo. Esta última ingresó 840 millones de euros durante el ejercicio 2015, el último año con datos publicados en el Registro Mercantil. Esa estructura va a cambiar porque, cada país va a gestionar su negocio online, según desveló el presidente de Inditex, Pablo Isla, en la última presentación anual de resultados. En online, el objetivo del ‘retail’ es ser más ágil que el rival.

El 62 % de la Florida sigue sin electricidad tras el huracán Irma
Salustiano, emociones a golpe de hiperrealismo y perfección